domingo, 9 de diciembre de 2007

“Lula esperaba la derrota de Hugo Chávez”


La presidencia de Brasil filtró a los medios la opinión de Lula sobre los resultados electorales en Venezuela. Lula habría afirmado, que él esperaba la derrota de Chávez, especialmente desde que se produjera la “rebelión de los estudiantes” Así lo dice hoy el Informe Otálvora que publica El Nuevo País.

Este es el Informe completo:

El concepto de guerra asimétrica, pregonado ampliamente por el gobierno venezolano, fue el que habitantes de una remota población boliviana utilizaron contra una aeronave militar de bandera venezolana. La nave, uno de los veteranos Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Venezolana, fue apedreada cuando realizaba una misión de transporte como parte de las acciones de apoyo de Hugo Chávez al gobierno de Bolivia. Oficialmente el avión llevó antenas a Bolivia. Además se ocupaba de mover a personal encargado de las operaciones de los helicópteros Super Puma venezolanos puestos a la orden de Evo Morales.

*****

Fuentes bolivianas aseguran que el Hércules partió de La Paz el jueves pasado, con combustible insuficiente para su travesía hasta Venezuela. Por ello se planeó una escala en la pequeña población de Riberalta, en el departamento de Beni, al norte de Bolivia. En Riberalta se produjo el apedreamiento de la nave por parte de pobladores que gritaban consignas en contra de la presencia venezolana en Bolivia. Las autoridades locales no pudieron brindar seguridad a los venezolanos quienes lograron decolar a salvo.

*****

El Hércules se reportó en emergencia por contar con poco combustible. Las autoridades aeronáuticas de Rio Branco, capital del estado brasileño de Acre, autorizaron el pose del avión militar, máxime tratándose de una aeronave de un país amigo. El caso fue rápidamente tomado por la Policía Federal, la cual procedió a revisar la carga y tomar cuenta de la tripulación y los pasajeros. El caso fue monitoreado desde Brasilia tanto por autoridades militares como de la Presidencia de la República. Inicialmente desde Rio Branco se informó que al avión transportaba material militar pesado con destino a Bolivia. Luego las autoridades brasileñas informaron que el avión no transportaba armas y su destino era Venezuela.

*****

El estado de malestar contra los venezolanos en esta zona de Bolivia es tal, que los llamados movimientos cívicos que hacen vida en el departamento de Beni y se oponen al gobierno de Morales, decidieron varias semanas atrás que “a partir de ahora, ningún avión de Venezuela va entrar sin que el pueblo, la prensa y sus autoridades lo conozca”. De hecho, el avión Hércules tras su apurada salida de Riberalta, no pudo descender en otras poblaciones bolivianas ya que los cívicos, actuando en coordinación, tomaron cuatro aeropuertos para impedir la llegada de los venezolanos.

La toma ocurrió incluso en la capital del departamento, Trinidad, donde el avión presidencial venezolano (el viejo Boeing 737) aterrizó en dos ocasiones en noviembre pasado, en el viaje de Chávez a Chile para participar en la Cumbre Iberoamericana. En aquella ocasión causó extrañeza que los venezolanos prefirieron aterrizar en Trinidad y no en el aeropuerto internacional de Viru-Viru de Santa Cruz, el cual cuenta con condiciones operativas superiores. Se alegó en aquella oportunidad que en Trinidad operan tropas venezolanas en tareas de ingeniería y Chávez habría querido reunirse con ellos. Otra razón habría sido que en octubre un avión venezolano aterrizó en Viru-Viru, justo el día que se producía un paro cívico en la capital santacruceña, generando fuertes protestas de los pobladores de Santa Cruz. Ese día fueron quemadas banderas venezolanas. Quizás los hechos de octubre movieron a que por razones de seguridad, el avión presidencial venezolano no hiciera reaprovisionamiento de combustible en Santa Cruz, temiendo una acción de protesta de los locales.

Con el incidente del Hércules, ya suman tres episodios en los cuales las comunidades de poblaciones bolivianas protestan contra la presencia de aeronaves venezolanas.

*****

La presidencia de Brasil filtró a los medios la opinión del presidente Lula da Silva sobre los resultados electorales en Venezuela. Lula habría afirmado en la reunión de coordinación política de los lunes, que él esperaba la derrota de Chávez, especialmente desde que se produjera la “rebelión de los estudiantes”. En el alto gobierno brasileño habría una renovada esperanza de que el revés electoral amaine los ímpetus de Chávez en su agresiva política internacional. Lula habría decidido tenderle una mano a Chávez, mostrarse como el amigo fiel en los momentos difíciles, y por ello se apresta a visitarlo.

*****

El jueves, Lula viajó a Belem do Pará. Aparte de inaugurar obras en este estado controlado por su partido, el PT, Lula pronunció un muy importante discurso ante los participantes del Encuentro de Gobernadores del Frente Norte del Mercosur. Lula anunció un conjunto de medidas para fortalecer la presencia de Brasil en el continente. La decisión de Lula estaría soportada en dos criterios. El primero es que Brasil debe actuar regionalmente, aun siendo tildado de país “imperialista”. El segundo criterio es que Lula no se enfrentará a Chávez, y por el contrario, intentará hacerse socio del venezolano en programas de cooperación en terceros países. Pareciera que la cancillería brasileña y Lula personalmente optaron por un camino intermedio, a efectos de compensar el protagonismo de Chávez a nivel continental (como lo reclama la élite brasileña) pero sin generar una ruptura en lo que aún Lula considera como una alianza de fuerzas progresistas en el continente. Una de las propuestas de Lula es que Brasil, Argentina y Venezuela financien la construcción de una hidroeléctrica en Nicaragua.

*****

Según Lula los mandatarios regionales, incluyendo a Chávez, no se leen previamente los materiales que deben ser analizados en las reuniones cumbres presidenciales. Lula se mostró conocedor de las situaciones internas de los países del vecindario, afirmando que a Evo Morales le quedan tres años de mandato y cuatro a Rafael Correa. “No se cuanto tiempo le queda a Chávez” aseguró el brasileño.

*****

Las palabras de Lula fueron antecedidas de un anuncio hecho por su asesor de política internacional, Marco Aurelio García. Durante un foro realizado en Río de Janeiro con asistencia de diplomáticos extranjeros, García aseguró que Lula propondrá a su colegas suramericanos, la creación de una “Junta de Defensa” regional, con especial atención en la protección armada de la Amazonía y del litoral. La propuesta sería presentada por Lula en la próxima reunión de la Unión Suramericana de Naciones, prevista para enero en Cartagena, Colombia. Se trata de un tema en el cual Chávez ha estado insistiendo desde el año 1999 y en el cual Brasil se ha mostrado renuente. Ahora, de acuerdo con García, Lula estaría dispuesto a asumir la iniciativa de un pacto militar regional.

El Informe Otálvora.
Edgar C. Otálvora
El Nuevo País

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=10340