sábado, 7 de junio de 2008

Chávez ordena reformar Ley de Inteligencia por "errores"


En el marco de la Ley Habilitante, el presidente Hugo Chávez promulgó el 28 de mayo la Ley del Sistema Nacional de Inteligencia y Contrainteligencia. Ayer, el mismo jefe de Estado que firmó el ejecútese de esa norma reconoció que se equivocó.

El mandatario nacional anunció que ese instrumento legal, que desde su publicación en Gaceta Oficial ha recibido acerbas objeciones, será reformado. "Decidí que vamos a corregir la ley de inmediato y he nombrado una comisión para corregirla y redactarla de otra manera", informó el gobernante, tras admitir que el cuestionado decreto contiene "algunos errores".

El dignatario señaló que el artículo 16 de la regla "es un error, y no es pequeño el error". Allí se establece que cualquier persona debe colaborar de forma obligatoria con los cuerpos de inteligencia y contrainteligencia, si así éstos lo requieren.

"Esa es una extralimitación, un error del Gobierno", sentenció Chávez, quien se mostró dispuesto a modificar el instrumento legal atendiendo a las "críticas y aportes" que se han planteado públicamente.

Luego de afirmar que "no se obligará a nadie a decir más allá de lo que quiera decir", el Presidente declaró: "Pido comprensión. Si algo debe distinguirnos es la transparencia, hemos derrotado todas las conspiraciones con el más alto respeto por los derechos humanos".

Chávez enfatizó que "hay que aceptar y no defender lo indefendible", mientras sostuvo que "la ley no es mala, pero tiene elementos que utiliza el adversario para generar miedo".

Unidad a medias

El jefe de Estado ofreció estas palabras en Maracaibo, donde encabezó el acto de juramentación de los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que competirán en las elecciones regionales del 23 de noviembre.

El dignatario expresó su satisfacción por la celebración de las primarias del PSUV. "Hemos derrotado las pretensiones perturbadoras de nuestros adversarios y a los viejos vicios, a los fantasmas de adentro", espetó.

A las protestas que en varios estados siguieron a la divulgación de los resultados, Chávez las calificó como "pequeñas manchas, manchas inevitables". "Es un gran éxito que podamos decir sin traumas mayores: 'Aquí no hay ni habrá división ni peleas intestinas'", concluyó el líder de la revolución bolivariana, que llamó a la reflexión a los "pequeños grupos" que cantaron fraude.

"A nombre del pueblo", el Presidente exigió a toda la militancia que reconozca y acate las decisiones adoptadas por la cúpula del PSUV. "Trabajemos todos unidos para las elecciones, está en juego la patria, esto no se trata de proyectos personales, continuistas, no nos dejemos embasurar", exclamó.

Chávez lamentó las expresiones del gobernador de Guárico, Eduardo Manuitt, quien acusó a Willian Lara de ser el candidato del "odio". "Si (Manuitt) quiere seguir en el partido, tiene que rectificar", advirtió, al tiempo que confesó: "Yo quiero que Willian Lara sea el gobernador de Guárico". En ese estado también aspiran los secretarios generales de PPT, José Albornoz, y el MEP, Eustoquio Contreras.

El Presidente contempló la posibilidad de que las fuerzas oficialistas no marchen unidas en todas las regiones. "Donde no sea posible (el acuerdo), lancen sus candidatos, el pueblo será el que decida", subrayó, y explicó que los abanderados del PSUV "tienen la legitimidad de haber sido elegidos por las bases".

"Quiero hacerle un llamado a PCV, PPT, MEP y otros. Lo ideal es que se hubieran venido, ellos decidieron mantener unas estructuras que respetamos, pero ellos tienen que respetarnos a nosotros", aclaró Chávez, quien ordenó al PSUV relanzar la figura de las "patrullas" que ya utilizó en la campaña de 2004 por el referendo revocatorio.

El Universal

http://www.eluniversal.com/2008/06/08/pol_art_chavez-ordena-reform_896325.shtml