miércoles, 12 de diciembre de 2007

Adulancia y servilismo del Ministro de Chávez


William Lara: el lenguaje es la creación del pueblo, esa palabra (mierda) es parte del patrimonio cultural de este país


El gobernante le dio al traste a la pretendida vocación democrática, con uso de lo escatológico

Resultaba de ficción la mansa aparición del gobernante suramericano reconociendo una derrota en cadena nacional de televisión y radio en Venezuela, seguidamente a la transmisión del organismo electoral CNE que emitió el primer Boletín oficial que indicaba la tendencia ganadora del NO a la pretendida reforma inconstitucional, el pasado 2 de diciembre/07. Aunque no era predecible, que horas más tarde, todo el encanto y embrujo habría de romperse al apelar a lo escatológico.

Mucho menos, que altos funcionarios de su gobierno, le salieran al pecho a tamaña indecencia.

En esa madrugada salió Hugo Chávez para decir que las autoridades electorales son independientes, que en Venezuela no se comete fraude, que él es un gran demócrata, con el afán de legitimarse ante los ojos del mundo. Pero era el Chávez contenido, tragando gordo, para no mostrar su furia. El verdadero apareció horas después. Si algo tiene el mandatario venezolano es no saber cuidar su incontinencia.

Y así, no tardó en delatarse. Le dio al traste a la pretendida vocación democrática, con el uso de términos escatológicos para amenazar que la reforma de cualquier modo va. La palabra “Mierda”, la utilizada para calificar a su disidencia, para atacar a un reportero de un reconocido periódico venezolano de circulación nacional, quien había reseñado sobre su iracundia cuando fue advertido de su derrota.

"Sepan administrar su victoria, pero ya la están llenando de mierda. ¡Es una victoria de mierda!... "Prepárense porque vendrá una nueva ofensiva con la propuesta de reforma esa, o transformada o simplificada, pero yo estoy seguro”.

Así se expresó tras irrumpir en la Sala "Simón Bolívar", del Palacio de Miraflores, donde el Alto Mando militar realizaba una rueda de prensa, para aclarar que no presionó al mandatario para que aceptara los resultados del referendo.

En este video puede escucharse su escandalosa y rabiosa conducta.

Ya estos arranques de bravuconería insultante son bastantes conocidos, aunque se debe admitir que su rayar en lo escatológico no estaba previsto en los vaticinios.

Y como una cosa le sigue a la otra, tanto o más vergonzantes fueron las declaraciones de William Lara, el ministro venezolano de Comunicación, al afirmar, como así ha trascendido en los medios internacionales:

“La palabra "mierda es un patrimonio cultural" del país, y calificó de "pacatos" a quienes han criticado al Presidente Hugo Chávez por haberla utilizado en una intervención pública”.

Lara señaló que quienes han criticado el uso de la palabra "mierda" por parte del Jefe de Estado, supuestamente "pretenden con ello ver que Chávez utiliza palabras escatológicas y por lo tanto no tiene cultura, o estaba iracundo".

"No es Hugo Chávez el primero en utilizar en público esta palabra, la han usado grandes narradores de la literatura latinoamericana", dijo Lara, quien citó al escritor colombiano y Premio Nóbel Gabriel García Márquez.

Recurrió a la lectura de las últimas frases de la novela del García Márquez "El coronel no tiene quien le escriba", que concluye con esa palabra.

"Hay que quitarse los prejuicios, el lenguaje es la creación del pueblo, esa palabra (mierda) es parte del patrimonio cultural de este país (...) es una palabra común, que nuestro pueblo usa a cada rato y Chávez es parte del pueblo, de ahí su autenticidad", concluyó Lara.

Hechos y circunstancias a raíz del pasado 2D, se han puesto en clara evidencia para dejar muy mal parado a todo el alardeo del frustrado “por ahora” emperador.

Pero, esto del Ministro Lara, expresión de la adulancia y servilismo de los funcionarios de Chávez, es un asunto que no tiene parangón, va más allá de la pérdida de la vergüenza.

http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=2853