viernes, 29 de febrero de 2008

Castro arremete contra el corresponsal de la BBC en La Habana


El gobernante retirado Fidel Castro lanzó este viernes duras críticas contra la cadena británica BBC por considerar como “groseros insultos” las versiones divulgadas por su corresponsal en La Habana sobre la sucesión de poder en la isla.

En su cuarta incursión periodística desde que anunció su alejamiento oficial del gobierno, Castro se concentró en analizar un artículo aparecido en el sitio digital en español BBC Mundo, el pasado lunes 25, bajo la firma del periodista Fernando Ravsberg.

El reporte de Ravsberg se titula “El papel de Fidel”y está constituido por varias viñetas sobre la actualidad sociopolítica de Cuba. Castro se refiere al texto pero sin nombrar al periodista.

Castro dijo que "repugna por su insultante ataque personal" el despacho escrito en esa página electrónica tras la elección del Consejo de Estado, y reproduce fragmentos en los que Ravsberg evalúa la influencia que ejercerán a partir de ahora las llamadas "Reflexiones del compañero Fidel" sobre la cúpula dirigente de la nación.

"En cierta forma es una espada de Damocles pendiente sobre la cabeza de los dirigentes", escribió Ravsberg en su polémico reportaje."Todos ellos saben que sería extremadamente difícil llevar adelante cualquier política que sea públicamente condenada por Castro".

Pero la parte que más parece haber indignado a Castro se refiere a unos presuntos rumores sobre un reciente encuentro privado con su hermano menor, el gobernante electo Raúl Castro.

"Las relaciones entre los hermanos Castro son en Cuba un misterio condimentado por los más disímiles rumores", relata el reportaje de BBC Mundo. "Cuentan que se encerraron solos y discutieron varias horas, que desde afuera de la oficina de Fidel se podían oir los gritos de ambos".

Castro aseveró que la versión transmitida por Ravsberg es falsa e insultante, y contrastó la cobertura de la BBC con el trato respetuoso de otros medios de la gran prensa norteamericana, como The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal.

"Quienes conocen bien tanto a Raúl como a mí, saben que por elemental sentido de dignidad y respeto tal tipo de reunión jamás se podría producir. No son pocos los que se han quedado con las ganas de ver un súbito derrumbe de la Revolución heroica que resistió y resiste medio siglo de agresión imperialista.", comentó el ex gobernante de 81 años.

La dura crítica de Castro podría marcar el fin de Ravsberg como corresponsal en Cuba, de acuerdo con las normativas vigentes para el desempeño de la prensa extranjera en el territorio nacional.

Según la resolución 188 emitida en octubre del 2006 por el Centro Internacional de Prensa (CPI) del Ministerio de Relaciones Exteriores, el gobierno cubano puede suspender temporalmente o retirar la acreditación periodística si se determina que "el titular realice acciones impropias o ajenas a su perfil y contenido de trabajo, así como cuando se considere que ha faltado a la ética periodística y/o no se ajuste a la objetividad en sus despachos".

No es la primera vez que Castro objeta el desempeño periodístico de Rasvberg, quien ha fungido como corresponsal de la BBC en Cuba por 17 años.

Durante una comparecencia televisiva en enero del 2006, Castro lo llamó "tipejo" y "el periodista más mentiroso" de todos los acreditados en Cuba, mostrando así su inconformidad por un artículo donde Ravsberg ponia en entredicho el programa de la revolución energética a raiz de un apagón que dejó en penumbras a la capital cubana por varias horas.

En esa ocasión, los insultos de Castro fueron registrados como trato indebido a los medios de comunicación en un informe la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

A comienzos de este año, Ravsberg divulgó mundialmente los fragmentos de un vídeo con estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) de La Habana. En la grabación, los jóvenes universitarios cuestionaban abiertamente desaciertos de la política gubernamental en presencia del presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón.

No ha quedado esclarecido como el vídeo se filtró y llegó a manos de la prensa extranjera.

Ravsberg, de 50 años, es de origen uruguayo y se radicó en Cuba luego de residir y ejercer la profesión en Suecia.

En el artículo de hoy, Castro también aprovecha para legitimar la elección de José Ramón Machado Ventura como primer vicepresidente y número dos del gobierno., así como el ascenso al Consejo de Estado de los generales Leopoldo Cintra Frías, jefe del Ejército Occidental, y Alvaro López Miera, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.

"El tablero de ajedrez indicaba estas variantes. No eran fruto de supuestas tendencias militaristas de Raúl, ni se trataba de generaciones o partidos disputándose a dentelladas el mundano poder", consideró el ex mandatario, que no ha sido visto en público hace 19 meses y tres días.

Agregó que por su parte se mantendrá "ajeno a todo cargo", como expresara en el mensaje de renuncia divulgado el 19 de febrero.

Y aprovechó además para ironizar sobre el secretario general del Consejo de la Unión Europea, el español Javier Solana, a quien calificó de "padre teórico de la independencia de Kosovo"y "vocero de las armas y la guerra".

En un artículo anterior, Castro se refirió tácitamente a Solana como un ilustre personaje español, otrora impecable socialista, que se había convertido en “la síntesis de la sinrazón pura".

Pero hoy no sólo lo mencionó por su nombre, sino que además pronosticó que Solana no viajaría nunca a la isla, porque "Cuba, con motivo de la guerra contra la República Serbia, exhortó al mundo a juzgarlo como criminal de guerra en un tribunal internacional".

Aunque Castro prometió tomarse unas vacaciones y abandonar la pluma por un tiempo considerable, en los 10 días posteriores a la renuncia de sus cargos gubernamentales ha publicado cuatro artículos en los medios oficiales.

En la sesión parlamentaria del pasado domingo, Raúl Castro propuso que todas las decisiones trascendentales para el país le fueran consultadas al hermano enfermo. La solicitud fue aprobada por unanimidad.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/168241.html