martes, 18 de diciembre de 2007

Venezuela habría enviado más dinero a la campaña de Cristina Fernández

De izquierda a derecha, David Cardona, Ed Stamm Thomas Mulvihill y Curtis Miner, todos miembros del equipo de fiscales en el caso de la valija, durante una conferencia de prensa.


El gobierno de Venezuela habría hecho, no sólo uno, sino varios envíos de dinero a la campaña presidencial de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, según se desprende de una revisión de la declaración de un fiscal federal adjunto que lleva el caso en Miami contra cinco individuos acusados de actuar como agentes de un gobierno extranjero para intentar encubrir la operación.

En una conversación con Guido Alejandro Antonini Wilson, el empresario venezolano estadounidense a quien le fue confiscada en Argentina una valija con $800,000, dos de los acusados dijeron que "se suministraron fondos adicionales a esa campaña y que tanto el gobierno de Venezuela como el de Argentina estaban interesados en él [Antonini]'', aseguró el fiscal Tom Mulvihill.

De acuerdo con la versión de Mulvihill, los enviados del gobierno del presidente Hugo Chávez básicamente acordaron "que seguirían manteniendo en forma discreta el papel de Venezuela en esos fondos''.

Previamente el fiscal había asegurado que los supuestos agentes extranjeros habían dicho que el dinero confiscado a Antonini "estaba destinado a la campaña presidencial de la eventual ganadora de las elecciones argentinas, Cristina de Kirchner''.

Las declaraciones sobre el origen y el destino de los fondos fueron atribuidas por el fiscal a los empresarios venezolanos Franklin Durán y Carlos Kauffmann, que visitaron a Antonini para tratar de comprar su silencio en nombre del gobierno de Venezuela, según la denuncia criminal.

Ambos fueron arrestados la semana pasada y acusados de actuar como agentes de un gobierno extranjero sin autorización de Estados Unidos.

Las autoridades de Argentina confiscaron unos $800,000 a Antonini a su arribo a un aeropuerto de Buenos Aires el pasado 4 de agosto, en un vuelo privado procedente de Caracas.

Tras su regreso a Estados Unidos, Antonini recibió la visita de Durán y Kauffmann quienes le informaron que la fuente del dinero era el gobierno de Venezuela y el destino la campaña de Fernández, afirmó el fiscal.

"Hubo numerosas reuniones... en las que se habló por qué era necesario mantener esto en secreto'', dijo Mulvihill.

La denuncia criminal afirma que Durán supuestamente le advirtió a Antonini que si se revelaba la fuente de los fondos, "podría resultar en la derrota del pretendido recipiente''.

Antonini, quien está requerido en extradición por las autoridades argentinas, empezó a cooperar con el FBI después del fiasco en Bueno Aires, aunque la fiscalía no ha revelado la fecha exacta.

Su abogada, la ex fiscal federal Theresa Van Vliet, agregó el lunes otra pizca de intriga a la supuesta conspiración.

"El [Antonini] no sólo no sabía que el dinero iba en el avión, sino que el dinero, de hecho no era suyo'', dijo Van Vliet a The Miami Herald.

Las dos intervenciones que el fiscal de Miami ha tenido en la última semana en la corte federal de Miami han desatado una agria disputa diplomática entre los gobiernos de Estados Unidos y Argentina.

El canciller argentino, Jorge Taiana, le comunicó anoche al embajador de Estados Unidos en Argentina, Earl Anthony Wayne, el "malestar'' del gobierno argentino, de acuerdo con la agencia oficial de noticias Télam.

Durante la reunión se advertía un clima tenso en el encuentro y funcionarios de la cancillería pidieron a los reporteros gráficos que no solicitaran a Taiana y Wayne que posaran saludándose, ‘‘porque no habrá saludo'', reportó la agencia AP.

Wayne se retiró de la cancillería sin formular declaraciones, luego de un encuentro de 50 minutos.

El diario La Nación, entretanto, informó que la jueza María Marta Novatti, que en septiembre había pedido a Estados Unidos la extradición de Antonini por el delito de contrabando, amplió el requerimiento para incluir el delito de "lavado de dinero''. La jueza ya envió el correspondiente exhorto a la cancillería para que lo traduzca y lo procese, informó Télam.

En la capital uruguaya, donde participó de la cumbre del Mercosur, la presidenta Fernández se refirió ayer de nuevo a la investigación del tribunal de Miami y reiteró que se trataba de ‘‘operaciones sucias'' destinadas a combatir las posiciones de la política exterior de su gobierno.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, en su discurso durante el cierre de la cumbre, negó que los detenidos en Miami por el caso sean agentes de su gobierno, como asegura el fiscal estadounidense y acusó al FBI y la CIA de montar una campaña que es "un basural''.

En Buenos Aires, el ex presidente Néstor Kirchner, esposo de la actual mandataria, salió al cruce sobre el tema al afirmar que las relaciones de Argentina con Estados Unidos "no son buenas y la Argentina no es una colonia''.

Kirchner habló en sus primeras declaraciones públicas desde que transfirió la Presidencia a su esposa el 10 de diciembre, durante un agasajo que le tributó personal de la empresa estatal AYSA.

"Yo le digo al embajador (Wayne) que lo que están haciendo es una vergüenza, así las relaciones no son buenas, señor embajador'', afirmó.

Contribuyeron con esta nota el periodista de The Miami Herald Jay Weaver y servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

El Nuevo Herald

http://www.elnuevoherald.com/167/story/132808.html