martes, 12 de febrero de 2008

Caracas considera factible aunque costoso dejar de venderle crudo a USA

La petrolera estatal venezolana PDVSA considera factible aunque costoso dejar de vender crudo y derivados a Estados Unidos, como lo ha amenazado el presidente, Hugo Chávez, reveló este martes el titular de su Dirección Externa, Bernard Mommer.

"Factible siempre es; ahora tiene un costo (...), siempre va a crear desajustes económicos, pero es factible, es posible", y en ese caso, "nos costaría dinero a nosotros y al otro lado" (USA), dijo el también viceministro de Hidrocarburos a la emisora estatal VTV.

Mommer, de origen estadounidense y nacionalizado venezolano en 1970, se preguntó si para Estados Unidos es posible sustituir los casi 1,5 millones de barriles que recibe diariamente de Venezuela.

'¡No lo es!', exclamó y remarcó que "la escasez de petróleo no es un chiste" y que en el futuro "no habrá grandes descubrimientos que vayan a permitir revertir esa dependencia" del crudo venezolano.

Amenazó con cortar el suministro de petróleo
Chávez, como lo ha hecho en otras ocasiones, amenazó el domingo con cortar la exportación petrolera a Estados Unidos si persiste en lo que llamó su 'guerra económica', e inscribió en ello la congelación de activos en el exterior por hasta 12.000 millones de dólares de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) lograda por Exxon Mobil en tribunales de USA, Reino Unido y Holanda.

"Al imperio norteamericano le hablo, porque él es el amo (de Exxon).

Sigan y ustedes verán que no les enviaremos una gota de petróleo", dijo Chávez y tildó a los integrantes de la multinacional estadounidense petrolera de "bandidos y ladrones imperialistas".

Congelación
Mommer admitió que esa congelación ya afecta a 300 millones de dólares de unas cuentas de PDVSA en Nueva York, pero no confirmó que ello la haya obligado a pedir a sus compradores de crudo efectuar los depósitos respectivos en Suiza, como reseñan versiones de prensa.

Hubo "un pronunciamiento unilateral de la corte (de Nueva York) y en secreto, sin consultar a PDVSA", que esta semana hará que sus abogados respondan a ese "embargo preliminar", que a la fecha tiene como "único efecto práctico concreto" que se congelara una cuenta de PDVSA" por 300 millones de dólares, insistió.

Los 12.000 millones de dólares que involucran los fallos, monto con el que Exxon Mobil busca asegurarse el pago de una eventual compensación futura por su obligada y reciente exclusión en la explotación de crudo en Venezuela, supera holgadamente lo que le fue expropiado al negarse el año pasado a asociarse con PDVSA.

"El número real al que puede aspirar Exxon, porque le expropiamos, es a un dígito, entre 1 y 9 por ciento" de esos 12.000 millones de dólares, subrayó Mommer.

"Preparados, entrenados y fuertes"
El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el lunes que "los venezolanos estamos preparados, entrenados y fuertes" para la "guerra económica", especialmente "en estos últimos meses que le quedan al Gobierno de George W. Bush".

El conflicto con Exxon comenzó al año pasado, cuando PDVSA conformó expresas mixtas con multinacionales y otras petroleras privadas que explotan la rica Faja Petrolera del Orinoco, en el centro oriental de Venezuela, para quedar como socia mayoritaria.

La estatal se asoció así a una docena de petroleras, y con varias acordó el pago de indemnizaciones por hacerse de acciones necesarias para quedar como socia mayoritaria, pero Exxon y Conoco Phillips no aceptaron e interpusieron sendos arbitrajes internacionales.

http://pan.starmedia.com/noticias/economia/venezuelacrudousa_231138.html