viernes, 14 de diciembre de 2007

Un abogado argentino, contratado por Maionica, aparece implicado en el “Valijagate”


El ex-Juez argentino Guillermo Ledesma, que había sido contratado por el bufete de Caracas del cual es socio Maionica, para asesorar a Antonini ante el proceso ante la justicia argentina es la otra persona que participó en la reunión donde se habría presionado a Antonini para que no revelara el destino de los fondos. Así lo informa este sábado la prensa argentina.

El ex juez Guillermo Ledesma, integrante del Tribunal que condenó a las Juntas Militares en 1985, es el argentino que participó en Miami (Estados Unidos) de una reunión en la que el venezolano Guido Antonini Wilson habría sido presionado por otras dos personas de su país para que no revelara el destino de una valija con dinero hallada en Aeroparque en agosto pasado.

Lo reconoció el propio Ledesma, a través de un e-mail enviado a varios medios y que el canal TN fue uno de los primeros en difundir. “Dado que en todos los actos de mi vida profesional, tanto como juez cuanto en mi calidad de abogado, he actuado a plena luz del día, me veo en la obligación, por respeto al derecho de informar que hace a la libertad de prensa, valor sustancial en un estado de derecho, a poner de manifiesto que el argentino presente en esa ocasión fui yo“, señala la carta.

En ese encuentro, Ledesma actuó como abogado de Antonini, contratado por abogados venezolanos. De acuerdo a una información oficial de la Justicia de los Estados Unidos, los otros participantes de la reunión fueron los venezolanos Franklin Durán y Moisés Maiónica, hoy presos. Son quienes, según el fiscal de este caso, Thomas Mulvill, le habrían exigido a Antonini —al punto de amenazar a sus hijos— que no dijera que los 800 mil dólares que transportó en una valija hasta Buenos Aires estaban destinados a la campaña presidencial de Cristina Kirchner, como finalmente habría confesado Durán en una conversación que estaría grabada.

Ledesma explica en su e-mail que quien lo contrató fue el estudio jurídico venezolano “Di Vénere-Maionica-Rossini-Jelambi-Balestrini & Ribeiro”, a los efectos de que analizara la situación penal de Antonini Wilson en Argentina y su pedido de extradición.

Acepté la proposición y viajé a Miami, a donde llegué el 26 de agosto. Ese día me reuní, en el hotel en que estaba hospedado con el doctor Maionica y un socio, cuyo nombre no recuerdo (…). Acordamos que al día siguiente me llamaría para reunirnos con éste y así fue. Me envió un automóvil que me condujo a un restaurante ubicado en una zona residencial de Ft. Lauderdale”, relata Ledesma.

Y continúa: “Allí me encontré con el doctor Maionica y nos sentamos a una mesa junto a una de las vidrieras que daba a la calle, en la que se hallaba una persona de alrededor de 30 años y, si mal no recuerdo, luego se nos unió otra”. Estos podrían ser Moisés Maionica, Durán o el uruguayo Rodolfo Wenseele Paciello, el tercer implicado.

“Al rato se hizo presente Antonini Wilson”, explica el ex camarista. Dice que le recomendó no eludir la acción de la Justicia argentina, debido a los montos relativamente bajos de una eventual condena. Esto le iba a permitir —según los cálculos— obtener una eximición de prisión.

“Recuerdo también —prosigue el e-mail— que se habló de la oportunidad de esa eventual presentación en función de la situación política del país y de otras circunstancias que carecen de relevancia. En honor a la verdad, debo decir que, al menos en mi presencia, no se habló del destino que tenían los fondos que fueron secuestrados”.

Según la versión del ex juez federal, “el primero en retirarse de la reunión —en la que hubo un aparte entre la persona joven a la que me referí y Antonini Wilson— fue este último”. Es decir, Antonini. “Eso fue todo”, concluye Ledesma.

Un agente especial del FBI, Michael Lasiewicki, también había dicho que el 27 de agosto —no el 26— se había producido esta reunión en Ft. Lauderdale.

El venezolano Maionica y el uruguayo Wanselee tendrán que presentarse este lunes ante la Justicia. En ese momento se determinará si se les concede o no una libertad bajo fianza. Esto le fue negado ya a otros dos venezolanos involucrados en el caso, Durán y Calos Kauffman. Un cuarto, el venezolano José Canchica Gómez, permanece prófugo.

Quién es Maionica

Consultor, abogado, auditor económico, banquero, relacionista público de la comunidad italiana en Venezuela, amigo de políticos encumbrados del gobierno de Hugo Chávez, proveedor del Estado… Pese a ese currículum oficial, Moisés Maionica Pajovic era milagrosamente un venezolano anónimo de 36 años hasta que anteayer el FBI anunció que lo había arrestado en Miami por el caso de la valija bolivariana con 800.000 dólares.

Según los investigadores norteamericanos, Maionica era el hombre colocado por el gobierno chavista para “limpiar” el escándalo que estalló cuando Guido Alejandro Antonini fue descubierto en Buenos Aires con el dinero sin declarar. Maionica le dijo a Antonini que le habían encomendado la misión la vicepresidencia y la central de inteligencia. Fue quien le ofreció ayuda económica de Pdvsa, siempre según el documento oficial.

De Carlos Kauffmann y Franklin Durán, los otros dos jóvenes magnates venezolanos detenidos por el caso, ya se sabía demasiado desde mucho antes de su caída. Todo lo contrario que Maionica, abogado especialista en derecho corporativo, hijo de un empresario de origen italiano que tiene trato con Chávez y que presidió la cámara de comercio venezolano - italiana del 2002 al 2006.

Antes de su infortunio, conducía la consultoría Di Vénere - Maionica - Rossini - Jelambi - Balestrini & Ribeiro, con sede en una torre del barrio caraqueño de Altamira. LA NACION llamó ayer a esas oficinas. “El señor no está”, dijo una secretaria. “No puedo decir nada; no me comprometa”, añadió, tras la segunda pregunta. Figura también en el directorio del Banco Universal y es socio de la Organización Nacional de Seguridad Marítima. En archivos del Tribunal Supremo de Venezuela, aparece como representante legal del ex-gobernador de Amazonas Bernabé Guitiérrez y de la cadena de supermercados Unicasa.

Fuentes de Caracas lo ligan al vicepresidente Jorge Rodríguez: una versión que circuló ayer en medios de prensa venezolanos dice que Maionica le proveyó las máquinas captahuellas para las elecciones de 2006.


Con información de Clarín y La Nación

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=10452