miércoles, 5 de agosto de 2009

Fama de América y Madrid serán expropiadas


El Presidente anunció que acelerará la nacionalización de empresas que crean monopolios. Las empresas están siendo investigadas por incurrir presuntamente en prácticas desleales de comercio, entre ellas el contrabando.

El Gobierno expropiará las empresas procesadoras de café Fama de América y Marcelo y Rivero, que comercializa las marcas Café Madrid, Aroma y El Peñón, anunció el presidente Hugo Chávez. Ambas empresas fueron intervenidas temporalmente el lunes, por incurrir en acaparamiento y por controlar más de 80% del mercado. También están siendo investigadas por presunto contrabando.

"Hemos intervenido esas grandes empresas y estamos haciendo el estudio para expropiarlas y van a pasar a ser propiedad del pueblo, de la nación. Ya basta. Eso tenemos que hacerlo con todas las empresas con igual o parecido comportamiento", afirmó el Presidente.

En cadena de radio y televisión acusó a estas empresas de comprar café barato a los productores para luego venderlo más caro a Colombia.

Sostuvo que ahora habrá abastecimiento. "Será más sabroso porque es socialista", dijo.

En los últimos meses el Ejecutivo estatizó una procesadora de arroz de la estadounidense Cargill y ordenó la ocupación temporal de plantas de las empresas Alimentos Polar, Ian Carina y una fábrica de pastas, también de Cargill. En otras áreas se han concretado nacionalizaciones de empresas eléctricas, de telecomunicaciones, productoras de cemento, Sidor, brigeteras, almacenadoras de puertos, petroleras y contratistas de servicios, gasolineras y del Banco de Venezuela.

El Presidente advirtió que acelerará la nacionalización de otras empresas. Dijo que su gobierno aprobó 50 millones de bolívares fuertes para concretar la estatización de un matadero y frigorífico en el estado Zulia y de una procesadora de pescado en Cabruta, estado Guárico, y para recuperar una frutícola en el estado Monagas.

¿Culpables o inocentes? La intervención de las plantas procesadoras de café se atribuyó a problemas de contrabando y a la escasez del producto. El ministro de Agricultura, Elías Jaua, aclaró un día después de la ocupación que no puede responsabilizar directamente a los propietarios de Fama de América y Café Madrid por el comercio ilegal. Dijo que las investigaciones determinarán en qué parte del eslabón de la cadena de producción se generó la fuga del grano hacia el vecino país.

"Tenemos serios indicios, de acuerdo con las investigaciones que hemos hecho, de que hubo contrabando de extracción de casi 10.000 toneladas de café hacia Colombia, que equivalen a 2 meses de consumo", reiteró en el programa Al Momento, que se transmite por VTV. Sostuvo que en caso de comprobarse irregularidades tomarán la decisión de estatizar estas empresas. "Ellos (los empresarios) alegan que no poseen materia prima para el abastecimiento, algo que despierta suspicacia porque este año hubo un incremento de la producción", dijo Jaua.

Sin embargo, cifras de Fedeagro indican que la cosecha 2008-2009 no fue suficiente para atender el consumo y hay un déficit de 200.000 quintales. Pedro Rivas, presidente del gremio agrícola, informó que el factor climático afectó la floración de las plantas porque el verano se extendió y se produjo menos. Aunado a la falta de rentabilidad económica que padecen desde hace varios años los caficultores.

Carlos Osorio, superintendente de Silos, afirmó que la práctica monopólica de Café Madrid y Fama de América han distorsionado el mercado y provocado el cierre de pequeñas procesadoras, porque pagan más por el café dejando al resto de empresas sin materia prima.

El Nacional