sábado, 2 de febrero de 2008

Pobre Chávez


Besitos y besitos entre el embajador estadounidense y Cristina Kirchner quien, informa Página 12, después de recibirlo en la Casa Rosada, "aclaró que la causa que se sigue en Miami por la valija de Antonini Wilson no posee un objetivo de política exterior sino que se centra en violaciones de las leyes de Estados Unidos y en acciones llevadas a cabo en territorio de Estados Unidos por supuestos agentes del Gobierno de Venezuela".

En el caso de la maleta involucrarán únicamente al Gobierno venezolano. Los marines no desembarcarán en La Guaira, los colombianos no invadirán Venezuela. ¿Para qué? Sólo tienen que sentarse en la puerta para cobrarle lo que le venden. Los petrodólares no sostendrán indefinidamente una política exterior romántica, la que no se aparta tanto de la tradición nacional pues Venezuela ha sido otras veces presa del mito bolivariano, ha supuesto que su riqueza la debe compartir y que debe guiarse por principios no por sus intereses, sólo que con Chávez esa actitud ha terminado en una verdadera locura.

Chávez ha sido un Carlos Andrés chambón, desaforado y sin límites. Por cada carro ensamblado en Venezuela se importaron dos. ¡Casi 400.000 carros importados! Chávez pide a gritos un conflicto con Colombia, o una intervención de Estados Unidos. La política no se rige por discursos. Al día siguiente del golpe de Pinochet, Mao reconoció a la nueva dictadura chilena, hoy China reemplazó a Estados Unidos como el principal socio comercial de Chile. Brasil, además de descubrir petróleo en alta mar, hace tiempo que es el primer productor del mundo en soya, azúcar, naranja, etc. Los emiratos, Rusia, Noruega, etc., con la riqueza petrolera han creado fondos gigantescos de inversiones que están comprando los grandes bancos de Estados Unidos.

El dinero de Chávez ha beneficiado a empresas brasileñas y colombianas, ha salvado a Argentina, Bolivia y Ecuador. En Venezuela de este boom quedará sólo el recuerdo. Cuando pronto el socialismo del siglo XXI sea una curiosidad, Brasil será el verdadero rival real de Estados Unidos y el ALBA es una curiosidad. El país le pide calles limpias a Chávez, estanterías suplidas, hospitales con medicinas. Él habla de un gran ejército continental y la gente quiere medicinas para la diabetes, y miembros de la reserva se redondean vendiendo pestañas postizas, como las que le ofrecieron a Lucy Gómez el otro día.

La oposición la tiene tan fácil que puede meter la pata. Chávez no será el candidato a gobernador o alcalde en noviembre, su dedo mágico ya no funciona. El tema de las elecciones será local, como en cualquier elección regional. El discurso grandilocuente del presidente no le agrega un voto al chavismo; al contrario, le quita. Pobre Chávez, perdió la brújula. Le queda escandalizar con la tontería de la pasta de coca, masticar hojas de coca en vez de tomarlas en un té como cualquier turista gringo en La Paz. Pobre Chávez, no hay otra Bahía de Cochinos en el horizonte. Su final será prosaico, quedarse ronco. Tiene una lucha a muerte con laxantes, antiespasmódicos, repuestos de carro. Le está sucediendo como a los romanos del poema de Kavafy que se quejaban porque los bárbaros no terminaban de entrar en la ciudad. Total, eran una solución, la única, pues. Por ahora juega con fuego, con una frontera de 2700 kilómetros con Colombia. ¡Pobre Chávez!

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=335002