domingo, 6 de septiembre de 2009

Cronistas del terror


" Chávez tiene un temor radical: cree que pasado un cierto umbral demanden su renuncia" / Tiempo de Palabra

Crónicas del terror

El terror del Estado es planificado, infligido regularmente, y su intención es producir miedo a través de la coerción y las amenazas a la vida de los ciudadanos. El terror se emplea para prevenir cualquier desafío al grupo que controla el poder. Chávez tiene un temor radical: cree que pasado un cierto umbral de movilizaciones callejeras es posible que las masas con ánimo insurreccional demanden, como el 11 de abril, su renuncia. De allí el terror ejercido contra toda disidencia

Este narrador pasa a cederles la palabra a los cronistas del terror. Las fuentes de las citas están en la mesa pero se ahorrarán a los rápidos lectores domingueros.

HITLER.
"Hemos derrotado a nuestros adversarios demócratas en su propio terreno" (15 de enero de 1936).

La revolución nacionalsocialista "ha vencido a la democracia en la democracia y por la democracia" (30 de enero de 1941)

Decreto de febrero de 1933 para la protección del pueblo alemán "contra diarios o reuniones consideradas difamatorias de los órganos del poder, las autoridades o los altos funcionarios o propaladores de informaciones mendaces capaces de poner en peligro los intereses del Estado"

En la directiva de Hitler al general Jodl: "Cada revolución de gran envergadura crea situaciones que ya no pueden borrarse. Solamente la idea socialista puede servir de base política para el establecimiento de nuevos estados y gobiernos." (3 de marzo de 1939)

Goebbels. Sobre el decreto de control y la ocupación de las centrales sindicales, preparado para el 2 de mayo de 1933: "Levantará ruido tal vez unos días, pero luego ellos (los sindicatos) nos pertenecerán. Sólo hacemos un favor a los obreros al liberarlos de la dirección parasitaria que les ha hecho la vida difícil. Y cuando los sindicatos estén en nuestras manos, los otros partidos y organizaciones no aguantarán mucho tiempo... Ya no hay marcha atrás. En un año, toda Alemania estará en nuestras manos".

Con los ejecutivos y productores de radio:
"No existe nada que no tenga un sesgo político. No nos andamos con rodeos sobre el hecho de que la radio nos pertenece a nosotros y a nadie más. Pondremos la radio al servicio de nuestra ideología, y ninguna otra tendrá cabida..."

Erns Rudolf Huber. Constitucionalista, en 1939: "La autoridad del Fuhrer es absoluta y lo abarca todo: [...] La autoridad del Fuhrer no es objeto de revisiones ni controles; no está circunscrita por reservas privadas de derechos individuales celosamente guardados: es libre e independiente y predomina por encima de todo sin trabas."

Niños y Jóvenes Nazis. Versos recitados por aventajados niños cuya precocidad los llevaba también a la política temprana: "¡Mi Fuhrer! / Te conozco bien y te quiero como a mi madre y a mi padre / Te obedeceré siempre como hago con mi padre y mi madre / Y cuando crezca, te ayudaré como ayudo a mi padre y a mi madre / Y estarás satisfecho conmigo"

La Liga Nazi de Estudiantes, 1936: "Nosotros intervendremos allí donde la visión del mundo nacionalsocialista no se ha convertido en la base y el punto de partida de las investigaciones científicas y académicas. No deben ser los profesores quienes conduzcan a iniciativa propia a sus alumnos hacia estos puntos de vista ideológicos a través del material científico y académico."

Darío Vivas. "En el artículo 53 de la Constitución se establece que las reuniones en lugares públicos se regirán por la ley y [ésta] es muy clara en establecer cuáles son los parámetros que hay que cumplir, pero que ellos simplemente no quieren acatar para después mandar a sus seguidores como carne de cañón"

Luisa Ortega Diaz. "Quienes alteren la tranquilidad y la paz pública para producir inestabilidad de las instituciones, desestabilizar el Gobierno, que atenten contra el sistema democrático, vamos a solicitarle el enjuiciamiento no sólo a los autores materiales sino también los intelectuales [...] Esa marcha era contra la Ley de Educación pero lo que expresaban los marchistas era otra cosa. Además, he venido observando que a través de algunos medios se está incitando a la ciudadanía a tomar la calle; lo hacen de una manera hostil, violenta y agresiva. ".

Sobre los que acudieron a la convocatoria: "[están] buscando cualquier motivo para crear caos. Lo que quieren es desestabilizar; no les importa el país". "Entonces, estas conductas pudiesen estar encuadradas perfectamente en el tipo penal."

Tareck El Aissami. "La PM no arremetió contra los manifestantes. Ellos (la oposición) fueron quienes generaron la primera acción de violencia, irrumpiendo el cerco policial. Los funcionarios debían restablecer el orden [...] Los medios opositores mintieron descaradamente, diciendo que no se había roto el cerco policial y fue la PM la que arremetió contra los marchantes [...] No había un actitud pacífica. Nosotros advertimos que si había violencia teníamos la obligación de restituir la calma".

Rodrigo Cabezas. "La derecha tiene un plan violento", el cual habría quedado en evidencia, una vez más, en la marcha opositora del pasado sábado. "Tenemos que estar alerta (...) En el 2002 no teníamos la organización popular que ahora tenemos, así que la respuesta social será más contundente ante la agenda violenta opositora".

Coronel Benavides. "Es parte del clima que quieren crear de violencia para que los cuerpos de seguridad actúen y salga un muerto [...] hay que estar, rodilla en tierra..."

Dictadores Brasileños. "Y debe recordarse que todo proceso revolucionario presupone, en su propio contexto, medidas de naturaleza represiva." (General Castello Branco, 1967)

Sobre la democracia que vendría después de la dictadura: "Esto necesariamente depende del espíritu de debate de las incansables y desorientadas minorías, perturbadores de la vida del país, y de su reconocimiento del repudio general que experimentan sus doctrinas, así como del reconocimiento incuestionable de la realidad de hoy: la definitiva implantación de nuestra doctrina revolucionaria." (General Geisel, 1974)

Dictadores Argentinos. Respuesta del general-presidente: "Pienso que usted sugiere que investiguemos las Fuerzas de Seguridad, lo cual es absolutamente inadmisible. Esta es una guerra y somos los ganadores. Usted puede estar seguro que en la última guerra si los ejércitos del Reich hubieran ganado, los procesos de crímenes de guerra habrían ocurrido en Virginia; no en Nuremberg." (General Roberto Viola)

"Primero matamos a todos los subversivos; luego, a sus colaboradores; más tarde, a los que simpatizan con ellos; después, a aquellos que permanecen indiferentes; y finalmente, a los indecisos." (General Ibérico Saint Jean, Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, 1977)

Carlos Blanco
El Universal