lunes, 10 de noviembre de 2008

Obama contempla juicios en EEUU para detenidos en Guantánamo

En esta imagen de archivo del 4 de junio del 2008, el sol se pone sobre el Campamento Justicia, sede de las Comisiones Militares de Estados Unidos en la base de Bahía de Guantánamo, en Cuba.



El equipo de asesores del presidente electo Barack Obama prepara una propuesta que le permitiría a decenas, quizás cientos de sospechosos de terrorismo, ingresar en Estados Unidos para enfrentar juicios civiles, un plan que le ayudaría a cumplir su promesa de cerrar la prisión en Guantánamo.

El plan podría llevar a crear un nuevo sistema de justicia.

Durante su campaña, Obama calificó a Guantánamo como un "capitulo triste de la historia estadounidense" y ha expresado que el sistema judicial estadounidense está capacitado para procesar a sus detenidos.

Aun así, ha ofrecido pocos detalles sobre lo que planea hacer una vez que la instalación sea cerrada.

Conforme los planes preparados por el equipo de Obama, algunos de los detenidos serían liberados y muchos otros procesados en cortes criminales estadounidenses.

Un tercer grupo de detenidos, aquellos cuyos casos están implicados en una maraña de información secreta, podrían presentarse ante una nueva cortes diseñada especialmente para tratar casos de seguridad nacional, de acuerdo con asesores y demócratas envueltos en las conversaciones.

Las fuentes pidieron no ser identificadas, debido a que los planes se encuentran todavía en fase de desarrollo.

La acción podría representar un cambio radical con respecto al gobierno del presidente George W. Bush, que estableció tribunales militares para procesar a los detenidos en la base naval en Cuba y se opone firmemente a traer a los reos a Estados Unidos.

El oponente republicano de Obama, John McCain, también había prometido cerrar el penal. Sin embargo, se oponía a realizar juicios del fuero criminal, señalando que los tribunales estadounidenses deben de permanecer solamente en territorio nacional.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/186/story/319084.html