martes, 23 de junio de 2009

Latinoamericanos desinteresados en integración política culpan a Chávez


Los latinoamericanos se interesan cada vez menos en la integración política y quieren sólo sus beneficios económicos, un factor detonado por el encendido discurso del presidente venezolano Hugo Chávez, según los resultados del estudio Latinobarómetro presentado el martes en Santiago.

De acuerdo al sondeo, un 73% de los latinoamericanos está a favor de la integración económica en América Latina mientras la cifra cae a 60% en el apoyo a la cooperación política entre los países.

"La integración política va en creciente decadencia. La gente quiere cada día menos integración política y cada día más integración económica'', señaló la directora de la Corporación Latinobarómetro, Marta Lagos, al presentar el informe en rueda de prensa.

"El impacto negativo de Chávez es fatal para estos temas de la integración'', añadió.

"Chávez, de alguna manera, ha polarizado todo lo que tenga que ver con la integración política y eso le ha hecho mal a este proceso. l no ha ayudado para nada'', enfatizó Lagos.

Los ciudadanos de América Latina, un continente donde se ha fortalecido la clase media, enfocan su interés hacia el bienestar económico y han dejado de lado la ideología, afirmó Lagos.

"Los bienes se han tomado la agenda. No es que la ideología desaparezca, pero antes la ideología estaba en primer lugar y hoy está en el décimo o en el quinto, pero está en otro lugar'', señaló.

El hecho que América Latina esté menos ideologizada se refleja en la desaprobación hacia Cuba. "En promedio, menos de la mitad de la población tiene buena opinión de Cuba'' (43%), señala el estudio.

"Se ha ido perdiendo el halo romántico o nostálgico sobre Cuba. Hay una evaluación crítica'', señaló Lagos, porque se considera que "es una revolución que está añeja''.

La menor importancia que los latinoamericanos dan a la integración política también se refleja en la pregunta sobre el tráfico de personas. Sólo un 46% de los latinoamericanos está de acuerdo con promover la libre circulación de personas entre los países de la región.

En cambio, un 69% está de acuerdo con avanzar en la integración buscando una solución al problema de la energía. El mismo porcentaje está a favor de permitir que los extranjeros puedan invertir dentro de sus países y viceversa.

"Queremos bienes, no me traigan problemas ni política, no me traigan gente. Tráiganme bienes'', comenta Lagos al ejemplificar las preferencias de los latinoamericanos.

Sobre las relaciones entre los países de la región, República Dominicana (87%), Uruguay (86%), Costa Rica (85%) y Chile (83%) consideran que mantienen buenas relaciones con el resto de las naciones del continente, mientras Bolivia y Guatemala (ambos con 59%) exhiben los porcentajes más bajos.

Por otra parte, un 64% de los latinoamericanos considera que la región tiene una buena relación con Estados Unidos. Los países que evalúan de mejor manera el vínculo entre su propio país y Estados Unidos son República Dominicana (92%), Colombia (87%), Chile y El Salvador (ambos con 80%).

Argentina (36%), Bolivia (23%) y Venezuela (11%) en cambio son los países que tienen la peor percepción de sus relaciones con Estados Unidos.

Para la elaboración del Latinobarómetro 2009 se entrevistó cara a cara a 20.204 personas en 18 países de América Latina entre el 1 de septiembre y el 11 de octubre de 2008. Cuba no está incluida entre esos 18 países.


El Nuevo Herald