viernes, 19 de diciembre de 2008

En picada reserva de divisas de Chávez


Las reservas internacionales de Venezuela perdieron $503 millones al cierre de esta semana para ubicarse en $37,799 millones, su tercera caída en forma consecutiva, en momentos en que el precio de la cesta de petróleo venezolano registró su precio más bajo en casi cinco años.

Las reservas llegaron a su nivel más bajo desde septiembre y podrían continuar en declive si los precios del crudo siguen deslizándose en el deprimido mercado energético internacional.

Aunque las reservas están cerca de su punto más alto en 10 años y casi se han triplicado desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999, podrían reducirse dramáticamente si el gobierno decide utilizarlas en parte para financiar el considerable déficit fiscal que el presupuesto nacional tendrá en el 2009, advirtieron expertos.

"Las reservas internacionales podrían llegar a un nivel crítico en un plazo de seis a ocho meses'', consideró José Guerra, ex jefe de economistas del Banco Central de Venezuela y académico de la Universidad Central de Venezuela.

Guerra seguró que los cerebros económicos del gobierno chavista "están hablando de usar las reservas del Banco Central para financiar el déficit fiscal'', una decisión que tendrá como consecuencia "una agudización peligrosa de la inflación''.

"Es como encender una máquina de producir dinero, que pone billete en la calle pero dispara la inflación'', explicó.

La cesta de crudos medianos y pesados de Venezuela llegó a cotizarse hasta en $23 por barril esta semana, casi una tercera parte del precio estimado en los cálculos presupuestarios del gobierno venezolano para el año entrante, de $60 por barril.

La caída en los precios del crudo se ha dado a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunciara una histórica reducción en la producción de unos 2.2 millones de barriles diarios a partir de enero próximo, equivalentes a un 6 por ciento de la producción, en lo que es el mayor recorte en décadas.

Además de la caída de las reservas internacionales y del precio del barril de petróleo, Venezuela enfrenta una enorme deuda externa que superó los $50,300 millones al cierre del tercer trimestre de este año, según las estadísticas oficiales del BCV.

Hasta octubre pasado, el gobierno venezolano había pagado unos $4,400 millones el servicio de la deuda externa pública, y unos $2,300 millones en intereses.

Anticipando un panorama de duras medidas económicas, el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, anunció ayer en Caracas que el gobierno del presidente Chávez "no descarta nada'' en lo que se refiere a disposiciones de emergencia, incluyendo una devaluación de la moneda para el año próximo.

Tanto Rodríguez como otras autoridades habían anticipado que el gobierno reduciría hasta en un 30 por ciento las asignaciones a los diversos ministerios del ejecutivo nacional, y disminuiría el apoyo a proyectos sociales no prioritarios para el 2009.

El titular de Finanzas no dio detalles ayer sobre el alcance de las posibles medidas, pero anunció como "muy probable'' una reducción del cupo en moneda extranjera que el gobierno asigna a los venezolanos que viajan al exterior, según el esquema de control de divisas vigente.

Actualmente cada venezolano que viaja al exterior tiene un cupo anual de $5,000 que puede utilizar a través de trajetas de crédito, más $600 que puede adquirir en efectivo antes de viajar, y $400 anuales para compras por internet.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/343052.html