miércoles, 5 de noviembre de 2008

La apuesta por "el inexperto"


Si en lugar de ganar las elecciones Barack Obama tuviera que mandar su currículo para solicitar el puesto de presidente de Estados Unidos, su hoja de vida bien podría no haber pasado el proceso inicial de selección.

Cuando Barack Obama, de 47 años, se mude a la Casa Blanca en enero de 2009, en el apartado de experiencia laboral de su hoja de vida lo más destacado será haber ocupado el cargo de senador por el estado de Illinois desde enero de 2005.

"No se puede obviar que el currículum de Obama es corto para ser el de un ocupante del puesto más grande del mundo", publicó recientemente el semanal The Economist en su artículo editorial, incluso después de haberle brindado su apoyo al líder demócrata.

Por eso, a pesar de su indiscutible capacidad de oratoria y liderazgo, ambas ampliamente demostradas durante la campaña y reafirmadas por los resultados de las elecciones, para muchos estadounidenses, incluidos sus propios seguidores, Obama todavía representa una "apuesta".

Varios analistas y líderes de opinión de medios de comunicación coinciden al valorar que Obama es todavía un principiante en las artes de la gobernación, una desventaja que por cierto fue ampliamente explotada por el equipo de McCain durante la campaña electoral.

"Obama estudió derecho, viene de orígenes humildes y aspira a la presidencia sin tener apenas experiencia ejecutiva", publicó el periódico británico The Sunday Times, en un artículo de Andrew Sullivan.

Por su parte, The Economist opinó que "la falta de experiencia ejecutiva" de Obama es uno de los principales factores que despiertan dudas sobre su futura capacidad para gobernar el país.

¿Qué ha hecho hasta ahora?

En la página oficial del todavía Senador por Illinois, se describe a Obama como un hombre que ha dedicado su vida al servicio público, como "organizador de comunidades, abogado defensor de los derechos civiles y líder del Senado del estado de Illinois", donde trabajó durante ocho años.

Precisamente su paso por el Senado de Illinois dejó opiniones encontradas, según recoge un artículo de ABC News firmado por Moran, Hoppock y Arons.

A su favor están quienes lo recuerdan como alguien trabajador y persuasivo, buen negociador y capaz de producir resultados.

Y en contra, quienes critican no tanto lo que hizo, como lo que dejó de hacer, como el senador republicano de Illinois Dan Cronin, que le dijo a ABC News que Obama "jugaba sobre seguro", sin luchar por la clase de cambio que tanto definió su campaña presidencial.

En efecto, una de las mayores críticas que enfrentó por parte de sus opositores, incluida su compañera de partido Hillary Clinton, fue el haber votado "presente", en lugar de "sí" o "no", en más de un centenar de ocasiones siendo senador en Illinois.

Votar "presente" significa no votar ni a favor ni en contra de una propuesta o ley.

Hillary criticó la indecisión de Obama y dijo que era "la constatación de un hecho: Barack Obama nunca ha dirigido nada".

Pero en su defensa tanto él como su equipo de campaña argumentaron que no se trataba de indecisión, sino de un voto de protesta o de estrategia política, que se utiliza para negociar con el partido dominante cuando no se está en total desacuerdo con una propuesta y se quieren promover modificaciones.

Ya como senador en el Senado de Estados Unidos, a partir de 2005, su propia página web destaca sus logros con términos algo vagos:

  • "Se centró en combatir los desafíos de un mundo globalizado con innovación y criterio..."

  • "Viajó a Rusia para empezar una nueva generación de esfuerzos de no-proliferación armamentística...

  • "Está trabajando para promover..."

  • "Ha sido una voz líder en..."

  • Más concretamente, durante este periodo Obama patrocinó y copatrocinó varias leyes sobre seguridad e inmigración.

    También introdujo bajo su nombre dos propuestas de ley: una sobre cooperación para la reducción de amenazas de armas convencionales y otra sobre transparencia de los gastos federales. Ambas fueron aprobadas por el senado.

    En política exterior, Obama fue el principal impulsor de la Ley para la promoción de la Democracia, la seguridad y la ayuda para la Republica Democrática del Congo, que fue aprobada en diciembre de 2006 por el presidente George W. Bush.

    Además, el senador por el estado de Illinois introdujo varias otras propuestas de ley que no obtuvieron la aprobación del Senado.

    Toda esta experiencia política no acalla las dudas planteadas por quienes cuestionan su capacidad para gobernar. Pero sí hay algo que ha sorprendido gratamente a muchos escépticos.

    El efecto campaña

    Para algunos, la manera en que Obama manejó su campaña durante el último año es alentadora.


    El corresponsal de la BBC en Washington, Richard Lister, la describió como brillante y disciplinada, y dijo que hasta los estrategas republicanos admiten que fue "técnicamente perfecta".

    Sobrellevar con éxito, con mucho éxito a la luz de los resultados, una campaña electoral estadounidense tal vez pueda equilibrar la balanza frente a su falta de "experiencia ejecutiva".

    "Lo increíble es la calma sobrenatural y moderación que Obama ha demostrado a lo largo de esta volátil y emotiva campaña", escribió Andrew Sullivan en The Sunday Times.

    Añadió Sullivan que Obama ha evidenciado un "profesionalismo meticuloso" en la campaña, durante la que mostró tener habilidades de "organización y gestión", además de ideas innovadoras para recaudar fondos con las que sustentarla.

    No sólo eso: además logró ganarle a las dos máquinas de hacer política más poderosas de Estados Unidos: los Clinton y el partido republicano.

    El editorial de The Economist coincide con el artículo del británico al valorar que "la excepcional seguridad con la que manejó su campaña es bastante reconfortante".

    Si el "corto" currículum de Obama pasara la primera fase de selección y el demócrata fuera seleccionado para una entrevista personal, probablemente su capacidad oratoria, su liderazgo y su aplomo, acabarían por persuadir a los empleadores de que él es el candidato ideal para el puesto.

    Eso es lo que ha ocurrido con los millones de estadounidenses que acaban de votar por él.

    Ahora, sólo queda esperar a ver si puede cumplir las expectativas.

    BBCMUNDO.com
    http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7710000/7710841.stm