viernes, 5 de diciembre de 2008

"El Presidente puede plantear enmiendas hasta lograr su meta"


La propuesta presidencial de modificar el artículo 230 de la Constitución para establecer la reelección indefinida del jefe del Estado, no sólo pondría en entredicho el principio del gobierno alternativo, sino que también abriría las puertas para una "situación absurda" en la que tanto el oficialismo como la oposición podrían presentar enmiendas de manera ilimitada.

La advertencia la formuló el profesor Andrés Stambouli, director de Posgrado de Estudios Jurídicos y Políticos de la Universidad Metropolitana, quien advirtió que la Carta Magna de 1999 no delimitada claramente el proceso relacionado con las enmiendas.

"Mientras en el caso de la reforma la Constitución prescribe que una iniciativa que no haya sido aprobada no puede presentarse de nuevo en un mismo período constitucional (artículo 345), en el caso de la enmienda no se señala nada de esto (...) Si el Presidente pierde la enmienda podría presentarse el absurdo constitucional de que él vuelva a presentarla a los tres meses o que lo haga la Asamblea Nacional o el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a través de la iniciativa popular, porque en la Constitución hay un vacío en ese sentido", alertó el catedrático.

Acto seguido el experto agregó que la oposición también podría verse tentada, en el supuesto de que la propuesta de cambio sea aprobada, recurra al mismo mecanismo para dejarla sin efecto.

"Yo no descarto que si la enmienda es aprobada dentro de un año la oposición presente otra solicitud que diga lo contrario (prohíba la reelección presidencial indefinida) o reduzca el actual período de gobierno (...) No está vedado constitucionalmente que se anule una enmienda con otra", señaló Stambouli.

Precisó que una manera de evitar esto sería que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia realizara una interpretación y que aplicará, por analogía, las mismas reglas de la reforma a la enmienda. No obstante, calificó esto de "muy poco probable".

Riesgo de tiranía El catedrático no dudó al momento de aseverar que el permitirle al jefe de Estado optar por su cargo las veces que desee abriría las puertas a la instalación de una dictadura electoral.

"Es lógico pensar que si se permite la reelección presidencial indefinida, un mismo presidente puede ser reelegido indefinidamente", indicó, al tiempo que agregó que esto supondría una clara violación al artículo 6 del texto fundamental, el cual establece que el Gobierno de Venezuela es "alternativo".

Stambouli no se mostró sorprendido por la decisión del primer mandatario de solicitarle al Parlamento que asuma su propuesta, en lugar de recoger las firmas, como en un principio había anunciado.

"El Presidente ya había dicho que no quiere debates, que quiere que inmediatamente se someta a consideración del soberano la propuesta de enmienda y la manera más expedita es la Asamblea Nacional. Él no quiere debate", dijo.

Asimismo aseveró que la iniciativa pone de manifiesto que "el objetivo único de la retención del poder está llevando al jefe de Estado a saltarse a la torera todos los principios de nuestra historia republicana y los valores democráticos".

Ahora o nunca Para Stambouli son dos las razones que impulsan al primer mandatario a plantear con tanta urgencia este asunto: Los resultados de las recientes elecciones regionales y municipales del 23 de noviembre y la inminente crisis económica que afectará al país, como consecuencia de la estrepitosa caída de los precios del petróleo.

"El Presidente se está montando en la ola de la diferencia de 500 mil votos entre las opciones del PSUV y las de la oposición y está previendo que esa brecha puede cerrarse más en el tiempo, sobre todo por la ineficacia en el ejercicio gubernamental. Otra razón es si la situación se pone muy maluca entre 2011 o 2012 debido a la situación económica mundial", precisó.

Juan Francisco Alonso
EL UNIVERSAL

http://www.eluniversal.com/2008/12/05/pol_art_el-presidente-puede_1176794.shtml

2 comentarios:

Lucas José Blanco Acosta dijo...

EL INEXISTENTE PUEBLO VENEZOLANO QUE ÚLTIMAMENTE HA ESTADO VOTANDO POR CHÁVEZ

Los oficialistas multiplican sus votos en todas las elecciones a través de cedulas falsas suscritas en los cuadernos electorales y comparecidas por la maquinaria chavista y extranjeros desconocidos. Para eso alargaron ilegalmente 7 horas el horario después del cierre de las mesas electorales el 23 de noviembre de 2008; cedulas de identidades falsas pero bien asentadas en los cuadernos electorales del Consejo Nacional Electoral (CNE); ese es el inexistente pueblo venezolano que desde el 2004 ha votado por Chávez y ha desmoralizado y desconcertado a la población real.

Ahora es necesario OBLIGAR UNA AUDITORÍA EN LA DIRECCIÓN DE IDENTIFICACIÓN Y EXTRANJERÍA (DIEX) y PUBLICAR EL REGISTRO ELECTORAL PERMANENTE (REP), DONDE EN AMBOS, DEBE HABER TRES O CUATRO MILLONES DE VENEZOLANOS y ELECTORES INEXISTENTES O VIRTUALES, para así demostrar el prontuario de este CNE y la salida inmediata del gobierno usurpador.

En todas las elecciones pueden haber muchos testigos de mesas y consignaciones de actas electorales por parte de opositores sinceros como propician la mayoría de sus ingenuos o falsos dirigentes, PERO TALES ACTAS Y TESTIGOS NO SIRVEN DE NADA; cuando los repetidores de votos del PESUV llegan a votar delante de estos, con sus cedulas falsas ya registradas en los cuadernos electorales y con su dedo meñique limpio y sin rasgos de tinta, previamente lavado con cloro, acetona y jabón en los buses que los trasladan; así es que aumentan vertiginosa y auditoramente las falsas cantidades oficialistas.

Lea la última edición de ¿CÓMO LLEVARON A CABO EL FRAUDE DEL 23 DE NOVIEMBRE DE 2008? En: http://www.cronicabiblica.com/enlace Artículos.

Lucas José Blanco Acosta

Lucas José Blanco Acosta dijo...

POR UNA VENEZUELA REAL VAMOS TODOS A VOTAR

De otro modo, hay que ir siempre a votar y combatir la abstención; esta se quiere inducir a la población real con la frustración y despropósito de nuestras supuestas derrotas; fenómeno muy necesario para ellos en las inmediatas elecciones fraudulentas. La abstención para ellos es muy obligatoria para no tener que aumentar más la ya abultada e incongruente cifra del registro electoral venezolano y exponer más la peligrosa evidencia de su delito. Esta solución de ir a votar a pesar del todo esto y aunque parezca incongruente ante el fraude, es la más práctica; porque si la mayor parte de la Venezuela real sale a votar, ellos relativamente sumando sus pocos votos reales con los virtuales o falsos, aún así, no podrán sobrepasar a la Venezuela real. Así que POR UNA VENEZUELA REAL VAMOS TODOS A VOTAR, en esta enmienda constitucional y en el posible referéndum revocatorio presidencial de enero de 2010.

Lea la última edición de ¿CÓMO LLEVARON A CABO EL FRAUDE DEL 23 DE NOVIEMBRE DE 2008? En: http://www.cronicabiblica.com/ enlace Artículos.

Lucas José Blanco Acosta