domingo, 19 de julio de 2009

Ortega pide cambio constitucional para optar a reelección


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, habla este 19 de julio de 2009, en la Plaza de la Fe, en el Malecón de Managua (Nicaragua), durante la celebración del 30 aniversario de la Revolución sandinista. En el acto, presidido por Ortega, participan el vicepresidente de Cuba, Esteban Lazo; el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro; y Patricia Rodas, canciller del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, entre otras personalidades.



El presidente de Nicaragua Daniel Ortega planteó este domingo por primera vez su intención de consultar a la población mediante un referéndum u "otra urna'' si aprueba la reelección presidencial sucesiva y no alterna como lo establece la Constitución de 1995.

El mandatario planteó la posibilidad de hacer una consulta o referéndum para que "el pueblo diga si quiere premiar o castigar'' a sus gobernantes con la reelección a los cargos de diputado y presidente de la República.

El planteamiento fue hecho ante una multitud de seguidores que se congregó en la Plaza de La Fe, en el Malecón de Managua, para conmemorar el 30 aniversario de la Revolución sandinista de 1979 que derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle.

Ortega llamó a las fuerzas políticas a trabajar para "tener una mejor Constitución'' en la que también se incluya un referendo revocatorio y si los diputados al Congreso pueden reelegirse sin restricción como establece la actual Carta Magna.

"Que el derecho a la reelección sea para todos y que sea el pueblo con su voto quien premie o castigue'' eligiendo a sus autoridades, dijo Ortega, manifestando por primera vez de forma abierta, desde que asumió el poder en enero del 2007, su deseo de un siguiente mandato presidencial.

El depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya pensó en una cuarta urna, dijo Ortega. "Aquí podemos poner perfectamente otra urna para consultar al pueblo si quiere o no la reelección y sin ningún temor porque el Ejército y la Policía no los va a reprimir'', afirmó.

La Constitución nicaragüense, reformada en 1995, eliminó la reelección presidencial continua y la dejó establecida en un período alterno y por una sola vez en la vida.

"Nosotros vamos a seguir planteando que no se le niegue (al pueblo) ese derecho a escoger (a sus gobernantes) porque para eso están los votos'', insistió Ortega.


El Nuevo Herald