lunes, 12 de octubre de 2009

Burros y Ministros


Cabalga junto a Chávez el Ministro Jaua, permanente encapuchado, tira piedras, quema carros y camiones en la UCV



“La única propiedad cierta es la de los títulos de la corona española y las tierras que repartió Bolívar a sus oficiales y soldados… el resto han sido apropiaciones indebidas”

En otras palabras quien esto aduce, nos anuncia que cualquier propiedad que no cumpla con esos requisitos es ilegal. Este tipo de discurso estaría bien en boca de ultra radicales al estilo Lina Ron, pero viene del ministro de agricultura y tierras, Elías Jaua que también ha dicho que el es un Sociólogo y se declaro ignorante en la materia pero aceptó como un puesto político.

O sea, la agricultura, la ganadería y la agroindustria están en manos de un marxista que no cree en la iniciativa y mucho menos en la propiedad privada. Ahora entienden porque la producción de alimentos se derrumba y menos mal que tenemos petróleo para importar el 70% de nuestras dieta diaria a pesar que el INTI se llena la boca con millones de hectáreas “recuperadas”.

Cónsone con su calificación de comunista come candela, Jaua fue permanente encapuchado, tira piedras, quema carros y camiones en la UCV. Cuando Chávez lo nombra embajador en Argentina, el gran hermano Néstor, a pesar de todo el billete de por medio, se niega a recibirlo por la reputación tan tenebrosa que lo precedía.

Pero el comandante presidente no queriendo perder tan prodigioso talento, termina nombrándolo ZAR de la comida y este ni corto ni perezoso emprende raudo la política de tierra arrasada digna de Gengis Khan.

Siendo un chico inteligente y vislumbrando la hecatombe, decide la formación de la milicia campesina para profundizar la revolución en el campo. Chávez debe estar muy orgulloso de su aventajado pupilo y me imagino que pronto le conferirá algún titulo cívico-militar como “centauro” o “vengador”. Será!!


Por Sammy Eppel

El Nuevo Herald