domingo, 19 de julio de 2009

Fracasan negociaciones hondureñas en Costa Rica


El diálogo por una salida al conflicto hondureño terminó el domingo en Costa Rica sin resultados después que la delegación del gobierno de facto rechazara la propuesta de siete puntos presentada la víspera por el presidente Oscar Arias.

La jornada que inició con encendidos discursos por parte de las dos partes, finalizó de forma similar, con las comisiones explicando sus posiciones y Arias reconociendo el fracaso de la segunda ronda y la promesa de incrementar esfuerzos en los próximos tres días para buscar otras opciones.

"No fue posible llegar a un acuerdo satisfactorio. La delegación del presidente (depuesto Manuel) Zelaya aceptó íntegramente mi propuesta, no así la delegación de don Roberto Micheletti'', manifestó Arias.

El mandatario indicó que él se tomará estas 72 horas para realizar consultas diplomáticas y plantear alguna nueva alternativa a las partes porque cuestionó " ¿cuál es la alternativa al diálogo?".

"Tal vez así, con ese esfuerzo, se pueda evitar un derramamiento de sangre'', apuntó.

Un poco más tarde, en Washington, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza, dijo que consideraba "prudente'' el nuevo plazo solicitado por el presidente Arias, pero indicó que si en ese lapso no hay acuerdo para el retorno de Zelaya al cargo, lo demás "carecería de sentido''.

Dijo que la comunidad internacional seguía apoyando fimemente el retorno de Zelaya y que el gobierno de facto "debería enfrentar esa realidad''.

"Este es un golpe que fracasó'', dijo Insulza a los reporteros en la sede de la OEA.

En tanto, en Managua, en una primera reacción, Zelaya comentó a Associated Press vía telefónica que "siempre hay que mantener una puerta abierta a la diplomacia y al diálogo''.

A pesar de su rechazo a la propuesta de Arias, la comisión Micheletti afirmó que no dan por terminada la negociación y no descartan retomarla el miércoles.

"Tenemos un amplio respeto por la institucionalidad y no por eso nos van a tildar de intransigentes. Ellos (los representantes de Zelaya) son los que dijeron que no volverán al diálogo'', dijo vía telefónica a la AP Vilma Morales, ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia y miembro de la comisión Micheletti.

Añadió que consideran que existe la posibilidad de que las pláticas se reanuden el miércoles próximo. "El diálogo no está roto''. Explicó que de regreso en Honduras harán las consultas necesarias sobre la propuesta de Arias con instituciones como el Tribunal Supremo Electoral y el Congreso.

Las comisiones estuvieron reunidas el domingo unas cinco horas y desde el arranque fue evidente el poco avance logrado tras la suspensión del encuentro la noche del sábado.

"Querido mediador... lo siento mucho pero las propuestas que usted presenta resultan inaceptables'', expresó el designado canciller de Micheletti y vocero del grupo, Carlos López, al salir de la vivienda de Arias y leer una declaración.

López, hablando ante la prensa, observado por Arias, miembros de su gabinete y los delegados de Zelaya, explicó que el plan de Arias es una "intromisión a los asuntos internos de Honduras y una lamentable desnaturalización de la mediación'' y agregó que el gobierno que representa no será ‘‘cómplice'' de algunos gobiernos de América, "que quieren avalar la impunidad''.

Rixi Moncada del grupo de Zelaya lamentó la decisión de su contraparte y aunque dio por finalizada esta jornada de conversaciones dejó el tema en manos de Arias.

"Debido a la intransigencia demostrada... anunciamos que para nosotros, como delegados del presidente Zelaya en este diálogo con la comisión del régimen de facto, ha finalizado'', apuntó para mencionar de forma indirecta, que sin embargo, su delegación podría volver a San José si así lo dispone Arias.

"Reiteramos nuestra disponibilidad frente al mediador... nos mantendremos nosotros al pendiente de acciones o de medidas que el señor presidente Oscar Arias pueda tomar en las próximas horas'', expresó.

Zelaya fue depuesto el 28 de junio y ese mismo día el Congreso juramentó a Micheletti en su lugar.

Horas antes de iniciar la cita el domingo, la comisión Micheletti había dado a conocer una contrapropuesta al plan de Arias, donde abrían una pequeña ventana al retorno de Zelaya, aceptando ese paso siempre y cuando sea para que el depuesto presidente, a quien identificaron como ‘‘ciudadano'', responda ante la justicia "con las garantías necesarias'' de que recibirá "un debido proceso.

También consintieron a los temas de un gobierno de unidad nacional, el adelantamiento de las elecciones --siempre y cuando sea aceptado por el Tribunal Supremo Electoral-- y la formación de una comisión de verificación.

De forma parcial accedieron al traslado de las fuerzas armadas a ese tribunal pero no un mes, sino cuatro meses antes de las elecciones "para garantizar la transparencia del proceso''.

En Managua, la canciller de Zelaya, Patricia Rodas, había anunciado antes de conocer el resultado de la cita en San José que, de fracasar la negociación, "marcharán hacia Honduras''.

"Hoy, antes de que se ponga el sol, sabremos definitivamente si quienes han usurpado los espacios de la democracia y de la lucha de nuestro pueblo por construir su propio destino, terminan por acatar incondicionalmente'', declaró durante las celebraciones del 30 aniversario de la Revolución Sandinista.


El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/ultimas-noticias/story/500989.html

3 comentarios:

Benito García dijo...

Insulza, dicho con respeto, es un pobre hombre. En cuanto a Arias, creo que tiene razón, que se tomen todo el tiempo que haga falta. Reencauzar la democracia hondureña hacia la normalidad no puede ser en base a maximalismos, sino en base a la cordura y la prudencia. Y en todo esto no sabemos qué pinta el secretario general de la OEA y qué aporta.

Helen Maran dijo...

He venido a visitar tu hermosa casa para decirte que tienes en mi blog premios que deseo compartir contigo,saludos desde Israel,feliz semana

Daniel45 dijo...

Hola

Pásate por mi blog que tienes premio.

Saludos.