viernes, 8 de agosto de 2008

El euro registra la mayor devaluación de su historia y se cambia a menos de 1,50 dólares


  • El 15 de julio alcanzó su máximo histórico de 1,599 dólares
  • El abaratamiento del crudo permite al BCE centrarse en el crecimiento

MADRID.- La moneda común europea ha experimentado la mayor caída de su historia frente al dólar. El cierre oficial del Banco Central Europeo sitúa su cambio en 1,4996 dólares, casi cuatro céntimos menos que los 1.5471 dólares que valía en la víspera, el 7 de agosto.

No obstante, el euro ha llegado a cambiarse por 1,5006 dólares en su cotización intradiaria. Si se tiene en cuenta la cotización diaria, esta superó la barrera de los 1,60 dólares el 22 de abril, aunque cerró entonces en 1,5931 dólares. La mayor diferencia oficial alcanzada entre euro y dólar fue de 1,5990, fechada el 15 de julio.

La reacción del euro se produce tras las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, quien explicó que la institución considera adecuado el actual nivel de tipos de cambio del 4,25% para luchar contra la inflación, lo que aleja la posibilidad de próximas subidas.

El máximo responsable del organismo monetario europeo señaló que el crecimiento económico en la zona euro será particularmente débil en el segundo y tercer trimestre del año. Así, las palabras de Trichet han frenado a los operadores que establecían posiciones a favor de que el banco europeo subiría pronto los tipos de interés.

Desde el estallido de la crisis 'subprime' hace justo un año, las políticas monetarias de la Reserva Federal estadounidense y del Banco Central Europeo han divergido. El organismo presidido por Trichet ha luchado contra la inflación con tipos altos (4,25%) en un periodo de falta de liquidez, mientras que la Fed ha recortado sus tipos de interés constantemente desde septiembre hasta el 2% para hacer frente a la desaceleración estadounidense. Así, el euro se ha fortalecido constantemente frente al dólar.

Sin embargo, el fuerte abaratamiento del petróleo podría fortalecer al dólar. En el último mes el precio del barril 'Texas' ha pasado de rozar los 150 dólares a valer menos de 115, lo que supone un respiro para economías industrializadas como la estadounidense.

"Es el inicio de un nuevo capítulo para el dólar, para Trichet y para otros bancos centrales, porque ahora centrarán su atención en los riesgos del crecimiento", dijo Dustin Reid, estratega del mercado de divisas de ABN Amro, a la agencia Bloomberg. "El abaratamiento de los precios de los combustibles está tras esta subida porque los bancos centrales han dejado de tener puestos sus ojos en la inflación", agregó.

El petróleo acumula una nueva jornada de descensos, y en el mercado de futuros de Londres, el barril de Brent cotizaba a 113,55 dólares, cuatro dólares por debajo del precio de apertura.

El Mundo, España

http://www.elmundo.es/mundodinero/2008/08/08/economia/1218208770.html