lunes, 19 de octubre de 2009

ENTREVISTA DESDE LA CARCEL. Raúl Baduel: "La penetración cubana es cada vez más fuerte en el estado venezolano''


En esta foto de diciembre del 2007, el entonces ministro de Defensa de Venezuela, general Raúl Baduel, en una entrevista desde su oficina en Caracas



Raúl Baduel, uno de los cuatro generales en jefe que ha tenido Venezuela, discípulo riguroso del taoísmo y fundador, junto al presidente Hugo Chávez, del movimiento militar de inspiración bolivariana, es al mismo tiempo uno de los líderes castrenses más temidos por el chavismo y uno de sus más conspicuos detractores.

Baduel, de 54 años, se encuentra detenido en una prisión militar desde abril y ha expresado sin ambages la "urgente'' necesidad de "salir rápido'' del gobierno de Chávez, aunque niega que sea a través del golpismo.

En una entrevista exclusiva con El Nuevo Herald, el general revela sus críticas y preocupaciones más recurrentes. Según él, Chávez quiere ser un presidente vitalicio y teme terminar como el ex presidente panameño Manuel Noriega. También asegura que el chance de un golpe militar en Venezuela es "escaso'', que la presencia militar cubana e iraní es cada vez mayor y que hay una "cada vez más evidente'' relación entre altos oficiales venezolanos y la narcoguerrilla colombiana.

Uno los pocos hombres que mejor conoce a Chávez, Baduel integró el reducido grupo que en diciembre de 1982 pronunció el famoso juramento del Samán de Güere, un acto iniciático que en la hagiografía chavista equivale al asalto al Cuartel Moncada dirigido por Fidel Castro en 1953, acontecimiento que dio inicio al proceso revolucionario cubano.

De enorme prestigio entre oficiales dentro y fuera de los cuarteles, Baduel fue una figura polémica desde el principio. Logró sobrevivir las purgas que sacudieron el estamento militar luego del golpe de febrero de 1992, liderado por Chávez, y presidió una "célula durmiente'' de militares vinculados a la conspiración, sin que se interrumpiera su ascenso por la jerarquía militar durante casi dos décadas.

Cuando Chávez llegó al poder, en febrero de 1999, Baduel prefirió continuar como comandante de unidades militares, encabezando la Guarnición de Maracay, en el centro del país. Desde allí jugó un papel clave para el retorno de Chávez a la Presidencia tras el breve alzamiento militar del 12 de abril del 2002.

En el 2004 pasó al cargo de comandante general del Ejército, hasta que fue ascendido a general en jefe en el 2006. Poco después fue designado ministro de Defensa, cargo en el que permaneció hasta mediados del 2007, cuando se acogió al retiro.

La siguiente etapa ha sido la más dura para Baduel, principalmente después de que en noviembre del 2007 explicó a quien quiso oírlo su oposición a la reforma constitucional, y acusó abiertamente a Chávez y a la Asamblea Nacional de "quitarle el poder al pueblo''.

Baduel jugó un papel clave para aglutinar la presión militar que obligó a Chávez a reconocer amargamente la derrota del referendo para la reforma constitucional, en diciembre del 2007, una jugada que mostró su prestigio y liderazgo a pesar de su condición de retirado.

Tras sus polémicas declaraciones, comenzó a advertir públicamente que temía por su vida. Los hechos pronto comenzaron a mostrar que los temores no eran infundados. Fue objeto de varios atentados, incluyendo una ocasión en que su automóvil resultó abaleado en plena autopista hacia la capital venezolana.

Paralelamente, Baduel fue acusado de enriquecimiento ilícito y un tribunal militar abrió un juicio en su contra por presuntos actos de corrupción durante su gestión en el Ministerio de Defensa.

El 2 de abril del 2009, finalmente, Baduel fue abordado por un grupo de oficiales de inteligencia militar y llevado a la prisión de Ramo Verde, donde ha permanecido hasta la actualidad, reclamando su derecho de ser juzgado en libertad y denunciando que es víctima de la persecución política por sus posiciones disidentes.

Desde allí aceptó responder por escrito un cuestionario enviado por El Nuevo Herald sobre los problemas más acuciantes de Venezuela.

¿Coincide con sectores que opinan que Venezuela se dirige hacia una "tormenta perfecta''?

En Venezuela padecemos de un "Estado'' que cual monstruo de Frankenstein se ha vuelto contra sus creadores, un mal que no tenemos por qué padecer, ya que se ha construido al margen de la voluntad y los deseos expresos de la sociedad venezolana (recogidos en nuestra Carta Magna y ratificados el 2 de diciembre del 2007) con el único y personalísimo fin de perpetuar a un hombre en el poder a costa de la destrucción de toda una nación.

¿Por qué cree que Chávez ha apretado el acelerador durante los últimos meses?

En principio él sabe que la "chequera petrolera'' que ha utilizado en su propósito de ser "presidente vitalicio''se le agota, en virtud de haberla dilapidado en compras inútiles de armas y otros artilugios, y en la dispendiosa regaladera en el exterior para comprar y acumular apoyos. Además, el Presidente y sus secuaces saben muy bien que su base de apoyo popular se ha erosionado significativamente.

¿Cuál es el impacto de la reciente reforma a la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional, por la cual se crea la Milicia Bolivariana con la aparente intención de sustituir a las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN)?

