miércoles, 12 de diciembre de 2007

FBI detuvo a 3 venezolanos implicados en caso Antonini Wilson


Cinco personas comparecieron hoy en un tribunal de Miami (estado Florida) bajo los cargos de conspirar para actuar como agentes al servicio de Venezuela y en conexión con el empresario Guido Antonini Wilson, reclamado por la justicia argentina.

La Fiscalía Federal del distrito sur de Florida informó hoy en un documento consignado en los tribunales de la detención el martes de cinco personas, entre ellas tres venezolanos y un uruguayo, por "coordinar y participar" desde agosto en una serie de "reuniones" con Antonini Wilson.

Se trata de Moisés Maionica, de 36 años; Antonio José Canchica Gómez, de 37; Rodolfo Edgardo Wanseele Paciello y Franklin Durán, ambos de 40 años, y Carlos Kauffmann, de 35, difundió EFE.

Los detenidos son acusados de realizar reuniones para que el empresario ayudara a "ocultar" la "fuente" de una contribución de 800.000 dólares a la campaña electoral de un candidato no identificado a la presidencia argentina.

Antonini Wilson, de nacionalidad venezolana y estadounidense, es reclamado por la justicia argentina por el delito de contrabando de dinero, luego de que a principios de agosto pasado intentara ingresar a Buenos Aires con un maletín con 800.000 dólares sin declarar.

Una jueza argentina dictó el pasado 16 de agosto una orden de detención contra Antonini, acusado de "contrabando en grado de tentativa".

Días después la Interpol emitió una orden de captura internacional contra el empresario, de 46 años, bajo la acusación de "fraude", una vez que fue pedido su arresto desde Buenos Aires.

Según los documentos de la Fiscalía, la última reunión que mantuvieron los detenidos tuvo lugar el martes, cuando Maionica, Durán y otro individuo se encontraron con Antonini, conocido como el "hombre de maletín".

El objeto del encuentro era, de acuerdo con la declaración jurada de los agentes del FBI que los aprehendieron, conversar con Antonini sobre la elaboración de falsos documentos para "ocultar la verdadera fuente y el propósito de los 800.000 dólares".

En las reuniones previas a su detención, los acusados dijeron al empresario que varios funcionarios de alto rango del Gobierno venezolano, pertenecientes a la oficina del vicepresidente, la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) y del Ministerio de Interior y Justicia, estaban al tanto del asunto.

El propósito no era otro, según el documento, que contar con la ayuda de Antonini para camuflar la fuente y el destino del dinero, así como el papel que desempeñaba el Gobierno de Venezuela en esta operación.

Los acusados dijeron a Antonini que los fondos estaban destinados a financiar la campaña electoral de octubre de un candidato a la presidencia de Argentina.

"La acusación presentada hoy traza la líneas de un presunto complot diseñado por agentes del Gobierno venezolano para manipular a un ciudadano estadounidense en Miami en un esfuerzo por mantener cerrada la tapa de un escándalo internacional", señaló Kenneth L. Wainstein, ayudante del fiscal general.

Agregó que estas detenciones deberían servir de advertencia a "otros agentes que operan ilegalmente en Estados Unidos al servicio de potencias extranjeros".

Los detenidos, de ser declarados culpables, podría afrontar una sentencia máxima de hasta diez años de prisión y 250.000 dólares de multa.


............................

Maduro cataloga detención de venezolanos en Miami como "maniobra" de EEUU


El ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, denunció hoy como una "maniobra" de Estados Unidos contra los gobiernos progresistas de América del Sur la detención de tres venezolanos relacionados con el escándalo de la "valija".

El funcionario calificó de "delicado" que el gobierno de Washington haya tomado el camino de la guerra judicial para tratar de darle "veracidad" a una maniobra que busca "enlodar" los gobiernos progresistas de la región.

"Hoy no queda ninguna duda, ha salido la mano que estaba detrás de la campaña alrededor del famoso maletín que en su momento denunciamos que fue una emboscada, que veíamos como una embocada política y mediática", dijo al canal oficial Venezolana de Televisión.

Maduro recordó que cuando surgió el caso a mediados de este año con la incautación en Buenos Aires de 800.000 dólares que llevaba el empresario venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson, Caracas denunció que con él se intentaba enlodar el nombre del gobierno venezolano ya que fue revelado el día antes de que el presidente Hugo Chávez realizara una visita a Argentina, destacó Dpa.

"Hoy no nos queda ninguna duda" de que este escándalo fue "fabricado" en el gobierno de Estados Unidos, dijo Maduro, ya que "ahora se han quitado la careta, utilizando mecanismos del poder judicial para tratar de retomar un tema de la campaña política y mediática tratando de enlodar los avances de las corrientes progresistas".

El canciller dijo que es sorprendente que ocurra cuando apenas está regresando la delegación venezolana que participó en el ascenso al poder de la nueva presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Agregó que esto indica "quién está detrás de esta maniobra que sirvió a las cadenas televisivas, a los partidos políticos mediáticos de la derecha internacional y de la derecha nacional para tratar de hacer un daño que no pudieron en su momento y que no podrán tampoco".

"Es delicado que el gobierno de Estados Unidos esté tomando el camino de la guerra judicial para tratar de darle veracidad a su guerra política, psicológica y mediática contra el gobierno bolivariano y la revolución de Venezuela, contra los gobiernos progresistas del continente. Es delicado que haya pasado de manera desesperada a este paso de guerra judicial", reiteró.

Hoy, cuatro supuestos agentes del gobierno de Venezuela, uno de ellos de nacionalidad uruguaya, fueron detenidos en Miami por haber presuntamente presionado al empresario Antonini Wilson para no revelar la fuente ni el destino de los 800.000 dólares con los que fue detenido en Buenos Aires en agosto.

El dinero, según la acusación, estaba destinado a una de las candidaturas en las elecciones presidenciales argentinas que se celebraron el 28 de octubre. La presión de los agentes incluyó amenazas físicas a la familia de Antonini Wilson, según la fiscalía.

La acusación, realizada por el Buró Federal de Investigación (FBI), no revela ni el origen ni el nombre del destinatario. Sí afirma en cambio que la operación para encubrir ambos datos se originó en colaboración con la oficina del vicepresidente de Venezuela, Jorge Rodríguez, y la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), la policía política venezolana.

Según hizo público hoy el Departamento de Justicia estadounidense, los cuatro detenidos comparecieron ante un juez federal del estado de Florida acusados de actuar sin permiso en suelo estadounidense como agentes del gobierno venezolano.

http://www.eluniversal.com/2007/12/12/caval_ava_maduro-cataloga-dete_12A1259719.shtml