jueves, 6 de diciembre de 2007

Apedreado avión venezolano en Bolivia


Centenares de pobladores de la ciudad oriental de Riberalta apedrearon el jueves un avión militar venezolano y obligaron a su rápido despegue ante intentos de bloquear la pista de aterrizaje del aeropuerto local, luego de la huida de la policía militar que había protegido la nave, informaron despachos de prensa de la región.


El subprefecto de la región, Agustín Vargas, declaró a radio Erbol que los manifestantes se volcaron sobre el aeropuerto cuando se enteraron que llegaba el avión, al parecer un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Venezuela, ante la sospecha de que llevaba armas a la población, 650 kilómetros al noreste de La Paz.


La emisora informó que el avión iba a reabastecerse de combustible a esa ciudad, pero que logró despegar en una rápida maniobra.


``No vamos a permitir nunca más que venga un avión venezolano aquí'', dijo Vargas a la emisora.

-------------------------


Militares bolivianos salvan a banquero venezolano de una turba de cívicos en Riberalta

Jueves 06 de diciembre de 2007
Radio ERBOL


Riberalta, 6 Dic (Erbol).- El gerente del Banco de Desarrollo de Venezuela, Luis Ferrel, fue evacuado por militares bolivianos de un recinto policial en la ciudad de Riberalta para resguardar su seguridad después de que fuera detenido por gente vinculada al Comité Cívico de la región.

El funcionario venezolano había llegado al paí, con 162.000 dólares en su poder, de acuerdo al despacho de radio San Miguel, para firmar ante un notario de fe pública la protocolización de un contrato de préstamo por 872 mil dólares.

Ferrel fue confundido con la tripulación del avión Hércules que aterrizó la mañana de este jueves en el aeropuerto de Riberalta presuntamente para abastecerse de combustible y que luego fue atacado por una turba de aproximadamente 200 personas que responden a la dirigencia cívica.

El gerente del Banco de Desarrollo fue interceptado a las 14.00 horas por un grupo de moto taxistas quienes al percatarse de que se trata de un súbdito venezolano lo detuvieron y luego lo trasladaron hasta las dependencia de la policía provincial, donde fue interrogado por el comandando de esa unidad, Miguel Angel Villarroel.

Anoticiados de que se encontraba en el recinto policial el banquero venezolano, la dirigencia cívica junto a una turba se trasladaron hasta el lugar para interrogar al súbdito venezolano para conocer las razones de su visita a Bolivia y por qué tenía en su poder tanto dinero y cuál era el destino del mismo, según el relato de los periodistas de radio San Miguel.

Para resguardar su seguridad, Luis Ferrel fue evacuado por militares bolivianos, acantonados en la zona, con destino desconocido antes de que la turba llegara hasta las instalaciones de la policía provincial.

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=306539