domingo, 16 de agosto de 2009

Estreno de Ley de Educación calienta inicio del año escolar


Docentes anuncian que cada aula será una trinchera contra la ley


El inicio del año escolar 2009-2010 se antoja conflictivo. La expedita aprobación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), cuyo preámbulo fue la feroz represión policial y de grupos armados contra universitarios, ciudadanos y periodistas, es rechazada por los actores educativos quienes la consideran "inconstitucional" e "ilegítima".

Los universitarios, los estudiantes, el sector privado, y la dirigencia gremial se declararon en "estado general de protesta" y en "desacato" de la LOE.

La amenaza de protestas, más las sempiternas fallas de infraestructura, cupos y recursos que afrontan cada año las escuelas prevén un escenario poco halagador. "Una escuela en claro abandono que tendrá que distraerse aún más de su función pedagógica, es lo que veremos", acota el investigador Mariano Herrera.

"Es una ley que se aprobó a juro; sin el consenso del país. A partir de septiembre cada aula será una trinchera. El grueso de los docentes no admitirá que un comisario político le diga cómo dar sus clases", advirtió el profesor Robert Rodríguez.

La rebeldía ciudadana tendrá el reto de desafiar a un Gobierno que presiona a directivos y docentes -interinos y contratados- con la estabilidad de sus cargos. Para lograr que el desacato sea exitoso, deberá contar con la desobediencia del grueso de 235 mil 300 maestros y profesores titulares quienes laboran en 22 mil 500 planteles públicos. Esto sin contar el respaldo de los 3 mil 711 colegios privados, y de la ciudadanía que se declaró en "estado general de protesta".

La irreverencia docente se daría en un contexto político-social marcado por un creciente descontento popular por la anémica gestión oficial, según las encuestas más recientes

"Esta ley y el contrato firmado por Sinafum y la Federación Venezolana de Maestros liquida la carrera docente. Está en riesgo la estabilidad y la autonomía de cátedra. Es por ello que debemos prepararnos para actividades sorpresas. Al Gobierno le llegó la hora de respetarnos", voceó el presidente del Colegio de Profesores de Venezuela, Edgar Bazán.

Sin precisar cómo se dará el "desacato", Bazán, adelantó, que hay opciones. "El docente es autónomo en el aula. Ese es su refugio, y ahí se rebelará. También están los padres".

Estabilidad en veremos Entre las sospechas que gravitan en torno a la LOE está la permanencia del régimen sancionatorio, y la eliminación del Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente. Más cuando el ministro Navarro tendrá dos años para dictar la ley respectiva. Antes, será vía decreto.

Esto, como acota Vicente Romero daría carta blanca al ministro Navarro para castigar y suspender de sus funciones a los docentes que "se opongan a la ley o al socialismo".

"La Comisión Nacional de Estabilidad estimaba los pasos para una sanción. Con una estabilidad en entredicho, estas sanciones son una grave amenaza. El castigo se dejará a la interpretación de funcionarios y consejos comunales. Además que seguirán aplicando el Sistema Ad hoc para el ingreso y el ascenso de los docentes".

Pese a ello, Romero, sostiene que el Gobierno es incapaz de controlar a todos los docentes. y al país. "Hay más opciones que un paro o una manifestación. Dentro y fuera de las aulas rechazaremos la ley".



Gustavo Méndez
EL UNIVERSAL