lunes, 13 de octubre de 2008

Obama propone nuevas medidas económicas de rescate


El candidato demócrata plantea incluir incentivos impositivos temporales a las empresas y una moratoria de 90 días en la ejecución hipotecaria a los dueños de viviendas




El candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, ha presentado hoy un nuevo plan de rescate económico enfocado en la creación de empleos y para suavizar el impacto de la crisis financiera y la desaceleración económica en los estadounidenses de clase media. El senador ha ofrecido en Toledo (Ohio) un "gran" discurso en el que propone un crédito impositivo temporal de 3.000 dólares a las compañías por cada nuevo puesto de trabajo creado en Estados Unidos en los próximos dos años y que se dé una moratoria de 90 días en la ejecución hipotecaria a los dueños de viviendas que las habiten y que estén haciendo todo su esfuerzo para pagar sus deudas. Asimismo, pide que se eliminen las penalizaciones a los retiros de hasta un máximo de 10.000 dólares efectuados en los planes de jubilación 401 (k) e IRA este año y el próximo.

Obama también pide a la Reserva Federal y al Departamento del Tesoro a que establezcan facilidades para otorgar préstamos a los gobiernos estatales y municipales, similar a los pasos recientemente adoptados para inyectar liquidez en los mercados de deuda. El plan también propone la eliminación temporal de impuestos sobre los beneficios de las solicitudes de desempleo y que la Fed y el Tesoro se preparen para garantizar un rango más amplio de pasivos del sistema bancario.

El senador también quiere que el Tesoro ayude a descongelar los mercados para las hipotecas individuales, para los préstamos a estudiantes, para comprar cohes, para las tarjetas de crédito y para las viviendas multifamiliares. Según la campaña, el plan de Obama costaría unos 60.000 millones de dólares en un plazo de dos años.

El senador por Illinois pretende así situarse en primera línea de la lucha contra la crisis financiera internacional que afecta particularmente a los contribuyentes estadounidenses y, de paso, quiere aprovechar la ventaja que tiene en cuestiones económicas sobre su rival republicano, John McCain, para distanciarle aún más en las encuestas.

"Nuestra economía se enfrenta a la mayor incertidumbre desde hace 70 años, hemos perdido 760.000 empleos este año y se espera que la tasa de paro alcance el 8%. Las familias, que han visto sus ingresos reducidos en 2.000 dólares durante la 'expansión' económica entre 2000 y 2007 [los años de Bush] se arriesgan ahora a pérdidas aun mayores", afirma Obama.

Reducción de impuestos

Según su programa económico, Obama promete bajar los impuestos a todas las familias que ingresen menos de 250.000 dólares al año, lo que, según su campaña supone el 95% de las familias. Incluso los que ganan más, "no pagarán más impuestos de los que habrían pagado en los 90".

El candidato busca con esta intervención consolidarse ante sus conciudadanos como el mejor preparado de los dos contendientes por la Casa Blanca. En realidad ya lo es: McCain ha admitido en público que la economía no es su fuerte y en los intercambios cara a cara el senador por Illionois siempre ha sacado mejor nota. Esa superioridad, en los tiempos que corren, en los que los estadounidenses sitúan a la economía como la primera de sus preocupaciones, se refleja en las encuestas. Según las últimas, el candidato demócrata está entre 4 y 10 puntos por delante de su rival.

El País, España
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Obama/propone/nuevas/medidas/economicas/rescate/elpepuint/20081013elpepuint_4/Tes