viernes, 8 de agosto de 2008

Arrestan en Miami a sujeto que amenazó con matar a Obama


Un ex residente de Maine que, según la fiscalía, profirió amenazas de muerte contra el senador Barack Obama y el presidente George Bush, se encuentra bajo arresto en Miami luego de que las autoridades le confiscaron un arma, municiones y abundante equipo de comunicaciones.

El acusado, Raymond Hunter Geisel, dijo que sufría de trastornos mentales y negó haber hecho las amenazas que, según la declaración criminal de un agente federal, ocurrieron a mediados de este año mientras Geisel tomaba un curso de fianzas judiciales en Miami.

En una de las clases el hombre habría comentado que "si ese negro [Obama] es elegido, yo lo voy a asesinar'' de acuerdo con el testimonio que uno de los estudiantes rindió al agente del Servicio Secreto Paul R. Adie.

En otra de las clases, afirma la denuncia, Geisel dijo que "quería poner un bala en la cabeza del Presidente''.

Geisel aseguró que ha recibido tratamiento siquiátrico por abusos mentales y físicos de los que fue víctima cuando niño. Agregó que se recluyó en un centro de salud mental, pero las autoridades no encontraron registros al respecto.

Varios reportes periodísticos de un diario local de Maine, reflejan sin embargo que la madre de Geisel denunció públicamente supuestos abusos contra su hijo en una escuela del área.

De acuerdo con el agente, el 31 de julio recibió una llamada del detective Rick Edwards de la Unidad Seguridad Nacional de la policía del Condado de Miami Dade que lo puso al tanto de las amenazas que habría hecho Geisel durante el curso en el que participaron 46 estudiantes.

Adie afirma que entrevistó a Geisel al final del curso y aunque este negó las amenazas, dijo que "si él quisiera matar al senador Obama, simplemente le dispararía con un rifle de francotirador, pero después dijo que estaba bromeando''.

Geisel, de 22 años, fue conminado a escribir una declaración en la que afirmaba que nunca dijo que iba a matar al senador, lo cual obedeció.

El agente del Servicio Secreto logró que Geisel diera su consentimiento para hacer una inspección de su automóvil y una habitación del hotel en Miami donde vivía con su novia, Susan Kynast, mientras tomaba las clases.

En la inspección practicada al automóvil Ford Explorer de Geisel el agente encontró varios uniformes militares de fatiga, numerosos radios portátiles de comunicación, luces de emergencia de las que usa la policía, municiones para un rifle calibre. 223 y un machete.

Al interior de la habitación del hotel Holiday Inn Express hallaron una pistola 9 milímetros, más municiones, chalecos antibalas, armas y gases paralizantes y un aparato de Posicionamiento Geográfico Satelital (GPS).

Interrogado por la parafernalia, Geisel explicó que es coleccionista de esa clase de implementos y en el caso del arma explicó que la usaba para practicar tiro al blanco en los cursos de fianzas. En cuanto al machete, dijo, lo utilizaba para cortar maleza en los campos de Maine.

El agente empezó una ronda de entrevistas con otros alumnos de los cursos en ACE Bonding Company al noroeste de Miami quienes ofrecieron detalles de las supuestas frases amenazantes pronunciadas por Geisel contra Obama y Bush.

La investigación culminó con el arresto del acusado el pasado 2 de agosto. Geisel dijo entonces que no recordaba si había hecho o no las amenazas porque sufre de un desorden mental postraumático.

La fiscalía no ha radicado cargos formales en su contra, pero el informe del agente afirma que existe causa probable de que el acusado hizo amenazas de matar, secuestrar o inflingir daño físico al candidato Obama. El reporte no menciona al presidente Bush como víctima potencial de las amenazas en esta parte.

Geisel declaró que ha pasado gran parte de su vida en Bangor, un pueblo en el corazón de Maine, y que en enero se mudó a la Florida. Los registros del estado indican que registró como residencia una casa en Marathon, Florida. Explicó que vivía con su novia en un velero frente a la residencia.

En varios reportajes publicados en 1997 por el Bangor Daily News, la madre del acusado, Linda Geisel, denunció que su hijo, que entonces tenía 11 años, había sido víctima de abusos en una escuela local donde era recluido en un cuarto de castigo del tamaño de un baño hecho en madera prensada. Según la madre, estos castigos provocaron en sus hijos un trauma insuperable.

Las denuncias de maltrato incluían también a Carsten Geinsel, hermano de Raymond. La señora Geisel se convirtió en una activista contra ese tipo de castigo escolar y presentó quejas ante el departamento de educación del estado.

Finalmente el departamento ordenó, en octubre de ese año, que los hermanos regresaran al distrito escolar del que habían sido retirados por su madre argumentando que las escuelas habían hecho todo lo que estaba a su alcance para darles una buena educación.

Una nota del mismo diario registró el pasado junio una acusación contra Raymond por "amenazas criminales'' por la cual se le impuso una multa de $250 y estuvo detenido 48 horas. La nota no indica el contenido de las amenazas.

El martes, la abogado de oficio de Geisel, Ayana N Harris, radicó una moción en la que su cliente se acoge al derecho a permanecer en silencio en relación con el caso.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/257264.html