miércoles, 22 de abril de 2009

Denuncian acoso de Chávez a alcalde opositor


El opositor venezolano Manuel Rosales formalizó su petición de asilo político en Perú bajo el argumento de que el gobierno del presidente Hugo Chávez lo persigue y lo quiere "pulverizar'', según indicaron el martes fuentes en Lima y confirmó su esposa Evelyn de Rosales en Venezuela.



El opositor venezolano Manuel Rosales formalizó su petición de asilo político en Perú bajo el argumento de que el gobierno del presidente Hugo Chávez lo persigue y lo quiere "pulverizar'', según indicaron el martes fuentes en Lima y confirmó su esposa Evelyn de Rosales en Venezuela.

En entrevista con El Nuevo Herald desde Maracaibo, la esposa del dirigente opositor denunció que Rosales fue perseguido por "esbirros'' de Chávez y por agentes de seguridad cubanos antes de que se produjera la audiencia preliminar de su caso, razón por la que se vio obligado a salir rumbo a Perú, donde entró como turista el 4 de abril y en cuyo territorio aún permanece, de acuerdo con la cancillería peruana.

"El gobierno activó el aparato de seguridad del Estado para perseguir a Manuel. Manuel es un perseguido del G2 cubano, es un perseguido de los esbirros del presidente Chávez. Es vergonzoso ver a un hombre perseguido por agentes cubanos en su propio país, obligado a salir para proteger su vida'', afirmó.

La esposa del alcalde de Maracaibo dijo además que la persecución se extendió al resto de la familia, y disminuyó luego de que denunció públicamente el acoso este fin de semana.

Rosales enfrenta acusaciones de que no declaró formalmente ingresos por 140 millones de bolívares entre el 2002 y el 2004, unos $75,000 al cambio oficial, cuando era gobernador del estado Zulia. Enfrenta penas de entre 3 y 10 años de prisión.

El opositor, sin embargo, niega los señalamientos en su contra y asegura que presentó evidencias que demuestran la legalidad de estos ingresos, y que es un perseguido del presidente Chávez.

Según declaraciones en Lima del abogado Javier Valle Riestra, que representa a Rosales, la solicitud de asilo se presentó alrededor del mediodía del martes en la cancillería peruana. El jurista dijo que Perú podría tomarse dos meses para responder, y calificó la petición de Rosales como "justa''.

"Rosales no es un cualquiera, es líder del partido opositor Un Nuevo Tiempo, ha sido gobernador del Estado de Zulia, actualmente es alcalde de Maracaibo'', indicó Valle Riestra, afirmando que presentaron como evidencia discursos del presidente Chávez en que advertía que iba a ‘‘aplastar'' a Rosales.

La cancillería podría citar al propio Rosales para que rinda su testimonio y explique las circunstancias que rodean su petición de asilo, dijo Valle Riestra.

"En el teatro Lía Bermudez de Maracaibo, en una reunión con empresarios, Chávez dijo a la fiscalía y a los jueces del caso que Manuel Rosales iba preso ‘porque lo ordeno yo'.

Y en la Plaza de Toros de Maracaibo, con palabras obscenas, fustigó y amenazó a mi esposo diciendo que lo iba a meter preso, que lo iba a pulverizar y hacer desaparecer'', aseguró Evelyn de Rosales a El Nuevo Herald.

Pese a los trámites en Perú, la esposa del opositor no descartó la posibilidad de que Rosales solicite asilo en Estados Unidos.

"Sería imprudente decir que está descartado. No hay mayor democracia que la de los norteamericanos. Para mí y para Manuel sería un honor solicitar asilo en Estados Unidos, pero es una decisión que debe tomar él con sus abogados'', indicó.

En Caracas, el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, advirtió que si Rosales no se presenta ante el tribunal de Caracas donde tendrá lugar la audiencia preliminar el próximo 11 de mayo, será considerado "un prófugo de la justicia y en consecuencia se activarán los mecanismos que se determinen para su captura internacional''.

Respondiendo a la advertencia de El Aissami, Evelyn de Rosales dijo que su esposo no puede ser considerado un fugitivo "cuando ni siquiera se le ha permitido asistir a una audiencia preliminar, porque estamos en un país donde no hay derecho, donde los poderes están secuestrados''.

Evelyn también denunció que una sentencia que se filtró del Tribunal 11, que procesa el caso Rosales, mostró que "la decisión de condenarlo ya estaba previamente tomada por orden de Chávez''.

Si Perú le otorga el asilo, Rosales se unirá a otros venezolanos opositores que ya gozan de ese estatus en el país andino.

Actualmente está en condición de asilado político el también líder opositor Carlos Ortega, que llegó a Lima luego de escapar de una prisión militar en Venezuela en el 2004; y el ex gobernador de Yaracuy, Eduardo Lapi, del opositor partido Convergencia.

Altas autoridades peruanas descartaron que una eventual aprobación de asilo a Rosales genere conflictos entre Perú y Venezuela.

Ambos países mantienen sus vínculos "muy cordialmente'', aseguró el canciller José Antonio García Belaunde.


El Nuevo Herald