jueves, 26 de noviembre de 2009

Detienen a militar peruano por presunto espionaje para Chile


El suboficial de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) Justo Rufino Ríos Aguilar fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Lima, acusado de tener vínculos con una red de espionaje supuestamente financiada desde Chile, informaron fuentes aeroportuarias.

Ríos Aguilar, un técnico inspector de la FAP adscrito a la especialidad de Inteligencia, llegó la tarde del jueves a Lima en un vuelo de la aerolínea Taca procedente de Costa Rica.

El suboficial al parecer se encontraba de vacaciones en Estados Unidos cuando hace una semana y media se hizo público que el también suboficial Víctor Ariza Mendoza presuntamente vendió secretos militares a Chile en los últimos cuatro años.

El juez penal de turno de Lima, Luis Garzón Castillo, ordenó la detención de Ariza y de Ríos Aguilar, a quien le abrió proceso como presunto cómplice en la comisión de delitos contra la seguridad nacional y traición a la patria.

Según medios locales, Ríos Aguilar tiene más de 25 años de servicios en la FAP y últimamente trabajó en el Comando de Operaciones (Comope) de la FAP.

Los investigadores encontraron en el computador de Ariza un documento sobre el Plan de Entrenamiento de las fuerzas especiales de la FAP, supuestamente enviado desde una dirección de correo electrónico de Ríos Aguilar.

Diversas fuentes en el aeropuerto de Lima señalaron que el suboficial permanece en la oficina de requisitorias de la terminal aérea, de donde será trasladado a la oficina principal de ese organismo, que luego lo pondrá a disposición del juez del caso.

La denuncia de la red de espionaje, en la que también se ha implicado a dos presuntos militares chilenos, ha tensado las relaciones entre Perú y Chile, países que mantiene un litigio por límites marítimos en la Corte de Justicia de La Haya.

El presidente de Perú, Alan García, informó que el embajador de su país en Santiago, Carlos Pareja, que fue llamado a consultas luego de que se conociera la red espionaje, permanecerá en Lima.

Aunque las autoridades chilenas han negado estar implicadas en el espionaje, el martes último ofrecieron estudiar la denuncia.

García también reiteró su confianza en que las investigaciones demostrarán que su Gobierno "no ha mentido, ni manipulado, ni creado un fantasma'', como opinaron algunos políticos chilenos.


El Nuevo Herald