viernes, 3 de abril de 2009

Condenan a 30 años de prisión a Vivas, Forero y Simonovis


Justicia nazi



Caracas.- A 30 años de prisión fueron condenados los ex comisarios de la Policía Metropolitana (PM), Iván Simonovis, Lázaro Forero y Henry Vivas, en el juicio por los sucesos de Puente Llaguno del 11 de abril de 2002.

El abogado defensor de los comisarios, José Luis Tamayo, expresó que la sentencia constituye "una crónica de una muerte anunciada (…) después de seis años en los que se han violado todos los derechos constitucionales y cuando el caso se ha convertido en un paradigma de lo que no debería ser un proceso penal, no se podía esperar otra cosa que una sentencia de treinta años".

El abogado detalló los años de las setencias de cada uno de los acusados en este juicio por los sucesos del once de abril de 2002. "En el caso de los comisarios (Henry) Vivas, (Lázaro) Forero e (Iván) Simonovis fueron condenados a 30 años de prisión, (Arube José) Pérez Salazar fue condenado a 17 años, Julio Rodríguez, Luis Molina Serrada y Erasmo Bolívar, los tres fueron condenados a 30 años de prisión, en el caso de (Rafael) Nazoa salió absuelto y (Ramón) Zapata fue condenado por encubrimiento a 3 años. Falta Marco (Javier) Hurtado, que ni siquiera estuvo presente en la avenida Baralt, fue condenado a 17 y 6 meses de prisión", especificó.

"Lo que se ha concebido es un engendro abominable de sentencia, se ha cometido un crimen de lesa justicia y eso en algún momento se va a determinar, estamos tranquilos, yo no esperaba otra cosa", expresó Tamayo.

Cuestionó una vez más la actuación de la juez. "La señora Maryori Calderón sabe que hizo mal, ella conoce el derecho, dio una decisión política y se atrevió a condenar a personas sin pruebas. Porque hay pruebas de las heridas y hay acusaciones pero ni una sola sobre la culpabilidad de los acusados y por tanto la sentencia es abominable en lo jurídico y censurable en lo moral"

"La juez Maryori Calderón se graduó con todos los honores de jurista del horror, sólo una interpretación nacista de las pruebas como la que hacían los jueces de Hitler podía conducir a una sentencia condenatoria", agregó.

"El Ministerio Público ni siquiera probó que las armas de la Policía Metropolitana en general fueron disparadas, tampoco se probó que las armas hubieran impactado en la humanidad de algunas de las víctimas por lo tanto es una condena a 30 años sin que haya pruebas", explicó el abogado.

"Los comisarios fueron acusados de haber suministrado armas y haber dado instrucciones por radio y no había pruebas tampoco para probar estos hechos. Se entiende que este es un caso político, con visión política de los hechos y por supuesto que no se podía esperar otra cosa que una decisión política", agregó.

Por su parte, el abogado de las víctimas del 11A, Antonio Molina, informó que Vivas, Forero y Simonovis, resultaron condenados por complicidad necesaria en la ejecución del delito de homicidio calificado, consumado, frustrado, y lesiones graves, gravísimas, menos graves y leves.

Molina sostuvo que los condenados "se hicieron parte de un plan que culminó en el rompimiento del hilo constitucional y tanto es así que esta sentencia recoge como parte de la motiva que la muertes y lesiones por las cuales fueron sentenciados estas personas constituyen graves violaciones a los derechos humanos y forman parte en el desarrollo de un golpe de Estado".

Expresó que la sentencia refleja el sentir de las víctimas del 11A. "Esto no es ninguna venganza, no sentimos alegría por ello. Nos embarga un profundo dolor como venezolanos, a los cuales el Estado dotó de armas para resguardar la vida de los venezolanos, se prestaron a una confabulación".

Juicio político

Tras conocerse las sentencias, la hermana de Henry Vivas, Nubia Vivas, indicó que acudirán a todos los recursos jurídicos posibles para "desenmascarar esta patraña" de la jueza Calderón. Destacó que se trató de un juicio político.

La madre de Erasmo Bolívar, la señora María Isabel de Bolívar, se encontraba muy conmovida por la decisión del Tribunal y expresó que sólo pedían un juicio justo. "La Fiscalía es una manipuladora. La Fiscalía no sabe lo que es tener ética. Esa señora no tiene corazón, no tiene sangre en las venas".

Dayana Vivas, hija del comisario Henry Vivas, dijo que sabían que habría una sentencia desfavorable pero nunca como la que recibieron. "Esto es un descaro y no tiene nombre, qué está pasando en Venezuela cuando los culpables están en la calle y los inocentes en la cárcel, ya basta".

Pidió a las víctimas no celebrar una sentencia que no los ha favorecido porque no se ha hecho justicia. "Los culpables no son ellos y los que sí lo son siguen en la calle. No tienen justicia la justicia la pedimos nosotros porque mi padre tendrá que pasar treinta años en la cárcel por capricho de la juez y de las víctimas", enfatizó.

