viernes, 14 de diciembre de 2007

Colombia envía protesta a Nicaragua porque Ortega llamó "hermanos" a las FARC


Bogotá, 14 dic (EFE).- El Gobierno colombiano envió hoy una nota de "enérgica protesta" al de Nicaragua en la que le pidió "no intervenir" en asuntos internos de su país, luego de que el presidente de ese país, Daniel Ortega, llamara "hermanos" a los jefes de las FARC.

La cancillería colombiana indicó a Efe que la protesta fue enviada por el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Araújo, a su homólogo nicaragüense, Samuel Santos López, en respuesta a unas declaraciones realizadas por Ortega la semana pasada.

El mandatario de Nicaragua se refirió a los "hermanos" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al hablar de las 45 personas que esa guerrilla tiene secuestradas, y llamó "querido hermano" a su fundador y jefe, conocido como "Manuel Marulanda" o "Tirofijo".

"El Gobierno de Colombia expresa su más enérgica protesta por las declaraciones del señor presidente Daniel Ortega, relacionadas con asuntos internos que son de exclusiva competencia de la República de Colombia", señaló Araújo en la nota de protesta.

El jefe de la diplomacia pidió explicaciones al Gobierno de Nicaragua, así como "no intervenir" en los asuntos internos de su país.

Además, rechazó las expresiones de Ortega, "al referirse en términos desobligantes frente a los procesos que son del fuero interno del Gobierno colombiano y emplear un lenguaje familiar para referirse al principal líder de la organización narcoterrorista de las FARC y a sus seguidores, sin consideración con las miles de víctimas de sus delitos atroces".

"Quiero hacerle un llamado a nuestro querido hermano el comandante Manuel Marulanda (...) en nombre de los revolucionarios latinoamericanos..." para que libere a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada en el 2002, dijo el gobernante nicaragüense el 7 de diciembre pasado.

Ortega también criticó esta semana al Gobierno de Colombia por haber cancelado la mediación que realizaba el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, en busca de un acuerdo con las FARC que permitiera canjear 45 rehenes de esa guerrilla por medio millar de presos rebeldes.

El presidente de Nicaragua advirtió este jueves que existe el "riesgo de que asesinen a Ingrid", también de nacionalidad francesa, y pidió que "no la vayan a asesinar, para culpar a las guerrilla, porque a esos extremos llegan allá en el conflicto colombiano".

Colombia, dijo, es "el único país que ha quedado en guerra en América Latina".

Araújo señaló hoy que "agradece todo tipo de solidaridad y apoyo frente a la lucha que el pueblo de Colombia libra contra el flagelo del terrorismo".

Sin embargo, subrayó que "está obligado a repudiar frases de hermanamiento con terroristas, mas cuando ellas provienen del jefe de Estado de una nación democrática que tanto ha sufrido en su pasado por causa de la violencia", en alusión a Nicaragua.

El canciller también recordó a Ortega "la obligación de todos los Estados (...) de no intervenir en los asuntos de otro Estado, mediante acciones que no se corresponden con el espíritu de entendimiento que anima a las naciones latinoamericanas".

Por lo anterior, señaló que Colombia espera "la clarificación de estas expresiones, a fin de evitar que este tipo de actuaciones afecten negativamente las relaciones" bilaterales.

La protesta del canciller de Colombia se produjo un día después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, se pronunciara sobre una demanda presentada por Nicaragua, que reclamaba el archipiélago caribeño de San Andrés y Providencia, uno de los 32 departamentos colombianos.

La CIJ reconoció que el archipiélago, situado 1.700 kilómetros al noroeste de Bogotá, es territorio colombiano, si bien dictaminó que el paralelo 82, que se utiliza como frontera marítima bilateral, debe replantearse por medio de negociaciones.

http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/lat/7358660.html