martes, 8 de abril de 2008

Nazifascismo y neocomunismo


Mussolini y Hitler cuando se hicieron democráticamente con el poder lo utilizaron para liquidar material e inmaterialmente a la oposición y a los sectores críticos.


Lo que hicieron los barbudos marxista-leninistas a las ordenes de los sanguinario hermanos Castro y Guevara fue liquidar a todos los que se opusieron a su totalitarismo comunista y, después de arruinar, de degradar a Cuba material y moralmente, llevan 50 años en el poder merced a su implacable, terrorífica y brutal represión.

Los marxistas-leninistas nacionalistas y no nacionalistas, internacionalistas, etc. y sus socios, aliados, compañeros de viaje, etc., anteriormente y de acuerdo con su ideología, trataban de sabotear, de liquidar la democracia a la que condenaban como formal, como representación de la derecha, de la burguesía opresora, del imperialismo, etc.

En la actualidad, en el siglo XXI, los marxistas-leninistas nacionalistas y no nacionalistas, internacionalistas, los neocomunistas, sus socios, aliados y los que les hacen el juego (todo vale por el poder, el fin justifica cualquier tipo de medios) se valen de la democracia (que condenaban como formal) para legitimarse y juegan sucio, juegan con dos barajas según ganen o pierdan las elecciones.

Para ello, y dentro de lo que llaman la nueva democracia participativa y deliberativa impulsada por diversas instancias, medios, fuerzas, circuitos, redes movimientos sociales, foros, etc. locales, nacionales e internacionales que controlan, ponen en marcha procesos violentos, anticlericales y guerracivilistas, procesos agitadores, manipuladores, contaminadores, intoxicadores, desinformadores para deslegitimar, desestabilizar, ningunear, aislar, marginar, ningunear y liquidar a sus principales competidores y críticos, a los que tachan de representantes del imperialismo, de la ultraderecha, de la derechona, de la burguesía opresora, de crispadores, de culpables de todos los males habidos y por haber y contra los que vale, incluso, lo peor de lo peor.

Es decir, cuando ganan las elecciones, como vienen sucediendo con los neocomunistas Chávez, Morales, Correa etc. (pero están teniendo que hacer frente a una resistencia y movilización política, social y ciudadana mucho más fuerte de lo que esperaban) utilizan los medios que les facilita el poder para, con el apoyo de la nueva internacional neocomunista, antioccidental, antiglobalización, etc., intentar liquidar a la oposición (incluso físicamente) o para neutralizarla, domesticarla (como sucedió, por ejemplo, con la dictadura perfecta del PRI durante 70 años; como viene sucediendo con el peronismo durante mas de 50 años), a los agentes, medios, grupos y sectores críticos.

Con posterioridad a los comunistas, a los marxista-leninistas, los fascistas, los nazis, que decían oponerse al comunismo (pero ¡ojo! nazis y comunistas llegaron a sellar en Moscú el 23 de agosto 1939, un mes después de que acabase la guerra civil española y donde se habían enfrentado, el pacto germano-soviético firmado por Ribbentrop y Molotov-Martillo, los ministros de Exteriores de Hitler y Stalin-Acero, y mediante el cual se repartieron parte de Europa) y al liberalismo, se comportaron de forma muy violenta, terrorista, saboteadora, totalitaria con sus oponentes y críticos dentro y fuera de la Universidad, en todo tiempo y lugar, y liquidaron la democracia que tacharon de liberaloide, de representación de la partitocracia, de la conspiración judeomasónica, etc.

Mussolini y Hitler cuando se hicieron democráticamente con el poder lo utilizaron para liquidar material e inmaterialmente, para acabar física, judicial, policial, militar, paramilitar, administrativa, simbólica, mediática, moral, educativa, universitaria, cultural, intelectual, ciudadana y socialmente con la oposición, con los agentes, grupos y sectores críticos.

La tiranía comunista totalitaria de Fidel Castro (seguidor no sólo del marxismo-leninismo sino también de Mussolini, Hitler ­La historia me absolvera- etc.), de los hermanos Castro (Fidel y Raúl) y Ernesto Guevara llegaron al poder (después de ser amnistiado Fidel Castro por su intento de golpe de Estado en el cuartel Moncada) por las armas con el apoyo de los Estados Unidos prometiendo, dentro y fuera (ONU, etc.) de Cuba que nunca impondrían un régimen comunista y que rápidamente convocarían elecciones democráticas. Lo que hicieron los barbudos marxista-leninistas a las ordenes de los sanguinario hermanos Castro y Guevara fue liquidar a todos los que se opusieron a su totalitarismo comunista y, después de arruinar, de degradar a Cuba material y moralmente, llevan 50 años en el poder merced a su implacable, terrorífica y brutal represión.

En España, PRISOE & Socios & Lobbies & Piquetes bajo los gobiernos de ZP pero también bajo los gobiernos autonómicos de Maragall y Montilla en Cataluña (con el apoyo de Esquerra Republicana y de Izquierda Unida-Los Verdes), de Chaves en Andalucía (con el apoyo de IU-PCE, etc.), de Ibarreche y el PNV en el País vasco (con el apoyo de IU-PCE, de Eusko Alkartasuna, de la ilegal banda terrorista ETA-Batasuna pero también con el PRISOE del País Vasco que pacto con ellos de ahí que el PNV, IU, EA, etc. le dieran sus votos al PRISOE en el parlamento español), etc., y en línea con lo que viene haciendo el neocomunista Chávez y su régimen, han tratado por todos los medios de deslegitimar, desestabilizar, desprestigiar, aislar, marginar y liquidar a la oposición política del PP (que representa a 10 millones de españoles) pero también a los agentes, grupos, fuerzas (Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía; Unión, Progreso y Democracia de Rosa Díez, etc.) medios y sectores críticos con su política, que no se pliegan a la misma (Asociación de Víctimas del Terrorismo, Foro de Ermua y otras asociaciones que representan a las víctimas del terrorismo; medios de comunicación críticos y conductores, profesionales y colaboradores críticos; sectores de la iglesia española que en pura lógica con la defensa de su doctrina no podían ni pueden admitir medidas de PRISOE & Socios & Lobbies & Piquetes claramente contrarias a la doctrina de la iglesia católica española: matrimonio homosexual; eutanasia; aborto; política en materia de embriones; política educativa, cultural, informativa, de gestos ­en algunos casos y de forma reiterada claramente provocativos, blasfemos-, etc. claramente contraria a la religión católica, a la iglesia católica y a su doctrina; política continua en múltiples frentes contra la familia católica; política sistemática de desprestigio, de insultos contra cardenales como Rouco ­y su sobrino nombrado obispo auxiliar-, García Gasco, Cañizares, etc.).


Por Miguel Cancio
Diario de América

http://www.diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=3702