Dijo que durante el juicio no pudieron comprobar la culpabilidad de su padre por lo que le avergüenza ser venezolana cuando a pesar de estos hecho haya una condena de este tipo. "Ni el grupo Al Qaeda, eso da vergüenza y tristeza".

Yajaira de Forero, esposa y defensa del comisario Lázaro Forero, sostuvo que el día de hoy será recordado por los familiares de los acusados con tristeza. "La decisión de la juez simplemente reflejó lo que fue un juicio lleno de vicios y amañado".

Manifestó que la juez cuarta de juicio, Maryori Calderón, cometió, con su sentencia, la "injusticia más grande en este país" y que la señaló de estar "cumpliendo órdenes del Ejecutivo".

"Aquí no se hizo justicia, sigue habiendo víctimas del 11 de abril y seguimos siendo víctimas nosotros y nuestros familiares".

"Ella no va a dormir en paz y algún día la va a pagar. Hay que despertar, esto es una dictadura, no es que vamos a una dictadura. Ya dejemos de estar parrandeando y vacacionando. Estos hombres son un ejemplo de la injusticia que hay en este país, por algo fueron escogidos por el destino".

María del Pilar Simonovis, conyugue de Iván Simonovis, insistió en que los enjuiciados son inocentes. Dijo que su mensaje está dirigido al presidente Hugo Chávez: "por ahora los objetivos de la defensa no han sido alcanzados, pero nosotros no nos vamos a resignar a que estos hombres valientes estén 30 años tras las rejas. No van a estar ni cinco ni diez, ni quince, ni veinte, ni 30, porque ellos son inocentes y usted le tiene miedo y por eso es que ellos están en la cárcel".

María del Pilar catalogó a la jueza cuarto de juicio de Aragua, Maryori Calderón como "una jurista del horror" y cree que la profesional del derecho debería "sentirse avergonzada".


Víctimas del 11 de abril

Por otra parte, Yesenia Fuentes, miembro de la Asociación de Víctimas del 11 de abril, manifestó sentirse satisfecha con la decisión pero espera que la Fiscalía, "abra nuevamente las investigaciones".

"Aún quedan funcionarios de la Policía Metropolitana que estuvieron incursos en el delito de violación de derechos humanos en los sucesos que ocurrieron en el Puente Llaguno y no han sido juzgados", dijo Fuentes a la salida del tribunal de Aragua.

Resaltó que luego de siete años se hizo justicia. "Se culparon a estos funcionarios, una vez más se hizo justicia en este país y se creo un precedente: no habrá un policía que se meta con un ciudadano venezolano que no vaya preso y pague por su delito".

"Nadie puede ejecutar un arma contra un pueblo que se encontraba en puente Llaguno el 11 de abril ejerciendo su derecho a manifestar", expresó.

Crimen de lesa justicia

"Esto no se puede catalogar sino como un crimen de lesa justicia. Aquí ya estamos viendo cual es el futuro del poder judicial venezolano", expresó indignada la abogada de los ocho policías metropolitanos, Theresly Malavé.

Indicó que los funcionarios fueron condenados a 30 años de prisión, "por haber hecho armas contra los pistoleros de Puente Llaguno, son responsables de haber depuesto al Presidente de la República, por tres muertes y lesiones de unas tantas personas con perdigones y con armas contusas".

Dijo que los argumentos utilizados por la parte acusadora, no son elementos contundentes para juzgar a los funcionarios, "más bien es un horror".

Explicó que de los 100 recursos interpuesto por el quipo de abogados de la defensa, 99 fueron declarados inadmisible y uno sólo resuelto que no tiene mayor importancia".

Aseguró que el equipo de abogados defensores apelaran la decisión al Tribunal Supremo de Justicia "y si es posible a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos".

Leda Piñero / Ocarina Espinoza / Alicia De La Rosa
EL UNIVERSAL



Duque Corredor: Sentencia es una de la más aberrante de la historia venezolana


Caracas.- El presidente de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, Román Duque Corrador, consideró hoy que la sentencia que condenó a 30 años de prisión a los ex comisarios de la Policía Metropolitana (PM), por los sucesos del 11 de abril de 2002, se inscribirá como uno de los dictámenes más aberrantes de la historia jurídica venezolana.

En entrevista con Globovisión, Duque indicó que desde el punto de vista moral la sentencia de la juez cuarta de juicio de Aragua, Maryori Calderón, es "insoportable". Agregó que jurídicamente, es una condena "incomprensible e injusta" y desde la perspectiva de la ética política, es un veredicto "mal intencionado".

Sostuvo que se han condenado a unos funcionarios sin determinarse realmente quienes fueron los verdaderos responsables de los hechos.

Duque expresó que se suma a la opinión de organismos internacionales especializados en Derechos Humanos, en el sentido de que se ha utilizado al Ministerio Público y al Poder Judicial, como "instrumentos al servicio de una ideología y como mecanismos de persecución a la disidencia".

Leda Piñero
EL UNIVERSAL