sábado, 22 de noviembre de 2008

¡Vota por ti!


El domingo 23 de noviembre tenemos un compromiso. Hemos sido educados para pensar que la democracia queda afuera; allá. Que es valor social civilizado, representado por unas instituciones, unos procedimientos, un ideal.



El domingo 23 de noviembre tenemos un compromiso. Hemos sido educados para pensar que la democracia queda afuera; allá. Que es valor social civilizado, representado por unas instituciones, unos procedimientos, un ideal. Que la democracia es una conducta hacia afuera, expresada en votos, elecciones libres, secretas y transparentes. Concebida como una catedral a la que se accede desde el colectivo, luego de cumplidos los trámites sociales hacia un mundo mejor, lejano él, que será producto de los esfuerzos que nos guiarán a esa utopía concreta y humana de una vida relativamente civilizada en la que descansaremos decentemente.

Pero hoy, a 48 horas de ese trance, los invito a pensar en otros términos. La democracia que hoy nos jugamos en Venezuela es la que camina sobre la elusiva línea divisoria que separa a la dictadura de la democracia. Si te pones a ver, no estamos eligiendo candidatos, sino escogiendo, sí, un modo de vida en el que cantarás, si se puede, tu cumpleaños y el de los tuyos. Los detalles candidaturales son eso, coyunturas.

Lo que está en el fondo del asunto es si tú, fulanito de tal, tú concreto, prefieres la dictadura a la democracia.

Hay, es verdad, en el ambiente unos rostros que representan y encarnan una tendencia, y otros con carnet de la otra. Unos están en el gobierno o se lucran de él, sumisos a un líder invasivo y culpabilizador, que abusan del poder que así todo lo oxida, y que van por más. Lo quieren todo.

De este lado del abismo nos encontramos los demócratas, los que dijimos "no" el 2 de diciembre pasado a la gula presidencial, y que poseemos una gran fuerza dispersa, que somos multitudinarios pero indecisos, que aspiramos al bien, y tanto, que algunos han pensado en abstenerse ante el miedo o cobardía, decida usted, de enfrentar el monstruo de la autocracia que suda a cada rato espuma por la boca o la imbecilidad de la oposición que se anula entre sí. La indecisión hoy, sí, hoy, es lo más parecido a la irresponsabilidad o a la comparsa de lo que nos ocurre.

Desde mi pequeño espacio de lápiz y papel te escribo, exijo y pido que salgas a votar por ti mismo, por tus convicciones y dudas, por tus intereses de toda índole, por lo que será tu vida diaria si los que pretenden quedarse con el poder, las 25 horas del día y para siempre, lo logran. ¡Confía en ti! ¡Vota por lo tuyo! ¡Vota por tu democracia, que es en realidad la que el país requiere! ¡La tuya, no la de los demás, la íntima, la egoísta, la que llevas por dentro y te reclama como los ojos de tus hijos!

TalCual
Leandro Area

2 comentarios:

Lucas José Blanco Acosta dijo...

EL INEXISTENTE PUEBLO VENEZOLANO QUE ÚLTIMAMENTE HA ESTADO VOTANDO POR CHÁVEZ

Los oficialistas multiplican sus votos en todas las elecciones a través de cedulas falsas suscritas en los cuadernos electorales y comparecidas por la maquinaria chavista y extranjeros desconocidos. Para eso alargaron ilegalmente 7 horas el horario después del cierre de las mesas electorales el 23 de noviembre de 2008; cedulas de identidades falsas pero bien asentadas en los cuadernos electorales del Consejo Nacional Electoral (CNE); ese es el inexistente pueblo venezolano que desde el 2004 ha votado por Chávez y ha desmoralizado y desconcertado a la población real.

Ahora es necesario OBLIGAR UNA AUDITORÍA EN LA DIRECCIÓN DE IDENTIFICACIÓN Y EXTRANJERÍA (DIEX) y PUBLICAR EL REGISTRO ELECTORAL PERMANENTE (REP), DONDE EN AMBOS, DEBE HABER TRES O CUATRO MILLONES DE VENEZOLANOS y ELECTORES INEXISTENTES O VIRTUALES, para así demostrar el prontuario de este CNE y la salida inmediata del gobierno usurpador.

En todas las elecciones pueden haber muchos testigos de mesas y consignaciones de actas electorales por parte de opositores sinceros como propician la mayoría de sus ingenuos o falsos dirigentes, PERO TALES ACTAS Y TESTIGOS NO SIRVEN DE NADA; cuando los repetidores de votos del PESUV llegan a votar delante de estos, con sus cedulas falsas ya registradas en los cuadernos electorales y con su dedo meñique limpio y sin rasgos de tinta, previamente lavado con cloro, acetona y jabón en los buses que los trasladan; así es que aumentan vertiginosa y auditoramente las falsas cantidades oficialistas.

Lea la última edición de ¿CÓMO LLEVARON A CABO EL FRAUDE DEL 23 DE NOVIEMBRE DE 2008? En: http://www.cronicabiblica.com/enlace Artículos.

Lucas José Blanco Acosta

Lucas José Blanco Acosta dijo...

POR UNA VENEZUELA REAL VAMOS TODOS A VOTAR

De otro modo, hay que ir siempre a votar y combatir la abstención; esta se quiere inducir a la población real con la frustración y despropósito de nuestras supuestas derrotas; fenómeno muy necesario para ellos en las inmediatas elecciones fraudulentas. La abstención para ellos es muy obligatoria para no tener que aumentar más la ya abultada e incongruente cifra del registro electoral venezolano y exponer más la peligrosa evidencia de su delito. Esta solución de ir a votar a pesar del todo esto y aunque parezca incongruente ante el fraude, es la más práctica; porque si la mayor parte de la Venezuela real sale a votar, ellos relativamente sumando sus pocos votos reales con los virtuales o falsos, aún así, no podrán sobrepasar a la Venezuela real. Así que POR UNA VENEZUELA REAL VAMOS TODOS A VOTAR, en esta enmienda constitucional y en el posible referéndum revocatorio presidencial de enero de 2010.

Lea la última edición de ¿CÓMO LLEVARON A CABO EL FRAUDE DEL 23 DE NOVIEMBRE DE 2008? En: http://www.cronicabiblica.com/ enlace Artículos.

Lucas José Blanco Acosta