domingo, 26 de octubre de 2008

Lula: derrota electoral


El Partido de los Trabajadores (PT) del presidente Luiz Inácio Lula da Silva perdió hoy la disputa por la alcaldía de Sao Paulo, el mayor colegio electoral de Brasil, donde se fortaleció el opositor José Serra, apuntado como aspirante a la jefatura del Estado en 2010.

El PT obtuvo ocho de las 30 alcaldías en juego en la segunda vuelta de las elecciones municipales, pero además de Sao Paulo encajó derrotas en Porto Alegre (sur), su antiguo bastión electoral, y en Salvador, una estratégica ciudad del nordeste del país.

De las derrotas que sufrió hoy el PT, sin duda la más difícil de asimilar es la de Sao Paulo, donde el actual alcalde, Gilberto Kassab, del partido opositor Demócratas (DEM), arrasó ante Marta Suplicy, ex ministra y amiga de Lula, y por quien el presidente había apostado su capital político.

Con el escrutinio casi completado, Kassab fue reelegido con el 61,1 por ciento de los votos y dejó a Suplicy con el 38,9 por ciento.

Analistas consideran que Suplicy sufrió una derrota electoral y también una política porque el flojo resultado alcanzado en Sao Paulo la deja con pocas cartas para ser candidata presidencial del PT en 2010, cuando Lula no podrá presentarse a la reelección.

Kassab, el vencedor de hoy, es un político poco conocido pero apadrinado por Serra, gobernador del estado de Sao Paulo y líder del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Serra fue derrotado por Lula en las presidenciales de 2002 pero ahora es apuntado por los analistas y en las encuestas como favorito para vencer en 2010.

“Serra saldrá adelante”, dijo hoy poco después de votar el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, fundador y referencia histórica del PSDB.

Cardoso afirmó que los resultados de hoy “muestran que el PSDB tiene fuerza electoral” y subrayó que “lo importante de eso es que el PT perdió el control de las grandes ciudades”.

El partido de Lula había conquistado en la primera vuelta, el pasado 5 de octubre, las alcaldías de seis de las 26 capitales regionales y en la segunda ronda sólo aspiraba a tres y fue derrotado en todas.

El centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del PT a nivel nacional pero que corrió por su cuenta en muchas elecciones locales, se adjudicó hoy la alcaldía de cuatro capitales (Río de Janeiro, Salvador, Porto Alegre y Florianópolis), que sumó a las dos obtenidas en la primera vuelta (Goiania y Campo Grande).

En Río de Janeiro, en una muy disputada elección, el diputado Eduardo Paes (PMDB), apoyado por Lula, obtuvo el 50,8% de los votos y derrotó al también diputado Fernando Gabeira (49,2%), líder histórico del Partido Verde y que sorprendió al llegar a la segunda vuelta.

En Salvador, el actual alcalde, Joao Henrique Carneiro (PMDB), obtuvo el 58 por ciento de los votos y derrotó al candidato del PT, Walter Pinheiro, que quedó con el 42 por ciento.

Porto Alegre representó otro duro golpe para el partido de Lula, que durante 16 años gobernó esa urbe que fue cuna del Foro Social Mundial, máxima expresión del movimiento antiglobalización.

En esa ciudad fue reelegido con el 59,1 por ciento de los votos el actual alcalde, José Fogaça (PMDB), quien no dio posibilidades a María del Rosario Nunes, la candidata del PT, que alcanzó el 40,9 por ciento.

Por su parte, el PSDB de Serra venció hoy en dos capitales (Cuiabá y Sao Luis), que sumó a las dos que ya había obtenido en la primera vuelta (Curitiba y Teresina).

Además, Kassab, el ganador en Sao Paulo, está alineado políticamente con Serra pese a ser de partidos diferentes.

Otro posible aspirante presidencial del PSDB, el gobernador de Minas Gerais, Aecio Neves, dejó su marca en la elección de Belo Horizonte, la capital regional, donde ganó su candidato, el empresario Marcio Lacerda, que pertenece al Partido Socialista Brasileño (PSB).

Neves, que disputa con Serra el liderazgo del PSDB y la posibilidad de ser candidato presidencial del partido, consiguió hilvanar en Belo Horizonte una inédita alianza con el PT para apoyar a Lacerda, que se impuso con el 59,1 por ciento de los votos.

Carlos A. Moreno - Agencia Efe