miércoles, 21 de octubre de 2009

EEUU: investigan a físico argentino por supuesto espionaje nuclear a favor del gobierno de Chávez


"Los secretos de la bomba de hidrógeno y la fusión láser pueden ser similares, y la investigación federal parece centrarse en saber si Mascheroni rompió leyes federales al discutir su láser propuesto con un hombre que se llamó a sí mismo representante del gobierno venezolano", revela The New York Times.

El diario The New York Times informa que agentes federales incautaron seis computadoras, dos cámaras, dos celulares y cientos de archivos de un físico argentino residente en Los Álamos, quien por décadas ha criticado la agenda nuclear norteamericana por considerarla equivocada.

Según el periódico norteamericano, el físico Leonardo Mascheroni, de nacionalidad argentina y naturalizado ciudadano norteamericano, expresó que se le dijo que la confiscación forma parte de una investigación policial sobre un posible caso de espionaje nuclear. Mascheroni se declaró inocente al respecto.

"Si yo fuera un espía, me hubiera ido del país hace rato", dijo Mascheroni en una entrevista telefónica.

Darrin E. Jones, un vocero del FBI en Alburquerque, dijo que el procedimiento -realizado el lunes pasado- es parte de una investigación federal en curso y que no podía dar más detalles.

El diario neoyorquino informa que Mascheroni fue despedido del Laboratorio Nacional de Los Álamos en 1988 y "desde entonces ha apoyado un innovador tipo de fusión láser, que busca aprovechar la energía que propulsa el sol, las estrellas y las bombas de hidrógeno".

"En los últimos años, ha ido repetidamente al Congreso norteamericano para cuestionar el manejo de los laboratorios y arsenal nucleares de Estados Unidos, alegando la necesidad de su láser para asegurar la fiabilidad del arma. En teoría, el láser de Mascheroni podría testear la fiabilidad de las armas, eliminando la necesidad de llevar a cabo explosiones subterráneas", agrega el artículo.

"Los secretos de la bomba de hidrógeno y la fusión láser pueden ser similares, y la investigación federal parece centrarse en saber si Mascheroni rompió leyes federales al discutir su láser propuesto con un hombre que se llamó a sí mismo representante del gobierno venezolano", revela The New York Times.

"Venezuela ha comenzado a realizar exploraciones de uranio, pero Hugo Chávez ha negado cualquier interés respecto al desarrollo de armas nucleares," agrega el periódico.

Según The New York Times, el físico de origen argentino dijo en una entrevista que él trataba de lograr el interés extranjero en su láser luego de que el Congreso norteamericano rechazara su petición de audiencia pública en el año 2007. Mascheroni agregó que el había escrito a diferentes instituciones inglesas, francesas y venezolanas, debido a su riqueza petrolera.

"Mascheroni comentó que el año pasado, un hombre que decía ser representante venezolano acordó pagarle u$s 800.000 por un estudio sobre el láser. Agregó que entregó el estudio desclasificado pero nunca recibió ningún dinero a cambio. Luego manifestó que nunca intento construir el láser en Venezuela, sino usar el interés de ese país para presionar al Congreso norteamericano y a la burocracia federal para que tomen seriamente sus ideas," revela el artículo.

Mascheroni dijo que los agentes del FBI le dijeron que este organismo atrapó al hombre hace dos semanas y encontró el estudio sobre el láser, originando la amplia confiscación de sus papeles y pertenencias. "Se llevaron 30 años de trabajo. Es horrible", dijo Mascheroni.

Según el artículo, el físico dijo que alrededor de 20 agentes arrasaron su casa de Los Álamos desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche del lunes, removiendo cerca de 50 cajas de archivos y papeles. El informe agrega que Mascheroni vive con su esposa Marjorie, quien trabajaba como escritora en el laboratorio de armas hasta que fue puesta en licencia administrativa ese mismo día.

"Se llevaron su insignia de identificación, así que no puede volver a su trabajo," expresó el físico argentino.

De acuerdo al relato de Mascheroni comentado por The New York Times, las autoridades federales lo han investigado por violaciones a la seguridad en dos oportunidades, de las cuales ha sido exculpado de todos los cargos.

El físico argentino finalmente agregó que consideraba que esos episodios negativos eran un acoso por sus opiniones francas y directas.


The New York Times