martes, 17 de noviembre de 2009

Venezuela y Ecuador entre más corruptos


Haití, Venezuela, Paraguay y Ecuador son los países más corruptos de Latinoamérica, según un estudio internacional difundido el martes que también destaca por su corrupción a Afganistán e Irak, naciones que reciben millones de dólares al año en ayuda internacional.

Nicaragua, Honduras y Argentina también obtuvieron una mala puntuación en la lista de niveles de corrupción por país, llamada Indice de Percepción de la Corrupción, que presenta cada año la organización Transparencia Internacional.

Evaluando del 1 al 10 --con 1 como el mayor nivel de corrupción-- 21 países latinoamericanos obtuvieron una puntuación inferior al cinco, lo que "demuestra un serio problema de corrupción'', señaló un comunicado informando sobre el índice. Nueve países no lograron superar la marca de tres puntos.

"La puntuación baja de la mayoría de países latinoamericanos refleja el hecho de que las instituciones débiles, las prácticas de gobernabilidad deficientes y la excesiva injerencia de los intereses privados continúan frustrando iniciativas tendientes a promover un desarrollo equitativo y sostenible'', señaló el reporte.

Haití obtuvo una puntuación de 1.8 sobre 10, mientras que Venezuela de 1.9 y Paraguay de 2.1.

La puntuación de Colombia es de 3.7, la de México de 3.3 y la de Brasil de 3.7. El reporte señaló que estos países se ubican entre las principales economías de la región y pese a que deberían convertirse en ejemplos de lucha contra la corrupción, "se han visto sacudidos por escándalos sobre impunidad, pagos irregulares, corrupción política y captura del Estado''.

Argentina obtuvo una puntuación de 2.9.

Por otro lado, Chile (6.7), Uruguay (6.7), Puerto Rico (5.8) y Costa Rica (5.3) son los países de la región que presentan los niveles de corrupción más bajos.

A nivel internacional, Somalia se mantuvo como el país más corrupto del mundo, seguido de Afganistán, Mianmar, Sudán e Irak, señaló el índice.

Singapur, Dinamarca y Nueva Zelanda son los países más principistas del mundo, indica la lista.

El índice analiza los niveles de corrupción en el sector público de 180 países y se basa en encuestas y estudios de empresas y expertos.

"Una corrupción generalizada requiere un fuerte control de los Parlamentos, un sistema judicial efectivo, agencias anticorrupción, una vigorosa imposición de la ley (...) al igual que espacio para medios de comunicación independientes y una sociedad activa'', dijo Huguette Labelle, presidenta de Transparencia Internacional, en un comunicado.

Estados Unidos, que se encuentra en el puesto número 19 de la lista respecto al número 18 del año pasado, con una puntuación de 7.5, permaneció estable a pesar de la preocupación generalizada por su falta de control del sistema financiero.

Transparencia Internacional, con sede en Berlín, atribuyó a los países menos corruptos "una estabilidad política, normativas fuertemente establecidas sobre conflictos de interés e instituciones públicas sólidas y efectivas''.


El Nuevo Herald