Sencillamente, la destrucción definitiva de la institucionalidad del estamento militar venezolano, ya que ello es un obstáculo a los propósitos del presidente Chávez. Sobre los escombros de las FAN se pretende imponer una organización castrense inspirada en una ideología extremista y extraña a los principios de nuestra Constitución. Eso constituye un golpe de Estado. Por eso insto de nuevo a la Fuerza Armada a que no mancille el honor de nuestra institución haciéndose cómplice de individualidades o de parcialidades políticas. Nuestra obediencia debida y legítima es a la Constitución y a las leyes.

¿Cómo explica la desproporcionada reacción que ha mostrado Chávez frente al acuerdo que permitirá la presencia de militares norteamericanos en bases colombianas? ¿Por qué teme este acuerdo?

El propio Presidente ha revelado su temor, al comparar este acuerdo con la situación de [el general Manuel] Noriega en Panamá, y él teme en extremo que le suceda algo similar.

¿Coincide con la afirmación de que Venezuela está siendo rodeada militarmente por Estados Unidos?

Ese argumento es utilizado por el Presidente para procurar, concitar y aglutinar apoyo a través de un falso nacionalismo.

¿Cuál es la posibilidad de que se produzca un golpe militar en Venezuela?

Aprecio que las posibilidades de un golpe militar son escasas; además sería caer en el juego perverso de Chávez, quien justificaría así la purga definitiva de las FAN y del país en general.

¿Hasta qué punto hay malestar profundo en las FAN? ¿Cree que este malestar militar podría producir cambios en el país?

Considero que no debemos caer en el juego perverso de Chávez y potenciar una salida de fuerza, que como señalé anteriormente sería la excusa perfecta para Chávez, y así terminar de destruir a las FAN.

Como "experimentado conspirador'', ¿cree usted que hay una conspiración actualmente en Venezuela?

Es necesario que ante la calificación que se me atribuye como "experimentado conspirador'' haga la precisión de que sí y sólo sí esta cualidad se amplia a la de ‘‘experimentado conspirador por la democracia'', acepto tal epíteto, y de ésta manera honrar el compromiso de ver instituida en nuestro país una democracia sólida con alto contenido social, con especial atención a los preteridos de siempre, los pobres y excluidos. Insisto en que quienes propician una salida de fuerza hacen un flaco servicio a la democracia y se prestan al juego perverso de Chávez.

En su criterio, ¿existe verdaderamente una vinculación entre altos oficiales militares venezolanos y el narcotráfico, como ha advertido Washington?

Se ha hecho evidente la vinculación de oficiales de las FAN con las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia], y es bien sabido que este grupo irregular maneja importantes cantidades [de dinero] en el nefasto comercio de las drogas ilícitas.

¿Cree que Chávez es un rehén de la narcoguerrilla?

El presidente Chávez ha manifestado pública y notoriamente sus estrechos vínculos con la guerrilla colombiana, especialmente con las FARC.

¿Cuál es, en su opinión, el grado de penetración y control que tienen los cubanos dentro del estamento militar venezolano?

La penetración cubana es cada vez más fuerte en los diversos estamentos del aparato del Estado venezolano, en los cuales se incluye a las FAN.

¿Cree que hay una presencia significativa de iraníes en Venezuela?

Con la fachada de diversos convenios de cooperación se incrementa cada vez más la presencia iraní en nuestro país.

¿Cree usted que existe un riesgo real de que se produzca un enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia?

Este enfrentamiento bélico con la República de Colombia es un ardid utilizado por el Presidente para procurar apoyo interno, echando mano al expediente de un falso nacionalismo.

¿Cuál es el nivel de solidez política que tiene Chávez en este momento?

El nivel de solidez política de Chávez está estrechamente vinculado a la solidez de la chequera petrolera.

¿Cuál es el punto más vulnerable de Chávez en la actualidad?

Dejemos que sea el propio Chávez quien tenga el trabajo de precisar sus vulnerabilidades y ocupémonos de conocerlas y aprovecharlas para rescatar la democracia.

¿Qué opina de quienes afirman que la salida en Venezuela no va a ser ni pacífica ni electoral?

Respeto el derecho inalienable que asiste a las personas de emitir sus opiniones, pero no comparto esa tesis.

Usted promueve una nueva constituyente como salida. ¿Cómo cree que se pueda convocarla efectivamente si el gobierno chavista controla la instancia electoral?

Los ciudadanos somos dueños de la soberanía y del poder constituyente originario, y en nuestro país somos mayoría los que creemos en la democracia y por lo tanto nos negamos a volver al pasado y a continuar con el proyecto personalista de Chávez de perpetuación en el poder.

Nuestra Carta Magna [. . .] consagra este indeclinable derecho y en mi opinión la materialización de la desobediencia cívica, pacífica y democrática está particularmente recogido en el artículo 350, que reza lo siguiente: "El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos''.

En atención a lo anterior, lo que demanda nuestra nación es que esta mayoría democrática de todos los sectores de la sociedad venezolana nos movilicemos en nuestra propia defensa; vale decir, en defensa de los intereses supremos de Venezuela.

Es un hecho fáctico que los poderes están subyugados a la voluntad del Presidente, pero tenemos ejemplos, como el del 2 de diciembre del 2007 (elección sobre la mal llamada y derrotada reforma) donde conjugamos los esfuerzos y dimos al traste con esta pretensión artera de Hugo Chávez.

¿Se siente optimista frente al futuro del país?

Hay razones para tener un racional optimismo y no desmayar en el afán de rescatar la democracia.

¿Ve a Chávez gobernando hasta el 2021?

La declinación del "rentismo petrolero'' le quitará el soporte a su ambición personal de ser presidente vitalicio de una Venezuela destruida.


El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/213/story/568409.html