lunes, 5 de noviembre de 2007

Ex ministro Baduel manifestó su rechazo al proyecto de reforma constitucional


El ex ministro de la Defensa, general retirado Raúl Isaías Baduel, se pronunció hoy en contra del proyecto de cambios a la Carta Magna impulsado por el jefe de Estado, Hugo Chávez.

Baduel dijo en rueda de prensa que "de aprobarse la reforma constitucional se estaría consumando en la práctica un golpe de Estado" en Venezuela.

"En el siglo XVIII no existían las constituciones porque lo que habían eran monarcas absolutos y autoritarios que tenían todo el poder. Las constituciones nacen, precisamente, para limitar el poder de los gobiernos y proteger al ciudadano del ejercicio abusivo de éste, así como garantizarle al pueblo sus derechos y libertades y establecerle sus deberes", afirmó.

Baduel subrayó que las constituciones deben limitar y controlar el poder.

"No deben hacer lo contrario (las cartas magnas). Cualquier Constitución que desregule y le quite límites al poder debe ser vista con sospecha o el proyecto de reforma en cuestión".

El ex titular de la cartera aseguró que a través de la aprobación de la reforma constitucional sólo se le está quitando poder al pueblo.

Manifestó su rechazo y aseguró que las modificaciones del texto legal son un conjunto de propuestas "regresivas" con relación con la Constitución aprobada en 1999.

Asimismo, llamó a los venezolanos a informarse sobre la misma y a defender sus derechos, "no dejen que les quiten el poder" y a los miembros de la Fuerza Armada Nacional (FAN) a estar alerta al contenido de los artículos aprobados hasta el momento por la Asamblea Nacional (AN).

Por otra parte, el general indicó que debió considerarse, entre otras cosas, el período previsto de dos años, como dice la ley, para plantear una reforma, ya que, tiene que el proceso de la misma tiene que ser más extenso e incluyente.

Aclaró que el debate sobre las modificaciones del texto legal "no debe estar obligado por estos dos poderes que, innecesariamente y de forma atropellada, mediante procedimientos fraudulentos quieren imponer una propuesta que requiere una consulta más amplia a través de una Asamblea Nacional Constituyente".

"No es una reforma constitucional, no es una revisión (...) es una transformación del Estado", por lo que debió ser asumida por una "Asamblea Nacional Constituyente", dijo Baduel.

Varias vías

Baduel subrayó que el contenido de la Constitución Nacional puede cambiarse por varias vías, todas claramente reguladas por la propia Constitución y leyó el contenido del artículo 342 en el cual se explica que el procedimiento de la reforma sólo sirve para una revisión parcial de la Carta Magna de una o varias de sus normas que no modifiquen la estructura y principios fundamentales de dicho texto.

"Invito a todo el pueblo venezolano a que lea el proyecto de reforma y se de cuenta que la magnitud de los cambios que se están proponiendo no se corresponden con un proceso de reforma sino que es un planteamiento en su contra", instó.

"En este momento, tanto el Poder Ejecutivo como el Poder Legislativo le están quitando poder al pueblo alterando los valores, los principios y la estructura del Estado sin estar facultados para ello, ya que, el Poder Constituyente reside en el pueblo y es el único capaz de llevar a cabo un cambio de esa magnitud", dijo el ex ministro.

Sostuvo que el Poder Ejecutivo y Legislativo están usurpando funciones que no le son propias y alertó al pueblo venezolano para que no se dejen quitar lo que le corresponde, "ése poder es de todo el pueblo venezolano. No se dejen engañar".

El ex ministro de la Defensa aseguró que grandes sectores de la población desconocen total o parcialmente el contenido y la gravedad del proyecto de modificaciones que desean hacerle a la Carta Magna y, por esta razón, se consideró en el deber de alertar al pueblo venezolano que con el mismo no se logrará la satisfacción de las necesidades de la sociedad y la búsqueda de la equidad y la justicia social.

Socialismo a la venezolana

Cuestionó que en la exposición de motivos presentada por el primer mandatario nacional se señale que se va a conducir a los venezolanos hacia un proceso de transición denominado de manera genérica como socialismo sin indicar de una forma clara a qué se refieren con dicho término.

"La palabra socialismo no tiene un significado uniforme y puede incluir régimenes como el que hubo en la Unión Soviética-stalinista hasta el llamado socialismo nórdico o el socialismo democrático europeo, entonces, ¿a qué socialismo se nos quiere llevar?, ¿Por qué no se le dice al pueblo claramente hacia dónde se piensa conducir a la nación?", preguntó.

El general retirado afirmó que el pueblo quiere que se le diga cuál es el destino de su futuro y no se le mienta con "un supuesto socialismo a la venezolana".

"Si es que se encontraba pertinente acaso hacer una reforma constitucional, debió haberse partido de los derechos y principios establecidos en la Constitución del 1999 y mejorarlos a través de cambios siempre progresivos en el texto constitucional, lamentablemente, lo que ha ocurrido es que en vez de ir a una interpretación progresiva, inmejorada del texto constitucional se ha ido hacia una interpretación regresiva, sobre todo, limitando los derechos constitucionales", consideró.

Baduel enfatizó que cuando se analiza el contenido de la reforma cualquiera puede darse cuenta que ninguno de los artículos propuestos enfrenta los verdaderos problemas del país y no se suministran soluciones al problema de la pobreza, el desempleo, la inseguridad personal, el desabastecimiento y la inflación.

"Esta propuesta de reforma sólo le está quitando poder al pueblo por dos vías, primer, porque usurpa de manera fraudulenta el Poder Constituyente del pueblo y segundo, porque las autoridades de la nueva geometría del poder que se crearía no serían elegidas por el pueblo", aseveró.

Ovejas al matadero

El ex integrante del gabinete del jefe de Estado, Hugo Chávez, los poderes Ejecutivo y Legislativo están pretendiendo ejecutar cambios trascendentales de envergadura, usurpando el Poder Constituyente del pueblo venezolano y eso puede materializar un golpe de Estado que impondrá un modelo que de facto pasará a ser de Derecho.

"De culminar este proceso con la aprobación del mismo (del proyecto de reforma) por las vías propuestas y la Asamblea Nacional (AN) se estaría consumando en la práctica un golpe de Estado, violando de manera descarada el texto constitucional y sus mecanismos e introduciendo cambios de manera fraudulenta, llevando al pueblo como ovejas al matadero", agregó.

Baduel reiteró públicamente su rechazo a la reforma constitucional por considerarla "regresiva" y un instrumento que desmejora los avances logrados en materia de Derecho Constitucional con la Constitución de 1999, le arrebata poder al pueblo y al crea una nueva geometría del poder que no nace de la voluntad popular.

Asimismo, hizo un llamado a los profesionales de la Fuerza Armada Nacional y a sus compañeros de armas a analizar profundamente el texto y sus posibles alcances.

El general es considerado el artífice del regreso al gobierno de Chávez tras su breve derrocamiento en abril de 2002, y ejerció como ministro de Defensa hasta el pasado 7 de julio, cuando pasó a retiro y fue sustituido en el cargo por Gustavo Rangel Briceño.

Yolimer Obelmejías Valdez
www.eluniversal.com