lunes, 17 de diciembre de 2007

Bolivia: seis regiones organizaron referendos para gobiernos autónomos


Cuatro departamentos que se declararon autónomos más otros dos que quieren avanzar en esa dirección empiezan a recolectar firmas para convocar referendos que legalicen esa aspiración, un paso más en una dura disputa con el presidente Evo Morales, que impulsa su Constitución con apoyo de las otras tres regiones.

Los ricos departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando aprobaron el sábado sus estatutos de gobiernos autónomos y se hallan en campaña para validar en referendo esta aspiración, que el gobierno central considera ilegal y separatista.

Las leyes bolivianas exigen un mínimo del 8% de las firmas de los ciudadanos inscritos localmente en el registro electoral para convocar a referendos.

Estos cuatro departamentos cuentan con el apoyo de otros dos: Cochabamba y Chuquisaca, que también pretenden avanzar hacia estatutos autonómicos y en contra de un proyecto de Constitución recientemente aprobado por el oficialismo, que debe también debe ser aprobado por referendo.

El prefecto opositor de Cochabamba (centro), Manfred Reyes Villa, anunció una campaña de recolección de firmas para efectuar una consulta popular y acotó que "le explicaremos a la gente el por qué se quiere autonomía departamental".

El líder civil de Sucre, capital de la región de Chuquisaca, Jhon Cava, informó que se han habilitado puntos para buscar adhesiones ciudadanas "porque queremos ir a las autonomías y ya no queremos depender del centralismo" de La Paz.

Los departamentos opositores y el gobierno llevan enfrentados prácticamente desde que Morales, un indígena aymara, llegó al poder en enero de 2006 con un proyecto político nacionalizador y de redistribución de riquezas que genera resistencias en las regiones más ricas del país.

En noviembre pasado la disputa se hizo más agria tras aprobarse una ley del Ejecutivo para reducir los presupuestos de las regiones para financiar un bono anual para los ancianos.

La aprobación de la Carta Magna en la Asamblea Constituyente hace una semana -sin consenso con la oposición y en condiciones irregulares- fue el detonante último para que los departamentos rebeldes decidieran desconocer el foro y aprobar sus estatutos autonómicos que tienen el carácter de constituciones locales.

Casi como un símbolo de la división del país, el sábado pasado Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija declaraban sus autonomías en actos públicos, mientras que en La Paz Morales presentaba en una concentración popular su Constitución.

Aunque no hubo choques físicos, la división política e ideológica quedó planteada y se traduce en un horizonte a corto plazo confuso en que se suman referendos e incluso la posibilidad de que haya una elección presidencial en 2008.

Por lo pronto, los ánimos caldeados parecen ceder ante la proximidad de la Navidad, mientras que el presidente Morales convocó a las nueve prefecturas a dialogar el miércoles en La Paz, tras gestiones de acercamiento realizadas por embajadores de la Unión Europea, según informó a la AFP el secretario general de la Prefectura de Cochabamba, Erick Fajardo.

"Estamos dispuestos a acudir al diálogo, siempre que haya la apertura en el gobierno para revisar medidas que nos han enfrentado, como la reducción de nuestros presupuestos y la aprobación de la nueva Constitución sin consenso", acotó el funcionario regional.

Este diálogo entre presidente y los prefectos se efectuaría con la presencia de los embajadores europeos y probablemente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que oficiarían de veedores.

http://www.globovision.com/news.php?nid=74051