jueves, 23 de octubre de 2008

Eurocámara condena a Chávez


El Parlamento Europeo aprobó una resolución en rechazo a las inhabilitaciones de políticos y la expulsión de responsables de la organización Human Rights Watch. El texto, que también solicita el esclarecimiento del asesinato del estudiante Julio Soto, fue aprobado con 51 votos a favor y un sólo voto en contra.

La Eurocámara condenó este jueves al gobierno del presidente Hugo Chávez por las inhabilitaciones de políticos y la expulsión de responsables de la organización Human Rights Watch, mediante una resolución votada por la derecha. El texto, duramente cuestionado por la izquierda y Venezuela, fue aprobado por 51 votos a favor y un sólo voto en contra durante la sesión plenaria en Estrasburgo (este de Francia) en el marco de "casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho".

Con excepción de un eurodiputado, el Partido Socialista Europeo (PSE), los Verdes y la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) decidieron no participar en la votación como medida de boicot ante lo que consideraron "ridiculiza" al Europarlamento.

Presentada por el Partido Popular Europeo (PPE, derecha), la ALDE (Alianza de Liberales y Demócratas para Europa) y la UEN (Unión para la Europa de Naciones), la resolución exige al gobierno venezolano revisar la inhabilitación de 272 políticos, en su mayoría de oposición, que no podrán ser candidatos en los comicios regionales de noviembre próximo en el país sudamericano.

El texto rechaza además "tajantemente" la expulsión "arbitraria" del director de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, y el subdirector, Daniel Wilkinson, "por la presentación de un informe crítico sobre las libertades públicas y el respeto a los derechos humanos durante los 10 años de mandato del presidente Hugo Chávez".

Por otra parte, "condena enérgicamente el asesinato del líder estudiantil Julio Soto", el pasado 1 de octubre, y solicita a las autoridades venezolanas "que hagan cuantos esfuerzos sean necesarios para esclarecer en la mayor brevedad posible este crimen".

"Venezuela y el pueblo venezolano vive infelizmente desde hace varios años una situación terrible en la que se violan los derechos fundamentales. Esto merece nuestra condena", dijo el eurodiputado portugués del PPE, José Ribeiro y Castro, en el debate previo a la votación.

En la misma sintonía, el conservador alemán Bernd Posselt denunció que "los derechos humanos se pisotean y vapulean" en Venezuela, y calificó a Hugo Chávez de "dictador grandilocuente".

Única voz de la izquierda presente, el eurodiputado portugués de GUE/NGL, Pedro Guerreiro, criticó con dureza la resolución, a la que calificó de "maniobra inaceptable y despreciable de injerencia del Parlamento Europeo" e "intento de desestabilización de un Estado soberano".

En nombre de la Comisión Europea, el comisario de Energía, Andris Pieblags, aseguró que Bruselas "va a seguir muy de cerca los acontecimientos en Venezuela", explicando ser "consciente" de "las preocupaciones manifestadas por algunos de ustedes y parte de la sociedad" venezolana.

El Nacional
http://www.megaresistencia.com/portada/content/view/3620/1/