domingo, 9 de diciembre de 2007

"Margen del resultado fue negociado entre Chavez y la oposición"


Si algo ha ganado Hugo Chávez en nueve años es simpatía en el pueblo y desconfianza. Sólo confía en Fidel Castro y eso se evidenció la noche del 2-D.

Al salir de la reunión con el Alto Mando Militar, el Presidente se fue a una habitación en Fuerte Tiuna y allí habló con su mentor político. La anécdota es revelada por Pablo Medina, quien estuvo en contacto con oficiales que presenciaron la entrada del mandatario a la instalación castrense a las 7:15 pm y su retorno a Miraflores. "Castro le aconsejó que ganara tiempo. No es casual que escribiera un artículo que hablaba de un magnicidio, cuestión que es falso porque quienes han investigado esa tesis, como Danilo Anderson, han muerto. Lo responsabilizo por la guerra civil que pueda desatarse por sus decisiones".

En las instalaciones militares ocurrió otro hecho, según el dirigente: "Chávez no sufrió una derrota electoral, sino una derrota político-militar.

La primera originada por los estudiantes que, al ser voceros nuevos y creíbles, convencieron a una parte de la población de que votara.

Después se replegaron los partidos políticos. La segunda, fue resultado de la actitud de un grupo de altos oficiales.
Si Chávez hubiese insistido en no reconocer la derrota, la Fuerza Armada y el pueblo lo iban a obligar a renunciar a la Presidencia. Él lo sabía, por eso no corrió riesgos y admitió su debacle. En la FAN hay hombres demócratas que no se calan el socialismo".[/u]

Sin embargo, Medina señaló que el mandatario consiguió negociar los márgenes de los resultados. Al principio, la diferencia a favor del No sería, supuestamente, 8%, pero al final cerró en 1,5%: "Chávez tenía todas las actas y sabía que estaba perdido. El No sacó, realmente, 4.700.000 votos, y el Sí, 3.500.000. El CNE, que actuó como vasallo del Gobierno, se prestó a esta maniobra y mantuvo en vilo al país por más de 8 horas. Cometieron una violación de derechos humanos; jugaron con la vida de los venezolanos sólo por esperar una orden presidencial y eso debe ser sancionado política y judicialmente".

Encuesta.

El constituyente de 1999 confirmó la información publicada en El Nacional, titulada "Un Chávez iracundo se negaba a admitir la derrota", al señalar que la DIM entregó tres informes al jefe del Estado: "Datos y Datanálisis le hicieron el juego al Gobierno cuando dijeron que Chávez ganaba con 10%, a pesar de que era mentira. Eso hizo que a la 6:00 pm, la dirigencia de la oposición creyera que perdió.

Entonces llamé a un canal en Miami y a Radio Caracol y denuncié que el Gobierno no reconocería los resultados y que estábamos dispuestos a convocar una huelga general".


"A la 6:30 pm, el general (Raúl Isaías) Baduel va al CNE y les advierte que no permitirán que se vulnere la voluntad. Él cuenta con seguidores en la FAN, así que hay que reconocer su papel.

¿Cuál es el talante democrático de Chávez? Él estaba dispuesto a que el país se bañara en sangre sólo para imponer su modelo político. Contaba con 300 motorizados que estaban armados".

Por HERNÁN LUGO-GALICIA
hlugo@el-nacional.com
El Nacional
.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo, lo que dice es grave.¿tiene certeza de ello?. Si la tiene saque las pruebas y hagamos una campaña internacional, si no la tiene... mejor no abra la boca para satisfacer sus propias ideas.

Katya dijo...

Las pruebas hay que pedirselas a Pablo Medina...