domingo, 27 de enero de 2008

“Un millón de voces contra las FARC”


La iniciativa ciudadana, surgida y difundida a través de Internet, que espera convocar, el próximo 4 de febrero, masivas movilizaciones en Colombia y diversas ciudades del mundo en protesta contra las FARC es elogiada hoy por el diario argentino “La Nación”, en su editorial.

Mientras el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sigue intercambiando diatribas con su par de Colombia, Alvaro Uribe, y ambos se embarcan en giras por distintos países del mundo en busca de aprobación para sus políticas, la ciudadanía colombiana se apresta a dar otra vez testimonio de su pensamiento sobre las FARC, los secuestros, y el respeto por la vida y la dignidad humanas.

Efectivamente, el próximo 4 de febrero, al mediodía, el grupo internacional No más FARC, nacido en Internet para expresarse tras la fallida operación de rescate de secuestrados en manos de este grupo terrorista, en diciembre último, realizará una movilización en más de 30 ciudades de Colombia y en otras tantas del mundo entero, entre las cuales se encuentran Nueva York, Boston, Washington, Chicago, Montreal, París, Madrid, Londres, La Haya, Tel Aviv y, también, Buenos Aires.

A partir de la iniciativa de un grupo de personas, colombianas y no colombianas, en la red mundial de Facebook, surgió el mencionado grupo cuyo lema es “Un millón de voces contra el secuestro”. En muy pocos días el grupo comenzó a recibir un apoyo apabullante de usuarios de Facebook, que se unieron a la causa y fue entonces que entre todos nació la idea de una movilización de protesta contra las FARC para el 4 de febrero.

No es nuevo que, a través de Internet, se convoque a los ciudadanos a apoyar determinadas causas. Conviene recordar que en nuestro país la organización Greenpeace logró reunir así más de un millón de firmas en apoyo del tratamiento y aprobación del proyecto de ley de bosques nativos en el Congreso de la Nación. Esta vez se pretende ir más lejos y lograr que los ciudadanos se manifiesten con su presencia física y real.

Es que la sociedad colombiana ya se cansó de estar doblegada ante el miedo a perder la vida, la libertad y la dignidad a causa de los siniestros designios de un grupo terrorista, y, a través de esta convocatoria a una movilización internacional, busca que la opinión pública de todo el mundo no olvide el horror que están viviendo los secuestrados, sus familias y la comunidad colombiana en su conjunto. Por eso, “Un millón de voces contra el secuestro” no tiene filiación política, no está asociado a ninguna organización o fundación, y con esta marcha quiere dejar sentada su posición de rechazo frente a todas las acciones que las FARC desarrollan en el país.

El relato que Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo hicieron sobre su cautiverio de más de cinco años en la selva, y las fotos y los videos revelados hace poco por el gobierno colombiano a los familiares de las víctimas, al país y al mundo, han sido una demostración más de la verdadera crueldad que sus secuestradores y torturadores ejercen contra víctimas indefensas.

El secuestro es el peor de los atentados contra la dignidad humana que se pueda cometer. Desde el inicio de su gestión, el presidente Alvaro Uribe, elegido democráticamente por una amplia mayoría de colombianos, se ha empeñado en recobrar el control completo del territorio de Colombia para garantizarles a todos los ciudadanos el disfrute de derechos y libertades que le han sido conculcadas, a muchos de ellos, precisamente por las FARC.

La libertad, ese estado de la persona que no está presa ni sujeta a la voluntad de otra, es parte esencial de una vida humana con dignidad. Por eso, la dimensión del drama humanitario en que las FARC han sumido a Colombia requiere la ayuda y la solidaridad de la comunidad internacional. Seguramente serán muchos los ciudadanos en el mundo que eleven esas voces necesarias para demostrar el repudio contra otra flagrante violación de los derechos humanos.


Editorial - La Nación (Argentina)

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=11587