viernes, 30 de octubre de 2009

No es Halloween, es Chávez


Un Chávez que asiente sin rubor cuando es evocado por parte de sus fieles adeptos al mejor estilo de un aquelarre


Hace unos años el “Padre Nuestro” cristiano fue profanado en el libro “Chávez nuestro”.

Chávez nuestro que estás en la cárcel,
santificado sea tu golpe,
venga (vengar) a nosotros, tu pueblo,
hágase tu voluntad, la de Venezuela, la de tu ejército…

Ahora, el pasado miércoles 28 de octubre 2009, durante un evento de Hugo Chávez con sus seguidores, es el Credo, la oración objeto de una versión chavista.

…Creo en Hugo Chávez su único hijo
Que fue concebido por obra y gracia
Del pueblo venezolano
Nació en Sabaneta de Barinas
Padeció bajo el poder de Poncio…

La concurrencia es conminada al uso del rezo, y mientras, se aprecia a un Chávez que asiente sin rubor cuando es evocado por parte de sus fieles adeptos al mejor estilo de un aquelarre, lo cual es para dejar perplejo a cualquiera. Preciso ver el video, la mejor manera para mostrar lo que ahí ocurrió.

Por este enlace al pulsar:
http://www.youtube.com/watch?v=R3xqD9fLCNg

Al día siguiente, nuestro país es protagonista de las maldiciones de Hugo Chávez a los Estados Unidos, en nada menos que en un acto en Miraflores, el palacio de gobierno, cuando 10 embajadores le presentaban credenciales.

El motivo, las declaraciones del senador republicano Connie Mack, quien ha solicitado al gobierno de Barack Obama, presidente de Estados Unidos, incluir a “Venezuela en la lista de países patrocinadores de terrorismo”.

Hugo Chávez ha respondido en estos términos: “Maldito imperio, mil veces maldito, algún día terminarás y te hundirás. Te maldigo mil veces imperio yanqui, no me importa nada los planes que tengan conmigo”.

Por este enlace al pulsar:
http://www.youtube.com/watch?v=nT_p91bcA40

Como ven, es parte de la rutina en la Venezuela actual el andar de vergüenza en vergüenza en una especie de “trick or treat”, y cualquier parecido a un Halloween o Noche de Brujas, es pura casualidad.

Por Martha Colmenares
Diario de América