viernes, 8 de febrero de 2008

PDVSA niega congelación activos por acción de Exxon


El ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, negó el viernes que la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) tenga congelados activos por 12.000 millones de dólares por órdenes judiciales que obtuvo la gigante petrolera Exxon Mobil Corp.

Ramírez afirmó que PDVSA "no tiene congelado ningún activo" por las ordenes judiciales que emprendió la empresa estadounidense Exxon Mobil Corp. contra la estatal venezolana, mientras se decide una disputa legal por la nacionalización de un proyecto multimillonario.

"Nosotros no tenemos ninguna decisión de ningún tribunal que sea definitiva respecto a nada de nuestros bienes. Tenemos una medida cautelar en una Corte de Nueva York que tenemos el derecho, y así lo vamos hacer, de responder", acotó.

El ministro precisó que PDVSA sólo "tiene congelado 300 millones de dólares" correspondiente a una "medida transitoria" que tomó una Corte estadounidense a favor de la corporación demandante.

De igual forma, desestimó los procesos emprendidos por Exxon Mobil en cortes de Londres y Holanda. Al respecto, dijo que PDVSA no tiene "ningún activo en esa jurisdicción que ni siquiera se acerquen a esos montos (12.000 millones de dólares)".

Ramírez, quien también es el presidente de PDVSA, atacó duramente a Exxon Mobil Corp a la que acusó de no respetar los términos del arbitraje internacional, y de recurrir al "terrorismo judicial" para tratar de generar "nerviosismo financiero" en torno a la empresa venezolana.

El ministro insistió en señalar que las acciones judiciales "no nos afectan en nada nuestro flujo de caja, no nos afecta en nada nuestra situación operacional".

Desde mediados del año pasado cuando el gobierno venezolano nacionalizó las cuatro asociaciones petroleras de la faja oriental del Orinoco, las estadounidenses Exxon Mobil Corp. y ConocoPhillips mantuvieron una posición firme de negarse a llegar a un arreglo con PDVSA.

Ambas corporaciones iniciaron acciones de arbitraje en el Banco Mundial en busca de indemnización. Alterno a esta acción, Conoco mantiene negociaciones con PDVSA, proceso que según reveló Ramírez está bien encaminado y en vías de lograr "acuerdo".

Una posición diferente tuvieron la estadounidense Chevron Corp., la británica BP PLC, la francesa Total SA y la noruega Statoil ASA, que concretaron convenios con el gobierno venezolano para participar como accionistas minoritarios en los proyectos de la faja.

Ramírez reiteró que la estatal venezolana no tiene decisiones judiciales definitivas en su contra, y que la próxima semana acudirá a los tribunales para presentar sus alegatos.

"Estamos seguros que vamos a suprimir esta medida cautelar (de Exxon)", agregó.

Adelantó que PDVSA planteará en el arbitraje internacional que "los reclamos de Exxon Mobil ni siquiera se acercan a la mitad de la cifra reclamada por ellos de 12.000 millones de dólares".

"Nosotros vamos en el juicio, vamos justamente a valorar cuanto sería su compensación, o no, si hubiese lugar a ella", añadió.

De acuerdo con documentos presentados el mes pasado en la corte federal de Manhattan, Exxon Mobil obtuvo una "orden de adhesión" para congelar unos 300 millones de dólares en efectivo de PDVSA.

Una audiencia para confirmar la orden fue programada en Nueva York para el 13 de febrero.

La corporación estadounidense también presentó documentos ante la corte de Nueva York en los que demostraba que había obtenido un congelamiento de 12.000 millones de dólares a los activos mundiales de PDVSA por parte de una corte británica.

"El 24 de enero, la Corte Superior de Inglaterra y Gales estuvo de acuerdo de que existe un riesgo real de que PDVSA disipe sus bienes y por ello presentó ex parte una Orden Mundial de Congelación (de bienes)", indicó la Exxon Mobil en un documento que presentó ante la corte de Nueva York.

La orden prohibe a PDVSA "disponer de sus bienes en todo el mundo, hasta por 12.000 millones de dólares, que estén directa o indirectamente en su poder".

Una nueva audiencia en torno a la congelación de los 12.000 millones de dólares fue programada para el 22 de febrero, de acuerdo con la documentación presentada por Exxon.

The Associated Press

http://www.elnuevoherald.com/167/story/156519.html