martes, 25 de noviembre de 2008

Chavistas y opositores se enfrentan por alcaldía tequense


Comando del candidato unitario tomó junta local para exigir recontar votos

Ante la poca diferencia de votos a favor del aspirante por el PSUV a la Alcaldía de Guaicaipuro Alirio Mendoza, a quien según 97% de las actas escrutadas hasta las 9:00 a.m. de ayer por la Junta Municipal Electoral daban ganador y tenía apenas un margen de ventaja de menos de 2% sobre su más cercano contendor, Rómulo Herrera, quien se postuló como candidato de la Unidad, los miembros del comando de campaña de este último, en compañía de vecinos de sectores populares de la jurisdicción, tomaron la Junta Municipal Electoral para exigir recontar las actas.

Los manifestantes, con pancartas en mano, junto a un grupo de motorizados, exigieron que los miembros de la junta abrieran sus puertas para solicitar nombramiento de una comisión de totalización que se encargue del conteo de las actas, ante la presunción de que en la sumatoria de los votos no se tomaron en cuenta las alianzas con 31 organizaciones políticas, lo que a juicio de Herrera pudiera revertir resultados. Afectos al candidato de la Unidad gritaban consignas como "Sí se puede" y "No vamos a permitir que nos arrebaten la Alcaldía".

A los pocos minutos llegaron en moto seguidores de Alirio Mendoza, quienes intentaron intimidar a los del bando contrario. Hubo empujones, golpes, enfrentamientos verbales y lanzamiento de botellas. Hechos de violencia que no fueron reprimidos. El enfrentamiento se interrumpió una vez que Herrera junto a Sergio Hidalgo, miembro de su comando de campaña, y David Rodríguez, ex candidato a la Gobernación de Miranda, pudieron ingresar a la Junta Municipal. Allí se reunieron con la presidenta, Nairobi Briceño, para introducir la solicitud de revisión de las actas. Herrera manifestó que aprovecharon la ocasión para pedir explicación detallada de la forma como fueron transmitidos los datos en parroquias foráneas donde se suspendió el servicio eléctrico por 4 horas. Briceño admitió el recurso, pero no fijó fecha para pronunciarse. Sin embargo, se comprometió a revisar el caso.

Al culminar el encuentro, Herrera y sus simpatizantes se retiraron y marcharon hasta el comando de campaña, ubicado en la avenida Bolívar. Mientras tanto los oficialistas afectos a Mendoza permanecieron 10 minutos más y luego se retiraron. Sergio Graffe, dirigente de la oposición, manifestó que la petición puede realizarse aun cuando esté planteada la proclamación de Mendoza. En caso de notar negligencia por parte de los integrantes de la Junta Municipal respecto a una posible negativa de revisión de actas y se juramente al representante del oficialismo, pudieran solicitar impugnación del proceso electoral.

Leopoldo Alvarado, integrante del comando que respalda a Mendoza, manifestó que el candidato opositor debe respetar resultados que a su juicio son irreversibles, pues allí están computados los votos de las alianzas que apoyaban a Herrera. A las 6:00 p.m. la Junta Municipal dio a conocer los resultados de 100% de las actas, cuyo margen de diferencia se mantiene, es decir que Mendoza se impuso con 50,02% sobre Herrera, que obtuvo 48,68%. Aun así el bloque opositor insiste en el reconteo. A esa misma hora el candidato chavista fue proclamado.

Un día sin los rojos rojitos Aparte de la pugna, la ciudad amaneció tranquila, pues los comercios abrieron sus puertas en el horario habitual, los buhoneros instalaron sus tarantines, pero se notó la ausencia de las más de 60 unidades que forman parte del sistema alimentador del metro de Los Teques, conocidos como los "rojos rojitos" , aparcadas al lado de la estación.

El Universal
Natalia Matamoros