jueves, 28 de agosto de 2008

Morales llama a referendo para aprobar la Constitución


Evo Morales muestra una copia del nuevo proyecto de Constitución.


El presidente Evo Morales convocó el jueves a un referendo nacional para aprobar su polémico proyecto constitucional a pesar del rechazo de grupos opositores.

El mandatario promulgó el decreto en una ceremonia celebrada en el palacio presidencial junto a decenas de seguidores. La celebración de la consulta será el 7 de diciembre de este año.

"No sólo es un pedido de organizaciones y sindicatos, es un mandato del pueblo para consolidar esta política de cambios'', dijo Morales en su discurso al referirse al 67,4% de los votos que lo ratificaron en el cargo en el referendo celebrado el 10 de agosto.

"Tenemos que avanzar en la refundación de Bolivia para garantizar un estado plurinacional; estamos hablando de transformaciones profundas en democracia'', acotó. "Que el pueblo decida con su voto sobre la constitución, ya que no podemos entendernos las autoridades''.

Sindicatos y organizaciones sociales afines le habían exigido el fin de semana convocar a referendo mediante decreto. La disposición señala que ese día también se elegirán a dos prefectos (gobernadores) que fueron revocados, a subprefectos (vicegobernadores) y consejeros en los nueve departamentos.

La elección de subprefectos y consejeros podría darle a Morales influencia en los mandos regionales controlados por la oposición tras haber ganado en 95 de las 112 provincias del país.

Dos serán las consultas sobre el proyecto constitucional. Una estará referida a la cantidad de tierras que podrá poseer una persona, y la otra ratificará o rechazará el texto íntegro del proyecto constitucional que la Asamblea Constituyente aprobó en diciembre del 2007 con la presencia de la bancada oficialista mayoritaria y en ausencia del grueso de la oposición.

Líderes regionales opositores y partidos políticos de oposición se oponen al proyecto constitucional bajo el argumento de que no expresa el sentir de los todos los bolivianos. La propuesta de carta constitucional permite la reelección del presidente en forma inmediata, proyecta un modelo estatista y otorga mayor poder a los indígenas.

Con anterioridad los líderes regionales de los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca habían anunciado que se opondrán a la celebración de la consulta en sus regiones.

En la consulta del 10 de agosto también fueron ratificados los prefectos opositores que encaminan procesos de autonomía en sus regiones en abierta rebeldía a Morales.

Estos también se sienten ganadores y desde la semana pasada emprendieron medidas de protesta contra el mandatario en rechazo al proyecto constitucional y en demanda de la devolución del impuesto directo a los hidrocarburos, que el gobierno descontó de los presupuestos regionales para financiar un bono vitalicio para los adultos mayores.

La falta de acuerdos políticos en la Asamblea Constituyente para aprobar una carta constitucional de consenso sumió al país en una profunda crisis institucional y política.

Tras los cómputos del referendo que fueron entregados el jueves por la Corte Nacional Electoral, la oposición tiene control de cinco prefecturas de un total de nueve. Dos son oficialistas y otros dos prefectos opositores fueron revocados.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/273826.html