sábado, 1 de diciembre de 2007

Ex ministro Baduel asegura que se alejó de Chávez por su sed de poder




Washington.- El ex ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel, dijo hoy que la mala gestión económica del presidente Hugo Chávez, su sed de poder y su incapacidad para resolver los problemas sociales del país lo alejaron de él.

El ex aliado de Chávez, considerado ahora un "traidor" por el jefe de Estado, traza hoy un pesimista retrato sobre la situación de Venezuela en un artículo de opinión en el diario The New York Times titulado "Por qué me alejé de Chávez".

Baduel señaló que la reforma constitucional que se someterá mañana a votación en Venezuela es "un intento de establecer un estado socialista" en el país, reseñó EFE.

Pidió a sus compatriotas que voten NO en el referendo de mañana porque el que Chávez acumule más poder no permitirá que todos los venezolanos tengan una verdadera voz en la sociedad.

El militar retirado destacó que un estado socialista es contrario a las ideas del libertador Simón Bolívar y a una visión cristiana de la sociedad al garantizar al Estado un poder absoluto sobre las personas que gobierna.

Baduel afirmó que Chávez no ha solucionado en sus ocho años en el poder problemas como los de la inflación, la seguridad ciudadana, la ausencia de bienes básicos, la escasez de vivienda y las deficiencias en los sectores educativo y sanitario.

Culpó a "todos" los venezolanos de la decadencia institucional que vive el país.

"La élite nunca entendió -y sigue sin entender- que necesitan incluir, en todos los sentidos, a los millones que se han mantenido alejados del proceso de toma de decisiones debido a su pobreza", afirmó el ex ministro.

"Al mismo tiempo el Presidente Chávez llevó a los pobres a creer que finalmente están siendo incluidos en un modelo gubernamental que reducirá la pobreza y la desigualdad. En realidad, lo contrario es cierto", añadió Baduel.

Apuntó, en ese sentido, que el auge económico de los últimos años, impulsado por los altos precios petrolíferos, llevó a los partidos a conceder favores y subsidios y a enseñar a la gente más sobre sus derechos que sus obligaciones.

"Establecieron el mito de que Venezuela es un país rico y que el único deber del Gobierno es repartir la riqueza de forma igualitaria", insistió el ex titular de la Defensa.

Presagió que el neopopulismo de Chávez tocará fin cuando el país sufra lo que los economistas llaman un "impacto externo".

Indicó que la situación macroeconómica de Venezuela es vulnerable debido a factores como el "exorbitante" gasto público, los elevados aranceles sobre la importación y los "ridículamente" bajos precios del combustible a nivel interno.

Según Baduel, todo indica que la economía puede sufrir un brusco parón incluso sin que caigan mucho los precios del crudo.

"Cuando eso ocurra se acabará el populismo que practica el Gobierno y que ha intentado exportar a los países vecinos", afirmó.

Más de 16 millones de venezolanos han sido convocados mañana a las urnas para que decidan la suerte de la reforma a 69 de los 350 artículos de la Constitución de 1999 que, según Chávez, acelerará la instauración de lo que llama "socialismo venezolano del siglo XXI".

La reforma, en sus puntos más polémicos, incluye la reelección presidencial indefinida, varios tipos de propiedad, como la comunal, además de la privada, un nuevo ordenamiento territorial, y la posibilidad de que el Estado restrinja la información y el debido proceso durante los estados de excepción, entre otros asuntos.

http://www.eluniversal.com/2007/12/01/refco_ava_ex-ministro-baduel-a_01A1235117.shtml