jueves, 27 de noviembre de 2008

Subcomisario intentó sublevar a Polimiranda


Desvalijaron las dependencias de la Gobernación de Miranda

Un funcionario de la Policía del estado Miranda se encuentra a las órdenes del Ministerio Público, luego que intentara sublevar a sus compañeros para rechazar a las nuevas autoridades. Mediante un comunicado de prensa, el director del organismo policial, el comisario general Yoel Reyes Escalona, informó que la situación estaba controlada en el organismo y se esperaba por la designación del nuevo director de este cuerpo policial para entregar un informe de la actual gestión.

Reyes Escalona dijo que el uniformado que intentó alterar los ánimos en el organismo policial fue el subcomisario Carlos Aparicio, quien dio instrucciones que no le competen a los funcionarios de menor jerarquía, además que intentó arrebatarle el mando al inspector-jefe Frank Peraza, jefe encargado de la División de Patrullaje Motorizado, pero la situación irregular fue solventada inmediatamente.

Dijo que el efectivo fomentó una sublevación en las filas de Polimiranda, pero no recibió el respaldo de todos los uniformados, sino que por el contrario, permanece con él una minoría que no logró generar ningún tipo de hecho que lamentar.

Las confrontaciones en Los Teques, entre diferentes tendencias políticas, culminaron al final de la tarde con un saldo de cuatro personas lesionadas.

Una niña arrollada por un motorizado, un funcionario policial con una lesión en la mano, el reportero gráfico del diario La Región, Jairo Ramírez, y un ciudadano que fue identificado como Luis Macera, fueron los que ingresaron al hospital Victorino Santaella.

Muchos de los comercios en esta ciudad bajaron sus santamarías en horas de la tarde debido a la ola de rumores que corrió sobre posibles saqueos tras las confrontaciones que se dieron en los alrededores de la Plaza Bolívar de la capital mirandina.

DESVALIJARON DEPENDENCIAS
También las sedes de la Gobernación de Miranda, la Corporación de Salud y la Dirección de Salud fueron prácticamente mudadas durante horas de la noche y la madrugada del pasado martes y miércoles.

De las dependencias se llevaron principalmente neveras, cocinas, computadoras y material de oficina, lo que representa un hurto para las nuevas autoridades que solicitarán a la Fiscalía una investigación sobre estas irregularidades.

La situación también se extendió a las unidades de transporte de Funtramir, conocidas como las "rojas-rojitas", según informaron los medios locales, fueron saqueadas, ya que se les desinstaló los equipos de audio (cornetas, reproductores) y de video (televisores).

La capital mirandina amaneció con relativa calma y se espera que en la jornada de hoy sea proclamado el alcalde del municipio Guaicaipuro, Alirio Mendoza.

OBSERVACIÓN EN CARACAS
Al cierre de esta edición, los organismos de seguridad se encontraban alertas en el centro de Caracas, específicamente en la Plaza Bolívar, donde hoy se realizaría la toma de posesión del nuevo alcalde metropolitano Antonio Ledezma.

Será la Policía Metropolitana la encargada de custodiar estos espacios céntricos, sobre todo después de algunos panfletos que habrían sido lanzados en la parroquia del 23 de Enero, donde se llamaba a rechazar la entrega de estas instalaciones a la oposición.

Se conoció que durante la jornada de este miércoles, en la llamada Esquina Caliente, algunas personas hicieron llamados para atacar a las nuevas autoridades con objetos contundentes si éstas insistían en desalojarlos de la zona.

Leopoldo López, alcalde de Chacao, hizo un llamado este miércoles a las autoridades del Ministerio de Relaciones Interiores y de Justicia, para coordinar planes de seguridad, tomando en cuenta que la Policía Metropolitana depende directamente del Ejecutivo Nacional y no de la Alcaldía Mayor.

El Mundo
Jesús Gerardo Hernández