jueves, 27 de agosto de 2009

Gasear la disidencia le permitió al coronel Benavides ser condecorado por Chávez este martes 26 de agosto 09, con la Orden del Libertador en 2º clase







Gasear la disidencia le permitió al coronel Benavides ser condecorado por Chávez este martes 26 de agosto 09, con la Orden del Libertador en su segunda clase




El coronel Benavides de la alguna vez digna Guardia nacional, ha llegado al zenit de su carrera militar al ganar la gloriosa batalla de la Av. Libertador el sábado pasado, que orgullo tan grande deben sentir sus camaradas en armas cuando Benavides utilizando toda la astucia de Rommel, cercó a las fuerzas enemigas conformadas por ciudadanos desarmados en ejercicio de sus derechos ciudadanos, ordeno darles gas del bueno y patear a mujeres indefensas hasta dejarlas inconcientes, consumando con una magnifica arenga a las tropas la victoria chavista en esa épica confrontación. Chavez lo felicita por tan portentoso acto heroico, solo faltó el ascenso a mariscal de campo.

Benavides, cuyo nombre pasa hoy al olimpo y cuya estatua pronto adornará la av. los Próceres ha pasado lo que para él debe ser la semana mas increíble de su vida y a este humilde ciudadano asombrado por tales hazañas, no me queda otra que nominar al coronel Benavides para que reciba de parte de este pueblo agradecido “EL GORILA DE ORO”.

Este premio incluye un viaje gratis ante los tribunales internacionales de derechos humanos, un lote de películas originales de los campos de concentración de Hitler y los GULAG de Stalin, los discursos completos de Fidel y una reunión privada con Ajmadinejad para intercambiar opiniones sobre como violar a manifestantes. En fin, cualquier homenaje a este prohombre de la revolución es poco comparado con los inmensos servicios prestados por el excelso coronel a riesgo de su propia vida.

Creo que para los venezolanos ha sido un gran descubrimiento, que no es necesario tener militares cuando podemos tener gorilas y así ahorrar en grande, pues estos comen bananas y para jugar solo les hace falta una bomba lacrimógena. Será!!!


Por Sammy Eppel
Diario de América