viernes, 12 de junio de 2009

Chávez dice que le queda poco tiempo en el aire a Globovisión


El presidente venezolano Hugo Chávez afirmó el jueves que le queda poco tiempo en el aire a la televisora de noticias Globovisión si insiste en mantener una línea editorial abiertamente opuesta a su gobierno.

"Si en la directiva de ese canal hay una persona con capacidad de reflexionar y que tenga como dice mi madre... cuatro dedos de frente, piense un poquito con la cabeza fría y traten de rectificar, porque si no lo hacen, ese canal, así lo digo: Poco tiempo le queda saliendo al aire", dijo Chávez el jueves durante una emisión especial de su programa de radio y televisión "Aló, Presidente".

Recientemente el mandatario venezolano ha intensificado sus ataques verbales contra los medios de comunicación privados que favorecen a la oposición, mientras que el organismo reguladores del sector de las telecomunicación comenzó varias investigaciones contra la televisora de noticias.

Globovisión es el único canal estridentemente de oposición que continúa en la señal abierta, aunque el país aún cuenta con una amplia variedad de periódicos y radiodifusoras que critican sin censura a Chávez.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) está investigando al canal opositor por incitar al "pánico y ansiedad" durante un sismo, cuando criticó al gobierno por la lentitud en su respuesta. El caso podría implicar la aplicación de una multa millonaria o el cierre temporal del canal.

Por otra parte, la fiscal general abrió una investigación en contra del presidente del canal, Guillermo Zuloaga, por "presuntas irregularidades" en el almacenamiento de vehículos para la venta y coleccionar animales disecados.

El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) notificó a Globovisión que deberá pagar unos 2,3 millones de dólares por una multa e impuestos omitidos, generado por unos espacios en su programación que "donaron" durante el paro general que se dio en el país entre finales del 2002 e inicios del 2003.

La semana pasada, en tanto, el Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia que ratificó el decomiso de unas microondas de Globovisión que ejecutó Conatel, así como una multa de 582.000 bolívares fuertes (unos 270.697 dólares) que impuso ese organismo al canal por utilizar los aparatos sin autorización. La televisora rechazó las acusaciones.

Chávez ha negado que esas acciones contra el canal estén vinculadas a la contienda del gobierno con Globovisión.


El Nuevo Herald