sábado, 12 de enero de 2008

Cambios del proyecto constitucional dividen al partido de Evo Morales


El partido del presidente boliviano, Evo Morales, se mostró ayer dividido sobre la propuesta de modificar el proyecto constitucional incluida en el pacto preliminar entre el mandatario y los gobernadores regionales para poner fin a la crisis política en el país.

En declaraciones a Efe, la asambleísta Mirtha Jiménez, del gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS), expresó su disposición a estudiar propuestas no solo de los prefectos (gobernadores), también de organizaciones sociales, y a dejar que el diálogo iniciado con la oposición ``avance''.

Jiménez agregó que lo fundamental es que exista ''voluntad de buscar sobre todo la unidad del país'' y que no se puede decir de forma anticipada ''qué tema se toca o no se toca'' del nuevo texto constitucional.

Por contra, el influyente dirigente campesino Román Loayza, que también es constituyente del MAS, comentó a la red de televisión Unitel que los gobernadores opositores de las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija ''no tienen derecho'' a hacer propuestas ahora ``porque quieren dividir al país''.

Asambleístas del MAS y de otras fuerzas afines se reunieron anoche con Morales y acordaron que será una comisión del foro la que estudie las propuestas que quieran presentar ''por carta'' los prefectos sobre posibles modificaciones al proyecto constitucional, que aún debe ser sometido a referendo.

''Hemos determinado que los prefectos y algunos sectores que quieren plantear observaciones las pasen a la directiva para derivarlas a las instancias correspondientes'', dijo anoche a los periodistas la presidenta de la Constituyente, Silvia Lazarte, al término de esa reunión.

No obstante, Morales afirmó horas antes que ese proyecto no será modificado y únicamente planteó la opción de hacer una ''compatibilización'' entre el texto y los estatutos autonomistas de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

La revisión del polémico proyecto constitucional es exigida por varios prefectos y líderes de partidos opositores porque creen que solo representa a medio país y aseguran que se aprobó violando las normas de la Asamblea.

Por el contrario, el gobierno y dirigentes como Loayza han calificado de federalistas e incluso separatistas los estatutos autonomistas.

A comienzos de esta semana, el mandatario Morales y los nueve gobernadores, seis de ellos opositores, iniciaron un debate sobre el texto constitucional, los estatutos de autonomía y una ley que recorta los presupuestos regionales.

El acuerdo preliminar logrado al término de esa reunión había establecido el compromiso del gobierno para revisar los puntos conflictivos del proyecto de nueva Constitución.

El constituyente Renato Bustamante, de la fuerza afín al gobierno Movimiento Sin Miedo (MSM), explicó ayer que en el encuentro con el presidente se observaron dos posiciones enfrentadas entre los asambleístas, una ''radical'' que no quiere revisar ''absolutamente nada'' y otra partidaria de abrir un debate sobre el texto.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/142264.html