sábado, 2 de mayo de 2009

El virus se esparce en cuatro regiones del mundo


En México aumentó de 16 a 19 el número de muertos por la gripe porcina que mantiene semiparalizado al país, informaron las autoridades el sábado, mientras el virus se esparcía en cuatro regiones del mundo.

El número de contagiados alcanzó el sábado 473, de los 443 anunciados en esta mañana, según el más reciente informe proporcionado el sábado por la noche por el secretario mexicano de Salud, José Angel Córdova, en rueda de prensa.

Aunque hay cinco hombres y 14 mujeres fallecidos y 12 de ellos están comprendidos entre los 21 y 40 años de edad, la proporción de infectados no es igual. Del total de contagiados son 255 mujeres y 218 varones, mientras que cerca de la mitad de los infectados es menor de 20 años.

Córdova aseguró que la proporción de enfermos graves ha disminuido. De acuerdo con cifras del Seguro Social, dijo, el 70% de los pacientes actualmente internados tiene una infección moderada. Dependiendo de como progrese la enfermedad, el lunes se anunciarán nuevas medidas, agregó.

El Secretario de Salud anunció que en octubre realizarán una campaña de vacunación contra la influenza estacional. Pretenden inocular a unas 18,5 millones de personas contra cinco tipos de influenza estacional. Sin embargo, añadió, estudiarán la posibilidad "el costo y la utilidad (de incluir la nueva cepa de influenza en esas vacunas) en función a las pruebas que se tengan".

Además, negó que sea estadísticamente significativo el número de días que tardaron las personas en acudir a los servicios de salud ya que las fallecidos tardaron seis días en buscar ayuda mientras que quienes sobrevivieron fueron auscultados por un médico apenas un día antes

Más temprano, las autoridades sanitarias se habían mostrado optimistas ante el hecho de que México no registraba nuevas muertes desde el miércoles. Pero los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos pidieron cautela ante los nuevos datos ya que el virus podría mutar y provocar nuevos brotes.

Casos de personas contagiadas con el virus fueron descubiertos por primera vez en Italia y Costa Rica, que se convirtió en el primer país latinoamericano fuera de México en confirmar la presencia del agente infeccioso de la gripe porcina.

En el mundo se han tomado medidas extremas para frenar la pandemia, pues se han detectado casos de la enfermedad en 18 países de cuatro continentes, aunque aparte de las muertes reportadas por México y una en Estados Unidos, el resto de 763 pacientes a nivel global parecen dar muestras de recuperación.

El doctor Mike Ryan, director global de alerta y respuesta de la OMS, dijo que "estos virus mutan... sería imprudente confiarnos demasiado". La directora interina de ciencia y salud publica del CDC, Anne Schuchat, dijo que "hemos visto oportunidades en que las cosas parecen mejorar y luego se ponen peores... en México, tendremos que esperar aún un tiempo".

Autoridades sanitarias de Singapur sometieron a cuarentena de una semana a todos los viajeros procedentes de México y en Hong Kong fue sellado un hotel después que un turista mexicano enfermó de gripe porcina. Los 305 huéspedes y trabajadores del hotel quedaron bajo cuarentena por siete días.

Otros 15 pasajeros del avión en que llegó el mexicano enfermo fueron hospitalizados y la canciller mexicana Patricia Espinosa protestó el sábado por las acciones adoptadas por China al denunciar que "hay ciudadanos (mexicanos) que han sido aislados.

"La Secretaría de Relaciones Exteriores recomienda evitar viajar a China mientras no se corrijan estas medidas", dijo la titular del despacho durante una conferencia de prensa.

Según Espinosa, "México ha hecho todo lo que ha estado a su alcance para contribuir a detener propagación de la epidemia".

Corea del Sur era la otra nación asiática que había confirmado dos infectados con el virus de influenza A H1N1, causante de la enfermedad.

En Estados Unidos, en donde se ha registrado el mayor número de casos después de México, con al menos 161 pacientes en 23 estados, hay 433 escuelas cerradas. El presidente Barack Obama justificó las medidas de prevención porque "se trata de una nueva cepa de un virus de la gripe y debido a que no hemos desarrollado inmunidad contra él, tiene más posibilidades de causarnos daño".

Señaló además que "se trata de una gripe que se disemina de ser humano a ser humano. Eso crea la posibilidad de una pandemia. Por eso estamos actuando con rapidez e intensidad". Luego sostuvo una conferencia telefónica de unos 20 minutos con su colega mexicano Felipe Calderón para intercambiar información.

En el epicentro de la pandemia, el secretario Córdova afirmó en rueda de prensa que "tenemos elementos (para indicar) que estamos en una etapa de estabilización" del contagio.

Aunque "sería precipitado todavía decir que ya pasamos el momento mas complicado", añadió.

Las medidas de contingencia por la epidemia no fueron aliviadas en México que desde el viernes tiene suspendidos por cinco días las actividades consideradas "no esenciales", aparte de la paralización total de clases y de actividades recreativas y culturales. Solo supermercados, farmacias, gasolineras operaban, entre otros servicios considerados esenciales.

En todo caso, el secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont dijo que han exhortado a los partidos políticos a no realizar aglomeraciones de personas en el marco de la campaña electoral que comienza el domingo.

Señaló que "a partir de muchos días que no haya contagios o casos esporádicos podría decir uno ya pasó" pero la tendencia actual de la epidemia aún no significa que se puedan reanudar labores en este momento.

Las autoridades mexicanas han dicho que la cepa del virus parece no ser tan letal como se temía, pues los pacientes se recuperan cuando reciben tratamiento oportunamente.


El Nuevo Herald