domingo, 10 de agosto de 2008

Georgia está dispuesta a una tregua si cesan ataques rusos, anunció mandatario de ese país








Siguen los enfrentamientos entre tropas rusas y de Georgia. Ancianos y niños deben huir de sus hogares por las hostilidades.


El presidente Mikheil Saakashvili dijo, este sábado, que su nación estaría cerca de un cese del fuego en Osetia del Sur. Hasta el momento, se reportan unos 2.000 muertos y miles de heridos.

Saakashvili declaró a su país en "estado de guerra" y acusó a Rusia de haber bombardeado varias ciudades georgianas. Mientras, los combates entre fuerzas rusas y georgianas por el control de la provincia separatista de Osetia del Sur seguían siendo muy intensos.

"He firmado un decreto sobre el estado de guerra. Georgia se encuentra en un estado de agresión militar total", afirmó Saakashvili en una reunión televisada de su Consejo de Seguridad Nacional en el que se ordenó la movilización de todos los reservistas.

En la tarde, durante una visita a un hospital de Tiflis donde atienden a los heridos, Saakashvili declaró que "Georgia está dispuesta a cesar el fuego en la zona de Tsjinvali e iniciar negociaciones con Rusia" de inmediato.

"Me he dirigido al presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, para que detengamos juntos esta demencia", dijo el mandatario georgiano.

Moscú respondió inicialmente que no ha recibido propuesta alguna de los georgianos, pese a que ayer Saakashvili repitió su oferta de "cese el fuego inmediato" hasta en una entrevista con la CNN. Pero luego, Dmitri Rogozin, representante de Rusia ante la Otan, dijo que las tropas georgianas deben retirarse totalmente de Osetia del Sur para que haya un cese el fuego.

Víctimas civiles de lado y lado

Sobre el terreno las cosas empeoraron considerablemente. La fuerza aérea rusa bombardeó varios objetivos militares en territorio de Georgia, como el estratégico puerto de Poti. Sin embargo, periodistas de agencias internacionales pudieron comprobar que en Gori -ciudad natal de Stalin- varios edificios de apartamentos fueron alcanzados por las bombas rusas, causando decenas de heridos y muertos entre los civiles. "Entre las víctimas había ancianos, mujeres y niños", informó la agencia.

Rusia por su parte acusó a Georgia de haber causado más de un millar de muertos en su bombardeo del jueves y viernes contra Tsjinvali, la capital de Osetia del Sur: ataque que marcó el inicio de la gran ofensiva militar georgiana para recuperar el control de esta provincia rebelde y que hoy tiene a Rusia y Georgia en estado de guerra.

En una conversación con el presidente de E.U., George W. Bush, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, denunció la operación militar geogiana como una "acción bárbara".

En el plano militar, el mando ruso aseguró ayer que sus tropas ya liberaron el 100 por ciento de Tsjinvali y que libraban duros combates con las tropas georgianas en la localidad de Tamarasheni, a pocos kilómetros al norte de la capital de Osetia del sur.
Las fuerzas georgianas, por su parte, aseguraron que sus fuerzas siguen en Tsjinvali, que resisten a las fuerzas especiales rusas -los temidos 'Spetsnaz'- y que hasta el momento sus baterías antiaéreas han logrado derribar 10 aviones de combate rusos. Moscú solo admite dos.

Las cifras de muertos también dependen de quien las entregue. Georgia admite 150 bajas, de las cuales 40 son civiles. Rusia no ha entregado un parte de bajas en sus filas, pero acusa a Georgia de haber causado hasta 1.500 muertos en Osetia del Sur. Mientras que fuentes del gobierno separatista de esa provincia hablan de 600.

Abjasia, nuevo frente

Las cosas se complicaron ayer para Georgia al abrirse un segundo frente de guerra, cuando tropas georgianas fueron bombardeadas por la artillería y la aviación de la otra región separatista de ese país del Cáucaso: Abjasia. Los ataques ocurrieron en los desfiladeros de Kodori, una zona de Abjasia bajo control georgiano. Para completar, tanto Washington como Georgia informaron que Rusia movilizó su flota del Mar Negro con rumbo a las costas georgianas.

Georgia afronta una "invasión rusa y necesita ayuda urgente", dijo anoche la ministra de Asuntos Exteriores de Georgia, Eka Kechelashvili.

La Otan volvió a pedir negociaciones directas entre rusos y georgianos para poner fin a los enfrentamientos y subrayó que esas negociaciones "sólo pueden estar basadas en la integridad territorial de Georgia". La UE también se pronunció por el respeto de las fronteras "internacionalmente reconocidas" de Georgia.

Pero otra cosa piensa el primer ministro ruso, Vladimir Putin, quien declaró que Georgia asestó un "golpe mortal" a su integridad territorial y "difícilmente" recuperará su soberanía sobre Osetia del Sur.

Una delegación conjunta de la UE, E.U., la Otan y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa llegará en las próximas horas a Georgia para intentar obtener un cese del fuego con Rusia, informó el ministro británico de Defensa, Des Browne.

El Tiempo, Colombia

http://www.eltiempo.com/mundo/otrasregiones/home/georgia-esta-dispuesta-a-una-tregua-si-cesan-ataques-rusos-anuncio-mandatario-de-ese-pais_4434969-1


1 comentario:

affto dijo...

El agresor verdadero es Saakashvili,el presidente de Georgia-el hombre que ordeno a matar a todo el pueblo de Osetia del Sur. Rusia lo que hizo es proteger sus cuidadanos, esten donde esten.